Abuelas de Plaza de Mayo y el nieto 119: la persistencia del amor

por Gustavo Yuste

Durante el día de ayer se conoció la noticia de la aparición del nieto 119 recuperado por el incansable trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo junto a otros organismos de Derechos Humanos. Además, se da exactamente a una semana de la vergonzosa editorial pro dictadura y genocidas publicada por las autoridades de La Nación que generó el rechazo de gran parte de la sociedad argentina, inclusive sus propios trabajadores se agruparon para desmarcarse del grave hecho. La historia del nieto 119, la importancia de los Derechos Humanos como política de Estado y el rol de la cultura contra el olvido al que se quiere llegar bajo el eufemismo de “paz social”, a continuación.


Por Gustavo Yuste y Giuliana Sordo

La particular historia del nieto 119

Todos los casos de nietos recuperados son especiales y siempre hay un dato emocionante o para resaltar. La aparición del nieto 119 no es la excepción: se trata de Mario Bravo, quien es uno de los seis nietos recuperados cuya madre se encuentra con vida. Durante el día de hoy se encontraron en Buenos Aires por primera vez luego del parto durante su detención ilegal.

En una entrevista que mantuvo con FM Renacer, la emisora local de la localidad de Las Rosas, Santa Fe, lugar donde actualmente reside, el nieto 119 relató las conversaciones que tuvo en los últimos días con su madre que vive en Tucumán, misma provincia donde Mario nació en cautiverio y una de las primeras en sufrir toda la crudeza de la represión ilegal por parte del Estado.

“No se hallan registros de que se hayan encontrados hijos con su madre en estos casos de desapariciones forzadas durante la dictadura. He conversado en estos días con mi madre, que está rememorando momentos muy duros y me cuenta que recuperó la libertad después de dos años de cautivero pero siempre amenazada para que mantenga silencio sobre lo ocurrido”, expresó.

“Son emociones muy fuertes. Yo soy padre y no sé si aún tomo dimensión de todo esto que me esta pasando. Mi madre biológica ya está en Buenos Aires y tiene una gran necesidad de verse conmigo” Por último, se tomó el tiempo de destacar que “los integrantes de Abuelas hacen una excelente contención”.

Luego, agregó: “En 2007 (mi madre biológica) comienza su búsqueda por medio de Abuelas de Plaza de Mayo, allí da su muestra de sangre en el banco de datos genéticos. Desde ese momento, comienzan las averiguaciones. Yo ya venía hablando con Abuelas y en febrero me hacen una entrevista, y van surgiendo los datos, se hacen muchas pruebas y contrapruebas y me llamaron hace una semana de la oficina de Derechos Humanos para citarme a mantener una charla. Allí me piden autorización para comunicarlo”, relató.

Con respecto a lo sucedido y a las sensaciones internas, el nieto 119 detalló que son “emociones muy fuertes. Yo soy padre y no sé si aún tomo dimensión de todo esto que me está pasando. Mi madre biológica ya está en Buenos Aires y tiene una gran necesidad de verse conmigo”. Por último, se tomó el tiempo de destacar que “los integrantes de Abuelas hacen una excelente contención”.

Cabe recordar, también, que el último hallazgo, correspondiente al nieto 118, había ocurrido el 5 de noviembre pasado, cuando Abuelas anunció la restitución del nieto de Delia Giovanola de Califano, fundadora del histórico organismo de Derechos Humanos (Ver nota: Abuelas de Plaza de Mayo: 118 son mejores).

abuelas de plaza de mayo

La importancia de la Memoria, Verdad y Justicia como política de Estado

Si bien el trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo y otros organismos de Derechos Humanos es destacable por sí solo, aún en épocas como la década de los 90’s en las que se encontraban en absoluta soledad con respecto a apoyos políticos de los principales partidos y el Estado, no se puede obviar la importancia que tiene que este último apoye y respalde el objetivo de la restitución de todos los nietos apropiados y desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar.

En ese mismo sentido, que el hallazgo del nieto 119 se de exactamente una semana después de la insólita editorial del diario La Nación (Ver nota: Pero los dinosaurios pueden revivir) y del triunfo de Mauricio Macri en el balotaje presidencial (Ver nota: El país en manos de Mauricio Macri: que el debate político no se acabe), parece un guiño histórico.

El presidente electo que antes declarara que “hay que acabar con el curro de los Derechos Humanos” y cuenta con apoyos de grupos periodísticos, empresariales, agropecuarios y civiles que apoyaron a la última dictadura cívico militar y, tal como quedó demostrado con la editorial “No más venganzas” del diario creado por Bartolomé Mitre, aún lo siguen haciendo, ¿qué apoyo le dará a estas causas?

El presidente electo que antes declarara que “hay que acabar con el curro de los Derechos Humanos” y cuenta con apoyos de grupos periodísticos, empresariales, agropecuarios y civiles que apoyaron a la última dictadura cívico-militar y, tal como quedó demostrado con la editorial “No más venganzas” del diario creado por Bartolomé Mitre, aún lo siguen haciendo, ¿qué apoyo le dará a estas causas?

Sus únicas declaraciones fueron más que insuficientes, al señalar que “los juicios de lesa humanidad no prescribren”, algo que sostiene la Constitución y la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, la década menemista es un claro ejemplo de como ello se puede pasar de largo.

Además, la designación de Claudio Avruj en un área tan sensible como la Secretaría de Derechos Humanos muestra una primera y preocupante respuesta. Avruj comenzó su funciones en el Gobierno porteño en 2007, en la Dirección de Relaciones Institucionales hasta que tres años después, en 2010 asumió en la Subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralidad Cultural, tras la salida de Edgardo Berón.

La designación de Claudio Avruj en un área tan sensible como la Secretaría de Derechos Humanos muestra una primera y preocupante respuesta. Avruj comenzó su funciones en el Gobierno porteño en 2007, en la Dirección de Relaciones Institucionales hasta que tres años después, en 2010 asumió en la Subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralidad Cultural, tras la salida de Edgardo Berón.

Tal como informa el sitio Télam, antes de desempeñarse en la administración porteña, el actual funcionario ejerció el cargo de director ejecutivo de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), entre 1997 y 2007 y en el ámbito de las Organizaciones no Gubernamentales, Avruj estuvo vinculado con la fundación macrista Creer y Pensar, algo que muchos sectores de la comunidad judía consideraron como incompatible.

Además, familiares de las víctimas de la AMIA acusaron a Avruj de ejercer una defensa del polémico Alfredo ‘Fino’ Palacios, el ex jefe de la Federal, juzgado actualmente por encubrir el atentado a la AMIA, cuando Macri lo designó como jefe de la Policía Metropolitana, cargo que no llegó a asumir por el masivo rechazo popular.

estela-de-carlotto

La cultura como remedio contra el olvido

Casualmente, en el día de ayer culminó una nueva edición de Teatro por la Identidad (TXI) luego de girar durante más de un mes por distintos espacios culturales de la ciudad de Buenos Aires. Este movimiento artístico, a cargo de numerosas personas, se encarga de ser uno de los puntos de inserción de las Abuelas de Plaza de Mayo, con el objetivo de poder dar una respuesta frente a la cantidad de nietos que tras casi 40 años después de la última dictadura cívico militar siguen desaparecidos.

Este nuevo abrazo, con su madre y abuela, que se convierte en la razón número 119 para seguir adelante, es el fruto de la persistencia de una búsqueda que no se agotaEl ejemplo de estos 15 años de TXI, por su mensaje constante de una lucha que va a continuar hasta encontrar al último nieto, dan cuenta de la fortaleza que promueve la resistencia cultural para que una sociedad asuma esta historia como propia.

La importancia de la recuperación de la identidad en el presente, la memoria y la justicia frente al pasado que sigue vigente no es debatible. Ese lugar, que es la cultura, es una batalla ya ganada por los organismos de Derechos Humanos, porque hay una sociedad que entiende que esa lucha interpela a todos.

Esta semana, quizás, la política de Derechos Humanos haya tomado una repercusión poco común, lo que da cuenta de que la búsqueda por la identidad de los 400 nietos restantes ni siquiera está en discusión. Por más que los próximos años generan mucha incertidumbre respecto al rol que va a tomar el estado frente a estas políticas, la importancia de la recuperación de la identidad en el presente, la memoria y la justicia frente al pasado que sigue vigente no es debatible. Ese lugar, que es la cultura, es una batalla ya ganada por los organismos de Derechos Humanos, porque hay una sociedad que entiende que esa lucha interpela a todos.

En este sentido, mediante la utilización del arte como herramienta, que se ve reflejado en las actividades de TXI, y la cultura como el espacio en el cual la realidad adquiere sentido, se genera que el olvido no vuelva a ser moneda corriente en la historia argentina y que la memoria para lograr justicia siga pisando fuerte. 


Durante el día de hoy, a las 16hs, se dará la habitual conferencia de prensa de Abuelas ante cada nieto recuperado, donde se darán a conocer más detalles de la historia del nieto 119 y sus padres.


Si naciste entre 1975 y 1980, y tenés dudas sobre tu origen, comunicate con ABUELAS DE PLAZA DE MAYO (011) 4384-0983 – www.abuelas.org.ar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 Comentario

Nieto 121: un nuevo triunfo de la verdad - La Primera Piedra 4 octubre, 2016 - 10:13

[…] Abuelas de Plaza de Mayo y el nieto 119: la persistencia del amor […]

Responder

Dejá tu comentario