Les Avant-Premières 2019: el cine francés aterriza en Buenos Aires

por Laura Gómez

Hoy arranca la 11º edición de Les Avant-Premières, que tendrá lugar hasta el 3 de abril en Cinemark Palermo. El menú es diverso y —ya puede presumirse— exquisito. Habrá cine de autor arriesgado, comedias livianas, complejos dramas políticos, películas para toda la familia, cine masivo o de nicho. Una gran oportunidad para encontrarse con una buena muestra del panorama cinematográfico francés. El realizador Stéphane Brizé estará presente en la función de “La guerra silenciosa” hoy a las 20 hs. (Berutti 3399).


En esta nueva edición de Les Avant-Premières hay grandes nombres y tentadoras propuestas: Stéphane Brizé (quien visitará nuestro país por estos días) dirige a Vincent Lindon en “La guerra silenciosa”, un drama con resonancias políticas y una huelga de trabajadores franceses en el centro de la acción; el director Olivier Assayas y Juliette Binoche (su actriz fetiche) indagan los cambios digitales dentro del mundo literario, atravesados por una crisis de la mediana edad en “Dobles vidas”.

Vincent Cassel encarna a un prófugo del imperio napoleónico en el film histórico de Jean-François Richet, “El emperador de París”; Mélanie Laurent protagoniza “Mi mascota es un león”, una aventura familiar dirigida por Gilles de Maistre; la dupla conformada por Catherine Deneuve y Chiara Mastroianni lidera “La última locura de Claire Darling” en la que recrean ficcionalmente el vínculo madre-hija que las une en la vida real. La oferta es mucho más amplia pero estos son algunos de los platos fuertes.



La Primera Piedra asistió a la presentación de prensa donde se proyectó “La guerra silenciosa”, una obra en la que Stéphane Brizé expone las tensiones dentro del mundo laboral francés con una mirada crítica sobre las relaciones de poder que se tejen en esa tríada conformada por patronales, Estado y sindicatos. La fábrica Perrin (perteneciente al grupo alemán Schäfer) acordó con sus empleados un importante recorte salarial a cambio de la protección de sus puestos de trabajo durante cinco años, para mantener la compañía en funcionamiento en el marco de la crisis europea. A pesar de que esos cambios supusieron para la empresa notables ganancias, el directorio ha decidido romper el pacto y cerrar sus puertas debido a presuntos “problemas de competitividad”, dejando a 1.100 trabajadores en la calle, sin su única fuente de ingresos.

Vincent Lindon interpreta aquí a Laurent Amédéo, un líder gremial apasionado con la causa y dispuesto a todo para salvar los puestos de trabajo de sus compañeros. Brizé mixtura en justas medidas el drama tenso y el tono tragicómico repleto de sarcasmo. Las escenas de choque entre huelguistas y fuerzas represivas llegan a niveles de tensión insospechados, produciendo la incomodidad que una película de estas características debe generar en los espectadores. Esa tensión tiene como contrapunto el clima solemne y políticamente correcto de las reuniones a puertas cerradas entre las partes, donde economistas de traje y corbata explican con parsimonia y perfecta articulación los problemas de competitividad en el mercado, mientras los representantes sindicales contienen sus instintos.

La sólida actuación de Lindon es lo que motoriza el relato, y Brizé logra momentos verdaderamente interesantes que incitan a repensar las relaciones de los trabajadores con sus patronales y con el Estado, siempre atravesadas por los resortes del poder. La función de hoy a las 20 hs. contará con la presencia del director en las salas de Cinemark Palermo (Berutti 3399).

Encontrá toda la programación en cine-frances.com


 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR