Testimonios de la marcha por Ni Una Menos: “Hoy las calles son de las mujeres”

por Laura Verdile

En una nueva marcha bajo la consigna Ni Una Menos, miles de personas se movilizaron hacia Plaza de Mayo para exigir el fin de la violencia machista. Igual que hace tres años, desde aquel 3 de junio de 2015, continúan los reclamos hacia un Estado que sigue sin asumir su responsabilidad, perpetúando el sistema patriarcal al no tomar medidas concretas para terminar con los femicidios. En la siguiente nota, leé lo que significó esta nueva marcha para sus protagonistas.


Por tercer año consecutivo Ni Una Menos busca hacer visible lo que el Estado se empeña en ignorar. De acuerdo a los registros de la Corte Suprema, sólo en el 2016, fueron asesinadas 254 mujeres, 19 más que en el 2015. Los femicidios son la forma más extrema de una violencia constante que alcanza todos los ámbitos de la vida de las mujeres, sólo por su género. Mientras tanto, los esfuerzos parecen estar enfocados en mantener las mismas relaciones de dominación, acentuadas por la criminalización y represión de la protesta social que se ha acrecentado en el último tiempo. 

En este nuevo grito que se extendió por las calles, se exigió una emergencia pública que permita implementar políticas de prevención, como herramientas que eviten la violencia antes de que ocurra y que también den una respuesta adecuada a las víctimas.


35

Foto: Gustavo Yuste


La Primera Piedra estuvo presente junto a las mujeres que continúan repudiando los femicidios y reclamando los derechos que continúan siendo violentados.

Viviana (65 años)

“Estoy acá por la cantidad de mujeres asesinadas y para que se hagan leyes ágiles que realmente protejan a la mujer. También quiero la igualdad en cuanto a diputados y senadores: creo que tiene que haber más cupo femenino. Cada día vemos que siguen matando chicas y para el Estado solamente es un número. No han hecho nada extra. Incluso han estado deshaciendo todo lo que estaba organizado para que el Estado se haga cargo de las mujeres víctimas de violencia. No están mandando los presupuestos correspondientes. Es el machismo y la insensibilidad de esta gobierno que ha cortado todo los recursos para apoyar a las mujeres que hoy están sufriendo violencia de género”.

Cecilia (31 años)

“Los motivos para marchar son los mismos que desde hace tres años y mucho más tiempo, si bien los reclamos han tomado mayor magnitud a partir del primer Ni Una Menos, después del femicidio de Chiara Paez.  Lo más terrorífico es la cantidad de mujeres asesinadas solo por el hecho de serlo. También denunciamos los crímenes de odio como los transcidios, travesticidios, lesbocidios. Hace poco, con la Campaña Nacional de la Violencia hacia las Mujeres de la que formo parte, hicimos un acampe de un día y medio frente al Consejo Nacional de Mujeres, porque no hay respuestas concretas contra para la violencia machista. El Consejo no brinda ayuda directa y levantó los pocos programas que tenía destinados a eso. También denunciamos la violencia mediática. Después de esa medida, tuvimos un episodio con Baby Etchecopar que en su programa de radio incitó que llamen a nuestras compañeras para amenazarlas y hostigarlas”. 


30-2

Foto: Gustavo Yuste


Lilian (51 años)

“Sabemos que cada 18 horas es asesinada una mujer, por eso estamos acá para visibilizar y para que no haya ningún femicidio más, ninguna otra mujer muerta por violencia machista. Fundamentalmente reclamamos el derecho a que nos respeten por ser mujeres, lesbianas, travestis. El patriarcado y los machistas no aceptan otros y ahí es donde se desencadena la violencia. Las feministas queremos respeto hacia nuestra integridad como mujeres”.

Gabriela (40 años)

“La situación para las mujeres, con todos los femicidios registrados, me parece atroz. Nos tenemos que movilizar todas juntas y mostrar que estamos unidas contra el patriarcado. Es un hecho que no puede quedar atrás, uno se tiene que rebelar contra la injusticia y precisamente me parece que esto que estamos haciendo acá es ejercer nuestro derecho. Estuve en todas las marchas y noto en esta hay muchas más familias y también muchos hombres y adolescentes que piden a sus padres que vengan. Hay más consciencia y estamos perdiendo el miedo a salir. Creo que hoy las calles son de las mujeres”


37

Foto: Gustavo Yuste


Marcela (38 años)

“Yo soy de Brasil, he ido a todas las marchas ahí y es la segunda vez que vengo acá. Me pareció que esta es mucho más grande que las marchas en San Pablo, hay más adhesión a la causa. Creo que en Argentina los problemas se visibilizan más. Allá también hay mucha violencia hacia mujeres de menores recursos que tienen menos oportunidades de hacerse escuchar. Todavía falta mucho para que Brasil se iguale en el número de gente que se adhiere a la marcha”.

Carla (28 años)

“Venimos porque Ni Una Menos es también aborto libre, seguro, legal y gratuito, por las desaparecidas para ser protistuidas y porque no haya más violencia patriarcal producto de la explotación capitalista”. 


También te puede interesar:

Fotoreportaje: Ni Una Menos y una nueva marcha para que se caiga el patriarcado

Ni Una Menos: no dejar de gritar contra la violencia machista

Araceli y una nueva imagen del horror machista: abril acumula un femicidio por día

No en nuestro nombre: Ni Una Menos se opone al pedido de mano dura

Los femicidios de Micaela y Ornella: cuestionar la complicidad del Estado machista

Una mujer muere cada 18 horas en Argentina pero se sigue cuestionando al feminismo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR