Targlok, de Nicole Popper: si tuviéramos que aprender todo de nuevo

por Gustavo Yuste

Con una propuesta efectiva y delicada, la obra de teatro Targlok propone una corrimiento de los lugares comunes que reproducimos sin darnos cuenta de manera cotidiana. Con una actuación encantadora -en el sentido de encantamiento- de Joana Suero y  Lautaro Noriega, la obra dirigida por Nicole Popper nos introduce en una pregunta tan profunda como necesaria: ¿qué sucedería si todo lo que conocimos hasta ahora necesitara ser aprendido de vuelta? ¿Preparamos los manuales de instrucciones correctos para esa situación extrema?



Una extraña catástrofe ocurrió en el Planeta Tierra. Como en la mayoría de los casos, nunca terminamos de comprenderla ni conocerla del todo. En ese escenario distópico, dos jóvenes llamados Varívloke y Glekzer deben aprender desde cero y continuar con las costumbres humanas: festejar los cumpleaños, darse un beso, llorar. Ese arduo entrenamiento diario llevado a cabo en un refugio hermético solo puede ser interrumpido cuando estén las condiciones diarias para volver a salir al exterior. Ahora bien, ¿qué pasa cuando ese momento nunca llega?

La obra Targlok de Nicole Popper es una pieza tan sutil como amenazante, entretenida como conmovedora, cotidiana como desafiante. Los dos protagonistas tienen una inocencia que es capaz de desnudar las miserias más profundas del ser humano, a la vez que sirven de espejos para los ojos del espectador. Una pregunta flota en el aire a los pocos minutos de empezada la obra: ¿así de ridículos nos vemos todos los días? La respuesta, claro, es sí. Sin embargo, hay otra segunda interrogación: ¿esa ternura que se ve en el escenario es propia del humano? La respuesta, por ahora, también es sí.

La obra Targlok de Nicole Popper es una pieza tan sutil como amenazante, entretenida como conmovedora, cotidiana como desafiante

Las actuaciones de Joana Suero (Varívloke ) y  Lautaro Noriega (Glekzer), únicos dos personajes en escena de la obra, producen una suerte de encanto en el espectador, los cuales logran sentir empatía por ambos al mismo tiempo. Después de todo, es en esa relación donde se pueden encontrar las contradicciones que nos constituyen como seres vivos en este planeta. El encierro en el que se encuentran los dos jóvenes sobrevivientes se amplía y reduce como un pecho cuando respira, a la vez que se empieza a generar el terreno fértil para los grandes sentimientos: el amor, el odio, la anarquía y la tristeza.


📢 ¿Querés apoyar el periodismo independiente? Te invitamos a formar parte de #TribuLPP y acceder a descuentos y beneficios exclusivos ➡ Hacete socix acá


Targlok, de Nicole Popper

Foto: Gentileza Prensa



La puesta en escena resulta convincente, ya que en una compleja mezcla de efectividad y simpleza, el clima propuesto se puede sentir inmediatamente. Los actores en escena aprovechan el espacio e incluso, de forma muy leve, utilizan al público como una herramienta más. En ese ritmo cotidiano y monótono que les produce el encierro, la joven Varívloke empieza a sembrar la semilla de la anarquía primero en sí misma, para luego contagiar a su joven compañero y dejar de lado los protocolos que prometen seguridad y predictibilidad. La gran mayoría de las reglas, llegado el caso, están hechas para ser rotas.

La obra dirigida por Nicole Popper nos ayuda a cuestionarnos cuántas cosas hacemos sin saber por qué. Más aún, si estuviéramos obligados a describirlas para ser aprendidas desde cero en el futuro, ¿podríamos hacerlo de manera correcta?

Con humor y con una denuncia sutil, la obra dirigida por Nicole Popper nos ayuda a cuestionarnos cuántas cosas hacemos sin saber por qué. Más aún, si estuviéramos obligados a describirlas para ser aprendidas desde cero en el futuro, ¿podríamos hacerlo de manera correcta? ¿O acaso la literatura, el periodismo y los manuales de instrucciones son inútiles cuando las cosas cambian radicalmente? Esta obra, que en su falsa ingenuidad esconde un golpe certero, deja abierta esas preguntas de manera suave, pero irreversible; similar a un meteorito que va a destruirnos, pero por ahora es simplemente una luz pequeña en el cielo.



Todos los Viernes – 21:30 hs – Hasta el 30/11/2018
Teatro: CORRIENTES AZUL  Av. Corrientes 5965 – C.A.B.A
Reservas: 11-3407-7555
Web: http://www.corrientesazul.com.ar
Entrada: $ 250,00 / $ 200,00 / $ 150,00 –

Ficha técnico artística

Dramaturgia: Nicole Popper
Actúan: Lautaro Noriega, Joana Suero
Asistencia de dirección: Jesica Galin
Producción ejecutiva: Jesica Popper
Dirección: Nicole Popper

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario