1- “No es una desaparición forzada”

Al trascender la denuncia por la desaparición de Santiago Maldonado tras la brutal represión del 1 de agosto en Pu Lof en Resistencia Cushamen, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, principal responsable del accionar de Gendarmeria Nacional y del jefe de Gabinete Pablo Noceti, quien se fue parte del operativo, se tomó varios días para referirse al tema. El 11 de agosto, el día de la primera marcha masiva que reclamaba su aparición con vida y el viernes anterior a las elecciones PASO, manifestó: “Tenemos muy en claro que esto no ha sido una desaparición forzosa y que la Gendarmeria no ha detenido en el lugar a Santiago Maldonado ni en ningún lugar”.

En la misma sintonía, días más tarde se pronunciaron el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, el 24 de agosto: “No hay ningún indicio que demuestre que sea una desaparición forzada de personas”, cuando el único indicio que se manejo siempre apuntó a Gendarmería. Y, también, el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Marcos Peña, aseguró el 30 de agosto: “Hoy no hay elemento firmes que confirmen que se trate de una desaparición forzada”.

2- “Es importante no estigmatizar a nuestras fuerzas de seguridad”

Al comenzar a tomar mayor repercusión el caso, Patricia Bullrich había sido convocada a la Cámara de Diputados el 8 de agosto para dar explicaciones por la desaparición de Santiago Maldonado, pero faltó sin aviso previo. El miércoles siguiente a las elecciones PASO, cuando la presión pública aumentó, no pudo eludir el compromiso y el 16 de agosto se presentó ante la Comisión de Seguridad del Senado. Allí, dejó varias frases que acusaban a la familia y que negaban la certeza de que Santiago Maldonado efectivamente haya estado allí el 1 de agosto.

“Nuestra decisión como Estado nacional es plantear todas las hipótesis que puedan estar en juego en esta causa”, señaló la funcionaria en el Senado, eludiendo la responsabilidad de la fuerza a su cargo. “Es importante no estigmatizar a nuestras fuerzas de seguridad”, manifestó a pesar de que desde distintos sectores del gobierno e importantes medios de comunicación trabajaron fuertemente en la estigmatización de las comunidades mapuches.

3- “Me la banco yo”

En la misma audiencia en el Senado, la ministra continuó con la misma línea argumental. “Tirarle la responsabilidad al gendarme, echarle la culpa que no está probada, no lo voy a hacer, me la banco yo. (…) No voy a tirar gendarmes por la ventana para sacarme la responsabilidad, porque es la fácil, la que siempre hicieron y yo no lo voy a hacer”, señaló en continuidad con la deslegitimación de las pruebas presentadas en la causa y la defensa a la Gendarmeria.

4- “Noceti pasó por el lugar, saludó a Gendarmería y siguió”

En el Senado, también,  defendió a su jefe de Gabinete, Pablo Noceti. El funcionario fue visto por miembros de la comunidad mapuche en el operativo represivo desplegado por Gendarmería Nacional, luego se conocieron fotos que aseguraron que estuvo en el lugar.  Sin embargo, en los informes de la fuerza federal durante el desalojo de la ruta abundan los detalles, pero en las actas sobre el accionar dentro de la comunidad mapuche no hay datos ni información sobre los horarios ni las órdenes impartidas, por lo que esos datos que faltan permitirían conocer qué rol jugo Pablo Noceti aquel 1 de agosto. A pesar de las pruebas, la ministra aseguró: “Noceti pasó por el lugar una vez que se estaban haciendo las actuaciones, se bajó del auto, saludó a Gendarmería y siguió”.


Foto: M.A.F.I.A.

Foto: M.A.F.I.A.


5- “La única explicación de todo esto es el uso político”

El 22 de agosto, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, luego de la reunión que mantuvieron los funcionarios con diversos organismos de Derechos Humanos, aseguró: “La única explicación de todo esto es el uso político. (…) La investigación está en manos de la Justicia, es la que tiene que esclarecer la situación”.

Esta frase refleja la constante intención que mantuvieron desde el gobierno nacional de acusar a los organismos y organizaciones sociales de que el reclamo por Santiago Maldonado estaba teñido de un uso político contra el oficialismo. De este modo, mantuvieron este argumento sin asumir la responsabilidad directa que tuvieron, principalmente desde el Ministerio de Seguridad, en el operativo que culminó con la desaparición de Santiago Maldonado.

6- “Nadie puede demostrar que Santiago Maldonado estuvo en la zona de conflicto”

Claudio Avruj, en dialogo con radio La Red, afirmó el 30 de agosto: “Nadie puede demostrar que Santiago Maldonado estuvo en la zona de conflicto”. Así, el secretario de Derechos Humanos de la Nación se refirió al joven de 28 años que fue visto por última vez en la comunidad mapuche de Pu Lof en Resistencia Cushamen. A su vez, insistió en que “nadie puede demostrar fehacientemente” que Santiago Maldonado participó “en ese momento en el corte de ruta y en la acción de despeje que hizo después la Gendarmería”.

7- Apuñalado por un puestero de Benetton

Patricia Bullrich -tía segunda del actual candidato a senador por la Provincia de Buenos Aires, Esteban- se convirtió en una de las encargada de instalar la hipótesis oficial de que Santiago podría haber sido apuñalado el 21 de julio por Evaristo Jones, un puestero de Benetton que tuvo un enfrentamiento con desconocidos. Esta teoría fue sostenida por más de un mes por los medios de comunicación que insistían en que Santiago Maldonado podría haber muerto este día, a pesar de que la familia aseguraba haber hablado con él los días posteriores.

Como se repitió con el resto de las pruebas, el gobierno y los medios, lejos de escuchar el testimonio de la familia mantuvieron su hipótesis hasta que se desarmó cuando el 4 de septiembre los resultados del ADN encontrado en el cuchillo, con el que el puestero había apuñalado a los desconocidos, desvincularon a Santiago Maldonado con el hecho.

8-“El bando de los que no queremos encontrar a Maldonado”

“Se quieren plantear bandos. El bando de los que quieren encontrar a Maldonado y el bando de los que no queremos encontrar a Maldonado”, señaló Patricia Bullrich el 31 de julio, en el canal TN. Al día siguiente, se cumplía un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado y una multitudinaria marcha a Plaza de Mayo pidió la renuncia de la ministra. La única respuesta que recibieron fue represión. Las fuerzas de seguridad reprimieron y golpearon a manifestantes y periodistas que cubrían la movilización, dejando 31 personas que terminaron detenidas de forma totalmente arbitraria.

9- “Hay un 20% de posibilidades de que Santiago Maldonado esté en Chile”

Desde hace varias semanas, los funcionarios que hablaron al principio sobre el caso como Avruj, Garavano y hasta Bullrich  se llamaron a silencio luego del amplio repudio popular que traían sus comentarios. Sin embargo, en las últimas semanas, Elisa Carrió, diputada y principal candidata de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, fue quien actuó como vocera de las hipótesis del oficialismo.

Durante el debate televisivo de candidatos a diputados porteños, aseguró: “Hay un 20% de posibilidades de que este chico esté en Chile con el RIN”, tras ser consultada por Marcelo Ramal, candidato por el Frente de Izquierda. Dónde dice RIN quiso hacer alusión a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).  En entrevistas a La Nación y Perfil, intentó una suerte de disculpas: ”Si tengo que pedir perdón, lo pido, pero digo lo que siento”, al referirse a la versión que dio sobre el paradero de Maldonado. “Yo rezo y también investigo, porque quiero que aparezca con vida. A la Argentina le gustan los muertos. Yo amo la vida”, dijo la diputada de Cambiemos, candidata a renovar su banca.

10-“Es como Walt Disney”

Mientras mucha gente se mantenía angustiada y expectante ante la noticia del cuerpo hallado en el río Chubut el día martes 17 de agosto, Elisa Carrió volvió a burlarse del caso Maldonado en el prime time televisivo de la mano de Los Leuco. El periodista Diego Leuco, en su programa en TN, cuando planteó que la temperatura del agua en que fue hallado el cadáver había permitido su conservación, Carrió acotó entre risas: “Es como Walt Disney”.