El odio, la guerra y la grieta en los medios, en las calles la búsqueda de Santiago Maldonado

por Lucía De Dominicis

Durante la noche del domingo, los programas televisivos políticos de mayor audiencia en los medios de comunicación centraron sus discursos en el odio y la “grieta” alrededor del caso de la desaparición de Santiago Maldonado. Mientras la búsqueda y el reclamo continúa en las calles, las emisiones lideradas por Lanata, Leuco y Majul intentaron trazar bandos e instalar intereses construidos entre quienes reclaman la aparición con vida de Santiago.



Música de película de acción, policías y represión. Con esa escena abrió una nueva emisión de “Periodismo para Todos” este domingo, el programa conducido por Jorge Lanata en Canal 13. Esta edición, como explicó en su clásico monólogo, se centraría en “el odio”. Bajo la consigna de que la Argentina vive en un contexto de creciente conflictividad social (pero sin tomar responsabilidad alguna en ese síntoma), planteó que “en la calle hay más odio” y lo relacionó directamente a las acciones del kirchnerismo. Aunque su programa se ha encargado de insultar, parodiar y generalizar a “los K”, eso no parece influir en esa conflictividad.

Al igual que el domingo pasado, la primera mitad del programa se centró en Santiago Maldonado desde la perspectiva del conflicto mapuche. En un informe de media hora enmarcado en el concepto del creciente odio en la sociedad, mostró cómo el reclamo territorial de los mapuches en Chile llevó supuestamente a la quema de camiones y al asesinato de una pareja hace 5 años. Sin ninguna contextualización, planteó que ese conflicto creciente en Chile podría replicarse en Argentina. Si los mapuches son violentos y Santiago Maldonado defendía su causa, se deslegitima su validez.

arton83977-28a52

Al hablar del caso puntual de la desaparición de Maldonado, insistió en que no existen pruebas de lo ocurrido y desestimó las declaraciones de los testigos porque se presentaron a la justicia “encapuchados”. También criticó que los mapuches no dejaran pasar a la Gendarmería a sus tierras para hacer rastrillajes, a pesar de que ellos mismos explicaron que no se dan a conocer por miedo a ser perseguidos, en el contexto de la reciente desaparición de Santiago en ese mismo lugar.

Al hablar del caso puntual de la desaparición de Maldonado, insistió en que no existen pruebas de lo ocurrido y desestimó las declaraciones de los testigos porque se presentaron a la justicia “encapuchados”.

Por otro lado, antes de que Lanata planteara en su editorial la pregunta “¿Quién gana con la violencia?”, Luis Majul había hecho una apertura similar planteando el interrogante “¿A quién le conviene Santiago Maldonado desaparecido o muerto?”. Luego de un largo monólogo, terminó planteando que sólo al kirchnerismo puede serle funcional la desaparición de Maldonado como base para su campaña de desprestigio del gobierno de Mauricio Macri. En lugar de poner el foco en la responsabilidad del Estado en la búsqueda de Maldonado, el prime time de la TV basó sus argumentaciones en juegos políticos basados en sus propias opiniones.

majul

Por último, también en el horario central del domingo, Alfredo Leuco en su edición de “Los Leuco” que se transmite por TN presentó un editorial titulado “Nos han declarado la guerra”, donde también sugiere la importancia de “hacer algo” frente al escenario de violencia social, que en su discurso parece estar agitado sólo por un sector. A partir de la supuesta falta de rechazo de la violencia vivida luego de la manifestación por Santiago Maldonado, llamó a sus televidentes a “estar preparados para defender la democracia con nuestras mejores armas: usted elige las urnas o las bombas Molotov“.

A partir de la supuesta falta de rechazo de la violencia vivida luego de la manifestación por Santiago Maldonado, llamó a sus televidentes a “estar preparados para defender la democracia con nuestras mejores armas: usted elige las urnas o las bombas Molotov”.

El discurso del odio, del enfrentamiento y la guerra de bandos está lejos del reclamo que debería hacerse desde los medios de comunicación masivos sobre Santiago Maldonado. Todos los ciudadanos tienen derecho a conocer su paradero y deben responsabilizar al Estado de su búsqueda. 



También te puede interesar:

Un mes sin Santiago Maldonado y la única respuesta del Estado es la represión

Reflexiones sobre la desaparición de Santiago Maldonado: dijimos Nunca Más

Jorge Lanata sobre el caso de Santiago Maldonado: ¿cinismo o ignorancia?

El caso Santiago Maldonado en las aulas: educar como sinónimo de consumo y no de democracia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR