Sentencia Atlético-Banco-Olimpo III: el circuito represivo del terror tuvo condena

por Giuliana Sordo

Hoy se conoció la sentencia del juicio por el circuito ABO III (Club Atlético-El Banco-Olimpo) por los crímenes de lesa humanidad cometidos por nueve genocidas que operaron en los centros clandestinos del circuito represivo. Los delitos cometidos contra 352 víctimas fueron juzgados tras más de 40 años de espera luego del inicio de la dictadura cívico-militar y con décadas de impunidad. 



Luego de las palabras finales de algunos de los imputados, el Tribunal Oral Federal Nº2 dictó la sentencia para la tercera etapa del juicio ABO (Club Atlético-El Banco-Olimpo). El proceso judicial iniciado el 19 de septiembre de 2016 con nueve imputados llegó a su fin con las siguientes condenas: dos penas de prisión perpetua, cuatro penas de 25 años, una pena de 20 años y dos absoluciones.

(Leer nota: Ex Centro Clandestino “Club Atlético”: desenterrar y excavar para la transmisión de la memoria)

Los nueve acusados formaron parte de la Policía Federal, el Ejército, la Gendarmería Nacional y el Servicio Penitenciario Federal. De esta forma, estos representantes del terror suman un ejemplo más para entender la generalidad del aparato represivo del Estado dedicado a la represión durante la dictadura cívico-militar, no solo las fuerzas armadas y militares. 

Los delitos de lesa humanidad, tal como mencionó el Tribunal, por los que siete de los nueve imputados fueron condenados acumulan los siguientes crímenes: privación ilegitima de la libertad, aplicación de tormentos, homicidios. Todos estos delitos fueron cometidos durante el genocidio contra 352 víctimas, de las cuales la mayoría continúan desaparecidas. A pesar de las múltiples pruebas que los incriminan, dos de los imputados fueron absueltos, ambos pertenecientes a la Policía Federal Argentina: Ricardo Valdivia y Raimundo Oscar Izzi.


Sentencia ABO Atletico Banco Olimpo


El Centro Clandestino Club Atlético, situado en el barrio de San Telmo, junto a El Banco, ubicado en La Matanza, y El Olimpo, en el barrio porteño de Floresta, operaron de modo sucesivo a cargo de los mismos grupos de tareas. Los detenidos, que, tras la demolición del Club Atlético en diciembre de 1977 habían sido trasladados a El Banco, luego fueron trasladados finalmente al Olimpo, cuando éste último se termino de acondicionar, como se pudo saber con el proceso judicial que enmarca este circuito, por eso la denominación ABO.

Con el testimonio de los sobrevivientes se pudieron conocer detalles sobre el funcionamiento y que los tres lugares estuvieron equipados con las mismas ventanas, puertas y objetos, es decir, que se trato de un mismo centro que se fue mudando con los mismos secuestrados, represores y objetos. Esta es la principal razón por lo que la elevación a juicio se dio en el carácter de circuito represivo y no solamente abocada a uno de los centros clandestinos.

(Leer nota: Ex Centro Clandestino “Olimpo”: devolver la identidad que el genocidio arrebató, mantener viva la memoria)

El fiscal general a cargo de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad había pedido que los crímenes cometidos por estos nueve genocidas se califiquen bajo la figura de genocidio, pidió perpetua para siete acusados y penas de 25 años de prisión para otros dos. Esto no se vio reflejado en la sentencia ABO III que no solo absolvió a dos de los acusados sino que otorgó perpetuas a solo dos de ellos.


Sentencia ABO Atletico Banco Olimpo


Los organismos de Derechos Humanos, familiares y sobrevivientes que aguardaron la sentencia en la calle de los tribunales de Comodoro Py comentaron que la condena del día de hoy es un paso más para tener un país menos injusto, sin embargo, las absoluciones serán apeladas. Además, debido al contexto político general que se vive en toda Argentina no sorprende que las penas no sean las esperadas, sin embargo, los familiares destacaron la lucha militante de tantos años para lograr sentar a los genocidas frente a un Tribunal.

La sentencia leída por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº2 de la Ciudad de Buenos Aires, formado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Alberto Tassara, tras más de un año de audiencias, deja un sabor amargo. Sin embargo, esta sentencia a los genocidas de los tres centros clandestinos de detención, tortura y exterminio: Club Atlético, El Banco y El Olimpo, da cuenta de una nueva jornada histórica en el camino por la lucha de memoria, verdad y justicia.


Acá se juzga genocidas:

Héctor Horacio Marc: 25 años de prisión
Juan Miguel Méndez: prisión perpetua
Alfredo Omar Feito: 15 años de prisión (unificada en 20 años)
Eduardo Ángel Cruz: 25 años de prisión
Juan Carlos Mario Chacra: prisión perpetua
Gerardo Jorge Arráez: 25 años de prisión
Ricardo Valdivia: absuelto
Raimundo Oscar Izzi: absuelto
Carlos Alberto Lorenzatti: 25 años de prisión


Sentencia ABO Atletico Banco Olimpo


También te puede interesar:

Histórica sentencia Megacausa ESMA III: 29 perpetuas contra los vuelos de la muerte
Juicio a los Magistrados: primera condena en Córdoba a miembros del Poder Judicial por delitos de lesa humanidad
Histórica sentencia en la Megacausa Operativo Independencia, el inicio del genocidio antes de la dictadura
Sentencia Automotores Orletti: juzgar la represión en Argentina y en el Plan Cóndor
Jueces cómplices de la dictadura condenados a perpetua: sentencia histórica en Mendoza

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR