Reseñas Caprichosas – “Ruidos molestos” de Cristian Godoy: cuando la ficción es la realidad

por Gustavo Yuste

Los cuentos que componen Ruidos molestos (Conejos, 2016) muestran cómo en la realidad duerme el germen necesario para encarar cualquier historia de ficción. Con un estilo simple y profundo, Cristian Godoy hace hablar a sus personajes con una gran habilidad, logrando la identificación del lector con cada una de las historias que, tranquilamente, pudieron haber pasado en la propia vida de quien está del otro lado del libro.


Sobre el autor

Cristian GodoyCristian Godoy nació en la Ciudad de Buenos Aires, en 1983. Publicó los libros de cuentos Galletitas importadas (Pánico el pánico, 2011), Santa Rita (Exposición de la Actual Narrativa Rioplatense, 2014), y la plaqueta Una linda mujer (Paisanita Editora, 2014). Sus cuentos también han sido publicados en revistas literarias y antologías; incluyendo la revista Punto de partida (Universidad Nacional Autónoma de México, 2014), en un número dedicado a cuentistas argentinos menores de 40 años. Su primera novela, Campeón, obtuvo en 2011 el primer lugar en el Premio Municipalidad de San Salvador de Jujuy.


Cuando la ficción es la realidad

“Podrías escribir un cuento con esa historia”. Seguramente más de un escritor escuchó esa frase en reiteradas ocasiones después de que la realidad hiciera de las suyas. En Ruidos molestos (Conejos, 2015), Cristian Godoy parece haber seguido ese consejo y reúne 10 cuentos de un realismo inquieto y atrapante.

Cada historia que compone Ruidos molestos carga con un realismo que logra magnetizar al lector y, a la vez, incomodarlo. Sin necesidad de más recursos que lo que se puede ver a diario si uno presta la atención necesaria, Godoy encara historias potentes que incluso muchas veces tienen un final abierto como la vida misma.

ruidos molestosEl arma que elige Godoy para atrapar al lector es la profundidad que puede alcanzar un estilo simple y directo, apostando muchas veces a la oralidad que cargan los personajes protagonistas de sus relatos. Ya sean niños o adultos, hombres o mujeres, el autor encara las historias como si fuera una cámara subjetiva del personaje principal de cada relato. El lector, ya atrapado por cada historia, ve por sus ojos.

El amor, el hartazgo, la muerte, entre otros, son componentes de una vida urbana que el autor de Ruidos molestos pone en primer plano. Incluso aunque las acciones ocurrieran en un lugar apartado, sus protagonistas muestran la aceleración de la vida en una ciudad donde todo pasa en simultáneo. Los diez cuentos de Godoy son una muestra de eso: cada historia puede estar sucediendo en simultáneo a la anterior durante un día ordinario de cualquier gran ciudad.

Otro hallazgo es que el autor retoma otro de los principios de la realidad: nunca contar todo. En lo que se dice, lo que se insinúa y lo que se desconoce, se encuentra la fórmula para saber porqué los relatos de Ruidos molestos resultan tan atrapantes. El lector únicamente tendrá que poner la imaginación al servicio de la realidad.


¿Querés que tu libro sea parte de Reseñas Caprichosas?

Mandanos un mail a gustavo@laprimerapiedra.com.ar

Mirá otras Reseñas Caprichosas acá


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR