Cacho Castaña y la violación: restos del machismo nacional

por Redacción La Primera Piedra

El cantante y actor Cacho Castaña realizó una triste y polémica frase tras ser consultado sobre cómo veía la actualidad del país. El mediático aseguró en primer lugar que había que “dejarse de joder con que la sociedad estaba sensible” y que había que “relajarse”, para lo que trajo a colación un viejo refrán: “Si la violación es inevitable, relájate y goza”. ¿Cuántas expresiones machistas hay que soportar a diario como si nada?



“¿Qué nos pasa a los argentinos que hablamos tantas pelotudeces?“, se preguntó Cacho Castaña durante el día de hoy y parecía predecir su propio futuro. En un móvil desde Mar del Plata, hablando sobre la actualidad del país, explicó: “Tenemos que mejorar, estamos involucionando… en la sociedad, en lo que está pasando. Hay que dejarse de joder con que la sociedad está sensible y que cualquier cosa que decís es ‘me discriminás’, todo es discriminación, tenés que cuidarte con lo que decís porque es un quilombo”, siguió vaticinando lo que sería una nueva lamentable aparición pública del músico.

Poco después, consultado sobre el rol de género y la lucha feminista, discusión que va ganando lugar -con serios tropiezos- en los grandes medios de comunicación, Castaña mostró la gran cantidad de resabios del machismo nacional: “Pienso que todas las mujeres pueden hacer de su cuerpo lo que quieran, como quieran, andá a saber qué piensan las mujeres. Hace años los poetas queremos saber qué tienen en la cabeza y nunca lo supimos, hagan lo que quieran, relájense… Si la violación es inevitable, relájate y goza. Es fuerte, es un refrán viejo que remite a muchas cosas”, expresó.

Hace años los poetas queremos saber qué tienen en la cabeza y nunca lo supimos, hagan lo que quieran, relájense… Si la violación es inevitable, relájate y goza. Es fuerte, es un refrán viejo que remite a muchas cosas”, expresó.

Como si fuera poco, tal como recoge Infobae, luego explicó que su idea es “ponerle humor a algo que es complicado” y que si de hablar en serio se trataba, él creía que debería volver la colimba para que “a los 18 años los pibes tengan más prolija la cabeza”. ¿Cuántos minutos de aire se le puede dar a este tipo de personajes reaccionarios en el aire de mayor audiencia? Al parecer, muchos.  La entrevista fue relizada por Mariano Iúdica, Pia Shaw y Santiago Riva Roy en el programa Involucrado de América.

Además, Castaña mantuvo un cruce en vivo cuando el panelista Guido Zaffora. “Querés que aclare porque no entendés, ‘si la violación es inevitable, relájate y goza’ es un dicho viejo, a mí me prohibieron Señora, las cosas que yo le haría y Si te agarro con otro te mato, porque era un mensaje de violencia para la juventud. Paremos con la japa, dejémonos de joder“, cerró el músico la discusión que no tardó en levantar vuelo en las redes sociales.


Cacho Castaña


En esa dirección, cabe recordar lo que sucedió hace pocos días con el actor Facundo Arana. “Yo estoy muy feliz por ella, estoy feliz cuando una mujer se hace madre porque ahí verdaderamente se realiza”, afirmó durante un móvil para el programa Intrusos, respecto al embarazo de su ex pareja, Isabel Macedo. “Por supuesto que después te realizas con tus sobrinos y con los hijos de tus amigos, ustedes ya lo saben, pero verla madre es extraordinario, rezo para que todo vaya bien, y la veo realizada. Como mujer primero, porque encontró al hombre de su vida, y como madre ahora, o sea que está realizada completa, me pone absolutamente feliz por ella”, agregó.

(Leer nota relacionada: Facundo Arana, la maternidad y el periodismo)

Tal como afirmamos en La Primera Piedra, esta idea de que la mujer alcanza la plenitud mediante la maternidad no es nueva, así como tampoco señalar que las mujeres “son complicadas”. Ambos lugares comunes son parte de los mandatos gestados en las raíces de la cultura patriarcal, que le asignan un rol subordinado al género femenino.

Así, se logra inferir que una mujer tiene que “relajarse” y “gozar” ante una “violación inevitable”. Ya sea por reproducir ante millones de personas ese viejo refrán -que no hace más que comprobar la fuerte cultura machista nacional-, Cacho Castaña evidencia lo peor del sentido común arraigado en una sociedad donde una mujer muere cada 26 horas. 

Ya sea por reproducir ante millones de personas ese viejo refrán -que no hace más que comprobar la fuerte cultura machista nacional-, Castaña evidencia lo peor del sentido común arraigado en una sociedad donde una mujer muere cada 26 horas.  Lo mismo sucede con los dichos de Arana: si bien a muchos la frase les pueda quizás parecer inocente, la realidad es que es el germen que subyace a todas aquellas prohibiciones y censuras que rechazan la diversidad y la soberanía de las mujeres sobres su propio cuerpo y su vida.  Quizás sea hora que los mediáticos asuman su responsabilidad a la hora de tener una cámara en frente y, a la vez, comprender que del otro lado hay una parte importante de la sociedad que ya no se calla más.

(Leer nota relacionada: Sos la única a la que se lo dije: 5 poemas sobre la maternidad que muestran su lado negativo)



También te puede interesar:

Pampita, Lali Espósito y la mala interpretación del feminismo
Las denuncias de Calu Rivero: cuando los medios frivolizan el acoso
2017: el año de la visibilización del abuso sexual
¿Por qué el feminismo no es el machismo “invertido”?
5 errores comunes sobre el feminismo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 Comentarios

Fernando 9 enero, 2018 - 07:21

Si es para tanto prohiban el regaetton y que los videos musicales pongan minas en bola.. si tanto joden.. metanse en prifundidad con el tema.. miren los videos de los yankees..

Responder
¿Por qué el feminismo no exagera? 27 junio, 2018 - 23:27

[…] (Leer nota relacionada: Cacho Castaña y la violación: restos del machismo nacional) […]

Responder

Dejá tu comentario