Black Mirror: reflejos de un futuro

por Laura Verdile

Después de más de un año de la emisión de su segunda temporada, Black Mirror vuelve para calmar las ansias de los televidentes más fieles con un episodio especial de Navidad de 90 minutos de duración. El capítulo, “White Christmas” (“Blanca Navidad”), se estrenó en Reino Unido el pasado 16 de diciembre y llegará a España el 29. En Argentina, la fecha de emisión fue confirmada por I-Sat para el sábado 28 de febrero a las 22 horas.

black-mirror-white-christmas-jon-hamm.0.0

El trailer es sombrío y un clásico villancico de fondo adelanta lo que fue el sello distintivo de la serie desde el 2011: experimentar el mundo a través de la tecnología puede salir muy caro. Con un reparto encabezado por Jon Hamm (Mad Men), Oona Chaplin (Game of Thrones) y Rafe Spall (Les doy un año), el episodio entrecruza tres historias inquietantes y fantasmagóricas que conducen a un final prometedor y según la crítica “verdaderamente perturbador”.

Creada por el británico Charlie Brooker, Black Mirror es probablemente uno de los mejores y más originales productos televisivos que se han visto en mucho tiempo. Una sátira ávida e ingeniosa de un futuro distópico en el que la tecnología tiene consecuencias casi apocalípticas para la vida de aquellos que pierden el rumbo al obsesionarse con dispositivos que inauguran infinitas posibilidades pero que destruyen otras. Con una mezcla de drama y humor negro, la serie narra historias completamente independientes que en tan sólo cincuenta minutos combinan la dosis perfecta de fantasía y realidad, transformando el absurdo en una probabilidad no tan lejana.

BlackMirror1x02_0604

Dos temporadas y seis episodios fueron todo lo que se necesitaron para que la serie se convirtiera en una de las más aclamadas por la crítica. Realidades desconcertantes y hasta catastróficas en las que la esencia misma del ser humano se ve afectada por una técnica incontrolable, que ha tergiversado sentimientos y desfigurado los límites entre la moral y la ética. Así, no hay prácticamente nada que el programa deje afuera: justicia, política, vida, muerte. Una multiplicidad de temáticas se cruzan en una sociedad que parece ser pura técnica, pero que también es mero espectáculo, donde la atracción por lo morboso y la curiosidad por lo ajeno son dimensiones que se manifiestan como problemáticas centrales en muchos de los capítulos.

Black Mirror encierra así la eterna paradoja de un progreso tecnológico que en lugar de hacernos libres, nos encarcela, deshace relaciones humanas que parecen no tener lugar en un universo casi virtual. Los desenlaces dejan tras de sí un rastro de ironía, cinismo y un leve escalofrío que se resiste a abandonar al televidente inquieto. Pero quizás lo más preocupante y hasta terrorífico no sean las historias, los destinos fatídicos de alguno de los personajes, sino aquel pensamiento ineludible que surge una vez terminada la emisión: que las historias revelan en realidad nuestras pasiones e instintos más bajos. Emociones temibles, ocultas, reflejadas en la oscuridad de una pantalla fría, que como un espejo negro nos devuelve una imagen distorsionada pero acertada de nosotros mismos.

Ficha técnica

Nombre: Black Mirror

Creador:  Charlie Brooker

Producción ejecutiva: Charlie Brooker y Annabel Jones

Estudio: Zeppetron

Intérpretes principales: Rory Kinnear, Lindsay Duncan, Daniel Kaluuya, Jessica Brown Findlay, Toby Kebbell, Tom Cullen, Jon Hamm, Oona Chaplin y Rafe Spall

Género: ciencia-ficción, drama

Duración: 50 minutos

Temporadas:  2 y un episodio especial

Canal de emisión en Argentina: I-Sat

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario