Araceli y una nueva imagen del horror machista: abril acumula un femicidio por día

por Gustavo Yuste

Tras 23 días de intensa búsqueda, lo que se se temía se hizo una triste realidad: Araceli Fulles fue asesinada y su cuerpo se encontró enterrado en el entrepiso del hogar del principal sospechoso, que hasta el momento se encuentra prófugo. Bajo cal, escombros y una capa de cemento de colocación reciente había partes del cuerpo de la joven. Darío Gastón Baradacco ya contaba con cuatro causas penales. Una nueva muestra de un Estado machista que causa que en abril haya un femicidio por día.


Araceli: cuando el peor final es el más predecible

El fiscal que atiende la causa vinculada a la desaparición de Araceli Fulles, Marcelo Lapargo, confirmó lo que nadie quería escuchar, pero muchos sospechaban: la joven de 22 años fue asesinada y su cuerpo fue encontrado en la casa del principal sospechoso. Los restos encontrados bajo escombros, cal y cemento de la joven que era buscada hace 23 días desnuda una vez más las incompetencias de un Estado misógino que parece hacer la vista gorda ante los femicidios.

Tal como señala Cosecha Roja, el 1 de abril, Araceli comió un asado con unos amigos y, a las dos de la madrugada, recibió un llamado que la hizo levantarse e irse. Nadie sabe quién la llamó ni quién la pasó a buscar. Un par de horas después, alrededor de las 6, le escribió a una amiga, diciéndole que estaba en una plaza con un amigo. Unos diez minutos después, le mandó un audio de whatsapp a su mamá, Mónica, para que pusiera la pava, porque estaba volviendo a su casa, en el barrio Sarmiento de San Martín. “Te amo”, dijo al final. Nunca llegó: la familia y las organizaciones la buscaron puerta a puerta durante tres semanas.


Untitled design (14)


El cadáver de Araceli fue hallado en la casa de Darío Gastón Baradacco, un hombre que había tenido relaciones con ella y desapareció, casualmente, al momento del allanamiento que culmina con el descubrimiento del cuerpo de Araceli. Baradacco habría sido el último que vio a la joven con vida. Además, se encontró ADN de Araceli en el camión que usa para los repartos del corralón en el que trabaja. El sospechoso ya tenía cuatro causas penales previas.

Según relatan las crónicas policiales, durante el allanamiento en el domicilio de José León Suárez, uno de los perros entrenados se inquietó visiblemente al entrar a una precaria construcción en la parte trasera. Allí, bajo cal, escombros y una capa de cemento de colocación reciente había partes del cuerpo de la mujer. La vivienda está ubicada a siete cuadras de la villa 9 de Julio, donde la joven fue vista por última vez y donde fue encontrada días atrás una cartera que le pertenecía. Badaracco ya había declarado tres veces, pero sus relatos eran contradictorios y este jueves fue citado a prestar testimonio una vez más, lo cual hizo y, más tarde, se fugó.

“El hermano de uno de sus cómplices es policía: era el que le informaba a todos ellos. Ese policía trabajaba en al comisaría en la que se hizo la denuncia. Yo dije que se hacían esas cosas. Y ahí está la consecuencia”.

El padre de Araceli, en medio de la conmoción, dejó nuevamente en evidencia el accionar pasivo y cómplice de las fuerzas policiales y la Justicia: “La policía no llegó acá. Llegó mi hijo. Si mi hijo no insistía, no venían a este lugar”, señaló. Y luego agregó: “Desde una primera movida dijimos que había algo raro en la investigación”.

Además de Badaracco, hay cuatro detenidos acusados de ser cómplices de este nuevo femicidio. Al respecto el padre de Araceli no deja dudas sobre las irregularidades de la investigación: “El hermano de uno de sus cómplices es policía: era el que le informaba a todos ellos. Ese policía trabajaba en al comisaría en la que se hizo la denuncia. Yo dije que se hacían esas cosas. Y ahí está la consecuencia”.


Un femicidio por día y un Estado que mira para otro lado

Para el periodismo, recopilar, ordenar y sistematizar los datos es una tarea siempre útil pero en ocasiones horrible, cuando se trata de víctimas de delitos aberrantes, como es el caso de Araceli. Algo similar sucede con el caso de violencia contra las mujeres que lleva adelante el usuario de Twitter @ramastered.

La idea de ese calendario es asentar los hechos que se van sucediendo durante cada mes, y el resultado de abril es desolador, confirmando una tendencia que se agrava cada vez más: un femicidio por día. De estas mujeres asesinadas, diez fueron además abusadas sexualmente. También hay un caso de abuso sin asesinato y cinco desapariciones no resueltas, tal como señala InfonewsLa lista del mes comienza con un caso que tuvo mucha repercusión, como fue el de Micaela García, y cierra al menos por ahora con Araceli Fulles

(Leer nota relacionada: Los femicidios de Micaela y Ornella: cuestionar la complicidad del Estado machista)


Notas relacionadas

No en nuestro nombre: Ni Una Menos se opone al pedido de mano dura
Los femicidios de Micaela y Ornella: cuestionar la complicidad del Estado machista
Dijimos Ni Una Menos: Micaela y la cara más cruel de la violencia patriarcal
Fotoreportaje: el emotivo pedido de justicia por Micaela y por todas las que faltan
Una mujer muere cada 18 horas en Argentina, pero se sigue cuestionando al feminismo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 Comentarios

Argentina, en emergencia por violencia de género – MujerGto 12 julio, 2018 - 02:07

[…] por ser mujer. Tan solo en el mes de abril se conocieron 29 casos de femicidio en nuestro país. Araceli Fulles,  Micaela García, Tamara Olguín, Ornella Dottori, María Adela Duarte, María Antonia Ríos, son […]

Responder

Dejá tu comentario