Entrevista a La Familia de Ukeleles

por Alejandra M. Zani

¿Cómo introducir a esta banda? La Familia de Ukeleles se describe a sí misma como “una experiencia multiukelela y un estallido de colores con un repertorio de melodías clásicas”. El simpático instrumento hawaiano de cuatro cuerdas es el protagonista de esta historia familiar que invade los escenarios porteños hasta dejarlos palpitantes y rebosantes de alegría. Integrada por Matías L. Martinelli (ukelele, autoharp, banjo y voz), Melisa Muñiz (ukelele, trompeta y voz), Damian Manfredi (contrabajo), Martín Capdeville (percusión), Adrián Capresi (ukelele, banjo, voz) y Paula Gallarino en la producción, esta gran familia recorre los clásicos del folk, swing, country y boleros de los 50’s y 60’s, y agrega canciones propias que llenan de vida al repertorio. A tan sólo unas horas de su presentación en el marco de los conciertos de la AMIA que tendrán lugar en la Feria del Libro y a un día de su función en la sala B de la Ciudad Cultural Konex, Matías L. Martinelli nos cuenta acerca de sus proyectos, los que fueron y los que están por venir, y nos transmite un poco de la energía y las expectativas que tienen para esta nueva fecha: “Ojalá podamos abrazar fuerte al teatro para que estemos todos juntitos”.



Para los que todavía no conocen la historia, ¿cómo surgió La Familia de Ukeleles?

Surgió del amor por este hermoso instrumento hawaiano. Una vez nos cruzamos con Mel en un show y charlamos toda la noche. Al mes estábamos armando esta hermosa banda.

¿Siempre se pensó a la banda como una “familia”?

Al principio queríamos remitir a nombres clásicos de bandas old school y nos dimos cuenta que usaban mucho la palabra “family”, entonces pensamos en The uke Family. Después la pasamos al castellano y ahí andamos, desparramando ukeleles y familia…

La idea de “familia” nos habla de una unión muy fuerte. Aunque en primera instancia pareciera que remite a los instrumentos, ¿refiere también de la relación que mantienen entre ustedes como banda?

Realmente no fue premeditado. Le pusimos familia y nos volvimos familia. También tenemos una escuelita y tienda de ukeleles que se llama “Los Hermanos” en el patio del liceo. Ahorita estamos muy conectados, nos vemos mucho y aprendimos a componer juntos. Nuestras giras siempre están pensadas como vacaciones en familia.

 

¿Por qué eligieron el ukelele como instrumento principal?

Es muy simple, el ukelele es el instrumento más versátil que conozco. Es simpático, pequeño, fácil para dar los primeros pasos en la música y en la armonía, entonces podés ver que cada vez hay más orquestas de ukeleles o que tienen este hermoso instrumento como parte de ella. Pero también usamos banjulele, autoharp, dulcimer, guitarra tenor, lap steel, percusión y contrabajo. Nos gustan los instrumentos vintage y lo que representan.

Integran, a veces, elementos cotidianos (los he visto tocar con bolsas, por ejemplo) en sus performances en vivo. ¿Cómo eligen estos elementos?

Ese es Fideo, nuestro percusionista. Es un artista muy talentoso y encuentra sonidos en lo cotidiano, le da mucha identidad a la banda. Entre otras cosas toca bolsas, escoba, tabla de lavar, máquina de escribir, agua y un sinfín de cosas que solo él puede hacer sonar y aparecer en escena como musicales.

¿Qué es lo que más disfrutan de tocar en vivo?

En mi opinión, amo los shows desenchufados en pequeños lugares. Me encanta percibir las sutilezas que tiene nuestra música y sus pequeños detalles, y eso es súper transmitible. Muchos de nuestros shows en espacios grandes pueden comenzar o terminar en alguna canción acústica… 

Hoy en día, con la capacidad ilimitada de acceso al pasado, muchas bandas reversionan temas de los ‘50, los ‘60 y los ‘70, y adoptan, si se quiere, una onda “vintage”. ¿Qué los diferencia de todas esas bandas?

Nosotros no luchamos por inventar nada, nos gusta hacer música y disfrutamos de eso. Nos encantan los géneros de los años 20’s en adelante: el swing, el bolero, el Calipso, el folk. Pero cuando componemos no queremos romper esos estilos, entonces nos pasa seguido que canciones propias son comentadas como covers de canciones clásicas de género. O sea, el público no distingue entre nuestras composiciones y canciones clásicas. Eso, para nosotros, es un lindo piropo.

¿Cómo deciden, entre tantas canciones, aquellas que formarán parte de su repertorio?

Probamos todo y se queda lo que funciona, lo que nos llega, lo que nos gusta. También variamos ritmos entre nuestro repertorio, eso nos da un termómetro de cuántos ritmos queremos en un show o en un disco, y cómo queremos intercalarlos.

¿En qué se inspiran para la construcción de sus temas propios?

Los géneros clásicos son nuestro pilar y desde ahí construimos. De todas maneras, las canciones salen en zapadas también, porque como arrancamos como una banda de covers y hace años que gustamos de la música old school, lo que sale por default ya viene con eso.

¿Tienen algún “ritual especial” a la hora de componer o grabar?

Tomar mate con facturas o tomar un whisky si es de noche. Nos adaptamos a los momentos del día en que transcurra ese proceso.

Escuché por ahí que están preparando un nuevo disco. ¿Pueden contar un poco de qué vendrá esa propuesta?…

Estamos en la pre-producción del segundo disco que vamos a presentar en diciembre en un hermoso teatro. Va a tener diez canciones nuestras y dos o tres covers. Estamos grabando y armando todo como para en junio grabarlo. Puedo decir que se viene un disco hermoso y con nuevas melodías de ayer y de hoy…

¿Qué expectativas tienen de esta nueva fecha en el Konex?

Es la primera vez que tocaremos en esa sala. Tocamos dos veces en el patio, y en este show nos gustaría lograr transmitir en un espacio grande la intimidad de un espacio pequeño. Ojalá podamos abrazar fuerte al teatro para que estemos todos juntitos. ¡Los esperamos el jueves 7 de mayo a todos!

¿Te copó la banda?

Encontrá más de ellos en sus sitios:

FB: https://www.facebook.com/familiadeukeleles

BANDACAMP: http://lafamiliadeukeleles.bandcamp.com/



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR