Estudiantes, tomas de colegios y una apuesta por el futuro de la escuela secundaria

por Lucía De Dominicis

29 escuelas secundarias continúan tomadas por sus estudiantes, quienes se oponen a la reforma educativa impulsada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, conocida como “Secundaria del Futuro”. Los alumnos que realizan las tomas de colegios denuncian que a partir de la aplicación de esta reforma se obligará a trabajar en empresas privadas a los estudiantes de quinto año, reduciendo significativamente el contenido dictado en las materias y las instancias de evaluación a favor de insertarlos en puestos precarizados y no remunerados.



El 28 de agosto pasado, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires presentó el proyecto “Secundaria del Futuro” frente a gremios y docentes. La reforma, que comenzaría a aplicarse el año próximo en 17 escuelas de la ciudad, apunta a la inclusión de prácticas profesionales durante el último año de la formación secundaria, reduciendo horas de clase e instancias de evaluación en el aula. A pesar de que el gobierno planteó que la reforma fue consultada con 100 representantes del sistema educativo, tanto profesores como alumnos recibieron con sorpresa y consternación este proyecto por no haber sido correctamente debatido con la comunidad educativa.

A pesar de que el gobierno planteó que la reforma fue consultada con 100 representantes del sistema educativo, tanto profesores como alumnos recibieron con sorpresa y consternación este proyecto por no haber sido correctamente debatido con la comunidad educativa.

Al día siguiente de la difusión de la noticia, estudiantes de diferentes escuelas secundarias porteñas comenzaron a realizar las tomas de colegios en repudio a esta medida. Los representantes estudiantiles plantean que la inclusión de pasantías no remuneradas en el plan de estudios va en línea de la creciente precarización laboral que sufren los jóvenes porteños, ya que estas prácticas se realizan en empresas privadas que incluyen a cientos de estudiantes en espacios que podrían ocupar jóvenes que quieren ingresar al mercado laboral.

Galeano LSF

Otro de los grandes reclamos es la falta de consulta al cuerpo estudiantil antes de proponer una reforma que modifica profundamente el plan de estudios de la escuela secundaria. Para muchos estudiantes, la prioridad es mejorar las condiciones edilicias de los colegios porteños y reforzar contenidos que aporten a su formación en el final de sus estudios.

Los representantes estudiantiles anunciaron que continuarán las tomas de colegios hasta que la ministra de educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, los reciba y escuche sus reclamos. Hoy se realizará una concentración frente al Congreso Nacional para visibilizar su reclamo, y el jueves a las 19hs la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) brindará una conferencia de prensa.


tomas de colegios


Luego de tres semanas de conflicto, el gobierno convocó a una reunión para el día de mañana, en el que recibirán a un representante de cada centro de estudiantes o delegado elegido por sus compañeros para debatir las medidas. La ministra Acuña se había negado previamente a recibir a estudiantes que estuvieran realizando tomas de colegios, aunque el principal reclamo de los alumnos era ser escuchado por las autoridades gubernamentales. La reunión se realizaría mañana por la tarde en la sede de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, organismo que actuará como mediador del conflicto.

Luego de tres semanas de conflicto, el gobierno convocó a una reunión para el día de mañana, en el que recibirán a un representante de cada centro de estudiantes o delegado elegido por sus compañeros para debatir las medidas.

Este conflicto no es aislado y se enmarca en la necesidad de repensar la educación secundaria de una forma inclusiva con los estudiantes y profesores, que no implique el reemplazo de mano de obra para las empresas privadas con trabajo gratuito de estudiantes secundarios. Además de la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral y la actualización de los contenidos que se brindan en el aula, alumnos y autoridades deben marcar el futuro juntos.



También te puede interesar:
Estudiantes secundarios contra la reforma educativa y la precarización laboral
Bastones largos en el gobierno de Mauricio Macri: la criminalización de los estudiantes
A diez años de la Ley de Educación Sexual Integral: ajustando la igualdad de género

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR