Hablame Bien: Visibilizando el acoso callejero

por Lucía De Dominicis

“Lo que nos dicen en la calle, ahora no queda en la calle”. Alrededor de esta consigna, un grupo de estudiantes de publicidad creó Hablame Bien, un proyecto que apunta a hacer visible la problemática del acoso callejero. A pocos días de su lanzamiento ya consiguió una viralidad inesperada, replanteando una vez más el lugar de las redes sociales en la denuncia pública y su poder para mantener temas dentro de la agenda de los medios masivos.

Pasó el #NiUnaMenos y dejó como enseñanza, entre otras cosas, que el tema de la violencia de género es una preocupación real de miles de mujeres en nuestro país. También que las redes sociales pueden convocarnos para mucho más que cadenas de fotos de gatitos. Hablame Bien es un proyecto que continúa este impulso, logrando que el tema de la violencia contra las mujeres no pase a desparecer en el desván de los temas olvidados de los medios de comunicación.

hb2

La consigna es simple pero efectiva. Un mapa de la Argentina se va llenando de globos negros que representan el lugar exacto en el que una mujer fue víctima de acoso verbal. Cada vez que un hombre consideró que podía violentar a una mujer con la palabra, hacerla sentir asco, miedo, indignación o impotencia de tener que bajar la mirada y seguir caminando. Hablame Bien le da la posibilidad a todas esas mujeres de enviar el contenido de la agresión y las coordenadas donde fue recibida para sumar al mapa colectivo. Esto permite que los casos aislados puedan ser enmarcados en el contexto de violencia al que pertenecen y así alertar sobre la necesidad de que la ley intervenga en defensa de las víctimas.

“Los profesores nos propusieron trabajar algo relacionado con alguna problemática actual y al ser la mayoría mujeres propusimos tratar el acoso verbal callejero” cuenta Carolina Vázquez, una de las creadoras del proyecto. “Obviamente nosotros lo pensábamos difundir, pero jamás nos imaginamos este nivel de viralidad: lo lanzamos para ver que pasaba y la verdad es que la reacción fue más que positiva”. En menos de una semana recibieron más de 300 denuncias y superaron las 15000 visitas en 24 horas luego de salir en varios de los medios de comunicación más reconocidos del país.

hb

Las repercusiones mediáticas de este tipo de proyectos siempre son buenas, pero también permiten ver cómo los lugares comunes contra los que debemos combatir siguen vigentes en mucho de los comentaristas de esos medios de comunicación. “Ya van a tener más de 40 años y van a querer pasar por una obra para que les griten cosas” o “Cómo rompen los huevos con estos temas” son algunos de los comentarios que demuestran que todavía hay mucho por hacer. Al respecto, Carolina afirma: “Nosotros sabemos que con una página no vamos a cambiar el mundo, pero estamos demostrando de forma gráfica que el problema es grave y con la difusión que le dimos probablemente llegue a algún partido político y la ley que quieren aplicar se termine aplicando”.

Actualmente ya hubo 3 presentaciones de proyectos de ley al respecto del acoso verbal, tanto en el Congreso Nacional como en la Legislatura Porteña, y eso atrajo un fuerte debate público al respecto. Este tipo de iniciativas permiten que ese debate no se diluya y que se manifieste de forma gráfica en las redes sociales. “Obviamente esto va a seguir” afirma Carolina, que junto con sus compañeros se comprometen a mantener el proyecto que crearon más allá de los límites de su trabajo en la escuela. También es nuestra responsabilidad mantener ese compromiso para que estas manifestaciones sociales logren encauzarse en un verdadero cambio a favor de la igualdad y en contra de todo tipo de violencia de género.

Más información en:

hablamebien.com

twitter.com/HablameBienBA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR