Reseñas Caprichosas – “Piedritas” de Cecilia Pisos: el efecto de la mirada poética

por Laura Verdile

El libro Piedritas (mágicas naranjas, 2016), de Cecilia Pisos, con fotografías de Leticia Fraguela, recorre, con un tono lúdico y ágil, paisajes hilados por un elemento cotidiano redescubierto por la fuerza de la mirada poética. Los versos y las imágenes crean un ritmo sólido, abriendo las puertas a una multiplicidad de sentidos que pueden ser explorados por grandes y chicos. 


Sobre la autora

pisos-ceciliaCecilia Pisos nació en Buenos Aires, Argentina, en 1965. Es Licenciada y Profesora en Letras por la Universidad de Buenos Aires y tiene un Diploma en Gestión Cultural y Políticas Culturales por la Universidad Autónoma Metropolitana de México-OEI. Trabajó como editora especializada en literatura infantil y textos escolares. Es autora de más de 80 libros de narrativa y poesía para niños y jóvenes, publicados en Argentina, México y otros países, entre los que cuales se encuentran ¿Te lo cuento otra vez? (Libresa, 2003), Un cuento por donde pasa el viento (Sudamericana, 2004) Como si no hubiera que cruzar el mar (Alfaguara, 2005) y Pampa (La brujita de papel, 2017)

Sobre la fotógrafa

Leticia Fraguela nació en Lanús, provincia de Buenos Aires, en 1973. Estudio danza contemporánea en el Teatro General San Martín y se desempeñó como bailarina en destacadas compañías. Desde hace varios años, se dedica profesionalmente a la fotografía de espectáculo, en particular tango y folclore. Ha realizado el arte de tapa de varios discos.


El efecto de la mirada poética

¿Cuántos sentidos podemos encontrar en el mundo que nos rodea? En Piedritas (mágicas naranjas, 2016), Cecilia Pisos da una respuesta invitando al lector a redescubrir las múltiples imágenes que puede evocar un elemento tan cotidiano y hasta imperceptible como una piedra, de una aparente simpleza que, sin embargo, esconde una gran potencia retórica.

Ingenuos, creemos que son apenas pisapapeles auxiliares del otoño, cuando si no fuera por una de ellas, la más inmensa azul que nos sujeta, andaríamos flotando azarosos por el vacío del espacio. Así, con un tono fresco y lúdico, Pisos nos introduce a un poemario que se mueve de forma natural por los más variados paisajes, recreando juegos infantiles que reinterpretan el mundo y nos permiten explorar las infinitas posibilidades de observar el costado poético de lo que en otro contexto podría resultar inerte. En “Máquina del tiempo”, se puede leer: Intacta por el tiempo/ apenas la rocemos/ la piedra en esa caja/ traerá el ruido/ la luz de aquella tarde/ la imagen de la mano/ que la guarda en la caja…


piedritas (2)


A lo largo de las páginas, Pisos explora con versatilidad transformaciones, jugando con los elementos y deshaciendo escenarios con la misma facilidad con que los crea: La piedra vuela/ un momento pájaro/ luego cae/ se queda insomne/ indiferente./ Igualita a una piedra. Los versos son acompañados también por la lúcida fotografía de Fraguela, que con sus primeros planos en tonos sepia y verde, da cuerpo al poemario y revela texturas y formas que para otros ojos podrían pasar desapercibidas. De esta forma, expande la sensación de mirar la naturaleza y la cotidianidad desde un lugar completamente nuevo, enriqueciendo la lectura de los poemas.

En su conjunto, las palabras e  imágenes de Piedritas conforman un libro de un gran cuidado estético que colecciona escenas con las que grandes y chicos pueden jugar e imaginar infinitas posibilidades, resignificando la mirada gracias al aire de renovación dado por la poesía.


Leé otras “Reseñas Caprichosas”, acá

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR