Ni Una Menos: el 2016 dejó 254 razones para llenar las calles de protestas

por Gustavo Yuste

Como desde hace dos años, este 3 de junio se realiza en Argentina una nueva marcha bajo la consigna Ni Una Menos y el panorama sigue siendo crudo y desalentador. Esta semana se dieron a conocer las cifras del Registro Nacional de Femicidios de la Justicia, brindado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema, sobre el total de femicidios ocurridos en el 2016. En total, se registraron 19 casos más que en el 2015 y un triste promedio de una mujer asesinada cada 34 horas. (Fotos: Gustavo Yuste / La Primera Piedra)



Durante 2016, en Argentina fueron asesinadas 254 mujeres, cinco de ellas trans, sólo por su condición de género. Esta escalofriante cifra da un promedio de un femicidio cada 34 horas y miles de razones para que este 3 de junio las calles se vean colmadas nuevamente bajo la consigna Ni Una Menos, tal como viene sucediendo desde el año 2015 ante el incremento de la violencia machista y la organización de la lucha feminista.

Las cifras brindadas por el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia, que la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema relevó por tercer año consecutivo, dejan entrever muchas de las problemáticas que se viven actualmente en la sociedad. En el 75% de los casos, los victimarios fueron varones conocidos por la víctima y en quienes, al menos alguna vez, habían depositado su confianza (parejas, ex parejas, familiares). Por esos asesinatos, además, al menos 244 niñas y niños quedaron sin madre.

En el 75% de los casos, los victimarios fueron varones a quienes conocían y en quienes, al menos alguna vez, habían depositado su confianza (parejas, ex parejas, familiares). Por esos asesinatos, además, al menos 244 niñas y niños quedaron sin madre.

Otro dato revelador es que sólo en el 25 por ciento de los casos (60 causas) las víctimas habían denunciado previamente a los sospechosos o culpables por violencia machista. En promedio, víctimas y victimarios tenían edades similares: el 49 por ciento de las mujeres asesinadas tenía entre 21 y 40 años; el 58 por ciento de los feminicidas, entre 19 y 40, tal como refleja el diario Página/12.

Sin embargo, la violencia machista también registró víctimas y victimarios adolescentes: 15 chicas menores de 16 años fueron víctimas de femicidios; tres varones menores de 16 fueron victimarios. También hubo 17 adultas mayores (mujeres de más de 60 años) víctimas de femicidio y 10 imputados mayores de 60.



12

Foto: Gustavo Yuste

Ahora bien, un dato revelador del desamparo institucional que se vive en Argentina con respecto a esta problemática es que, hasta el momento, sólo hubo sentencia condenatoria en el 9 por ciento de los 254 femicidios registrados y el 47 por ciento sigue en etapa de investigación, según se desprende del propio informe.

Otro dato relevante es que el Registro que releva los casos de 2016 es el primero en incluir casos de travesticidios y transfeminicidios “incorporándose la variable ‘sexo/género de las víctimas’, que tuvo dos categorías: mujeres biológicamente femeninas y mujeres trans/travestis”, tal como señala el estudio. Durante el año pasado, los travesticidios y transfemicidios registrados judicialmente fueron cinco y se perpetraron en las provincias de Formosa, Jujuy, Mendoza, Corrientes y Río Negro.

Otro dato relevante es que el Registro que releva los casos de 2016 es el primero en incluir casos de travesticidios y transfeminicidios.

6De acuerdo con los datos aportados, la jurisdicción en la que más cantidad de femicidios se cometieron el año pasado fue la provincia de Buenos Aires (90 casos), seguida por Córdoba (23), Mendoza (21), Santa Fe (4) y la Ciudad de Buenos Aires (14). En cambio, si se considera la tasa de femicidios por jurisdicción (esto es, la relación entre el número de víctimas y el total de la población local, consideradas las cifras de víctimas cada un millón de mujeres), el lugar donde resultó más peligroso ser mujer en el 2016 fue en la provincia de Jujuy, donde la tasa fue del 2,68 y hubo 10 femicidios (una víctima cada 37.296 mujeres).

En vísperas de lo que se espera una masiva movilización para este sábado 3 de junio, fecha ya histórica en lo que se refiere a la lucha contra la violencia de género en Argentina, estos datos -que muestran que hubo un aumento de 19 casos con respecto al 2015- no hacen más que reflejar una triste realidad que muchas veces choca contra los conservadurismos y la inoperancia de las instituciones. Así, una problemática social tan compleja se ve facilitada y empeorada por el abandono que sufren las víctimas por parte de un Estado ausente.



También te puede interesar

Ni Una Menos: no dejar de gritar contra la violencia machista

Araceli y una nueva imagen del horror machista: abril acumula un femicidio por día

No en nuestro nombre: Ni Una Menos se opone al pedido de mano dura

Los femicidios de Micaela y Ornella: cuestionar la complicidad del Estado machista

Testimonios del Paro Internacional de Mujeres: “Es una lucha por la justicia y la igualdad”

Paro Internacional de Mujeres: sacar el cuerpo a las calles

Una mujer muere cada 18 horas en Argentina pero se sigue cuestionando al feminismo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario