Demo: un viaje introspectivo y generacional con sello de autor

por Laura Gómez

Demo es una pieza que recibió el Premio Dramaturgia en la Bienal de Arte Joven Buenos Aires 2013, y hoy forma parte de la segunda edición del ciclo de teatro “Generación Xirgu” dedicado a promover el trabajo creativo de los sub-30. Escrita y dirigida por Ignacio Sánchez Mestre y protagonizada por Inés Efrón y David Szechtman, Demo aborda el vínculo que va construyéndose entre dos jóvenes que por diferentes circunstancias deciden compartir departamento bajo un acuerdo ilícito de subalquiler. Puede verse los domingos a las 18 hs. en Xirgu Espacio UNTREF (Chacabuco 875).


Paula (Inés Efrón) acaba de separarse de Sebas y eso no es algo que pueda superarse de un día para el otro; mucho menos cuando se trata de un abandono y todo esto ocurre a los 27 años. En medio de ese duelo conoce a Lucas (David Szechtman), un adolescente de 19 años cuya vida gira en torno al demo que acaba de grabar con su banda y quien —a pesar de su juventud— parece tener las cosas un poco más claras que ella en varios aspectos.

Por ahí, en alguna playa de alguna ciudad de la costa atlántica, después de un encuentro azaroso contemplando las algas frente a la inmensidad del mar, estos jóvenes deciden vivir juntos en el departamento de Paula bajo un acuerdo ilícito de subalquiler, aprovechando el cuarto extra que ella no utiliza. Entre las paredes de esa habitación, con la música de Lucas sonando de fondo y algunas copas de vino, irá tejiéndose el vínculo entre estos personajes: las preguntas de Paula parecen encajar perfectamente con las respuestas escuetas y sencillas de Lucas. Indudablemente hay algo que los une, y quizás sea cierta vulnerabilidad compartida ante la perspectiva de la adultez y cualquier atisbo de maduración.



Desde el plano de la dramaturgia, la pieza cuenta con un marcado sello de autor que suele identificar a los ganadores de la Bienal y que también puede hallarse en este tipo de ciclos con curadurías atentas. Los personajes de Sánchez Mestre van amasándose conforme avanza la obra, y despliegan toda su potencia a partir de diálogos francos y situaciones perfectamente imaginables entre dos jóvenes que conviven en un mismo espacio. Las interpretaciones de Efrón y Szechtman son muy humanas y están en un registro que se ajusta a la intimidad, la inocencia y cierta ternura que demanda la historia (con todas las incomodidades y torpezas propias de un vínculo entre dos desconocidos). Sus trabajos generan inmediata identificación.

Por momentos la distribución espacial hace que se pierdan algunos fragmentos de los diálogos y eso atenta contra el clima íntimo que la pieza propone. Sin embargo, la puesta, la escenografía, la iluminación, los elementos escénicos, la voz en off de Verónica Llinás interpretando a esa madre irascible y la música compuesta por Julián Larquier y Julián Tello hacen que todo funcione de maravillas para contar este relato de maduración y viaje introspectivo hecho de a dos. Otro de los puntos destacables de la pieza reside en su capacidad para condensar los temores y las dudas que invaden a los miembros de esta generación en el umbral de la segunda o tercera década de vida.

Muy bella propuesta desarrollada en el Xirgu UNTREF, un espacio que se perfila como una alternativa respecto de los teatros oficiales y las salas del circuito independiente, con una programación que propone nuevos recorridos transdisciplinarios, en el marco de este ciclo que permite conocer nuevas voces.


FUNCIONES: Domingos a las 18 hs. en Xirgu Espacio UNTREF (Chacabuco 875).
LOCALIDADES: Por Plateanet o en la boletería del teatro.

FICHA TÉCNICA
Actúan: Inés Efron y David Szechtman
Escenografía y Vestuario: Victoria Chacón
Diseño de Luces: Brenda Bianco
Música Original: Juián Larquier y Julián Tello
Sonido: Ariel Schlichter
Voces en off: Sofía Brihet, Verónica Llinás y Florencia Patruno
Diseño Gráfico: Santi Pozzi
Asistencia de dirección: Sofía Brihet
Dramaturgia y Dirección: Ignacio Sánchez Mestre

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario