Juicio por la represión en Sala Alberdi: la impunidad de la Policía de Macri

por Laura Verdile

Hoy se dio a conocer el fallo del juicio a los tres oficiales de la Policía Metropolitana que dispararon balas de plomo durante la violenta represión a la toma de la Sala Alberdi, del Centro Cultural San Martín, el 13 de marzo de 2013. El Tribunal Oral en lo Criminal N°7 condenó solo a uno de ellos a tres años de prisión en suspenso. Los otros dos, también acusados por la querella de triple tentativa de homicidio agravada, fueron absueltos. Leé más detalles sobre la impunidad y la represión, en la siguiente nota.


El juicio por la represión ocurrida durante la toma de la Sala Alberdi en el año 2013 terminó en el día de hoy con un gusto amargo y un mensaje que ampara el ejercicio de la violencia institucional. El Tribunal Oral en lo Criminal N° 7 condenó sólo a uno de los tres policías acusados: Gabriel Pereira de la Rosa, sentenciado a tres años de prisión en suspenso e inhabilitado por cuatro. Los otros dos oficiales, Miguel Ledesma y Maximiliano Acosta, fueron absueltos. Tal como relata Infonews, todos habían sido imputados por “homicidio reiterado (en tres oportunidades) en grado de tentativa agravado por su carácter de miembros de una fuerza policial, en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

(Leer nota relacionada: Represión en la Sala Alberdi: el juicio a la policía de Macri)

El 13 de marzo de 2013, luego de más de dos años y medio de toma de la Sala Alberdi, del Centro Cultural San Martín y tras 82 días de acampe cultural en la Plaza Seca, la Policía Metropolitana avanzó contra los manifestantes por orden del entonces secretario de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi. La violenta represión, que involucró un operativo de 200 policías para alrededor de 30 personas, terminó esa noche con tres heridos por balas de plomo: los periodistas Esteban Ruffa y  Germán de los Santos y el bibliotecario Mario Fumaroni. Además hubo otras 60 heridas por balas de goma y gases lacrimógenos y diez detenidos.


Sala_Alberdi_cyc

Foto: Plural Noticias


De acuerdo a lo relatado a la revista digital lavaca por la abogada de los periodistas, Maria del Carmen Verdú, “el Tribunal interpretó que fue un hecho aislado en lugar de ubicarlo como un accionar sistemático de la fuerza”. En su argumento, el fiscal, Oscar Ciruzzi, sostuvo que “no fueron disparos continuos, por lo cual no puedo decir que hubo intencionalidad de matar”. Verdú, que adelantó que apelarán a la sentencia, afirmó que “los jueces dejan como mensaje que la Policía de la Ciudad puede reprimir con balas de plomo”.

De acuerdo a lo relatado a la revista digital lavaca por la abogada de los periodistas, Maria del Carmen Verdú, “el Tribunal interpretó que fue un hecho aislado en lugar de ubicarlo como un accionar sistemático de la fuerza”. En su argumento, el fiscal, Oscar Ciruzzi, sostuvo que “no fueron disparos continuos, por lo cual no puedo decir que hubo intencionalidad de matar”.

La Red Nacional de Medios Alternativos, a la que pertenecen los periodistas baleados había logrado recopilar material audiovisual que demuestra que el operativo se trató de un accionar premeditado en donde hubo órdenes y responsabilidades políticas. Las pruebas presentadas buscaban demostrar que el disparo de las armas de fuego no fue el resultado de un acto individual de los tres policías identificados, sino de una coordinación que asciende jerárquicamente a todos los responsables de la fuerza represiva. Sin embargo, las evidencias fueron desestimadas, avalando una vez más la represión que, en definitiva, es política de Estado.


whatsapp-image-2017-05-12-at-21-13-44


Tal y como declaró Esteban Ruffa a lavaca:”La Metropolitana fue una experiencia en la que se vieron casos aislados que hoy podemos describir como una antesala de toda una sistematización represiva a nivel nacional”. Algunos de los casos más emblemáticos fueron también la represión en el Parque Indoamericano, en diciembre de 2010, en el Parque Centenario, durante el enrejamiento y en el Hospital Borda, en 2013. En los dos últimos casos, tal como sucedió en el episodio de Sala Alberdi, fue notable la agresión a periodistas que pareció demostrar un accionar sistemático para evitar el registro de los hechos.

Tal y como declaró Esteban Ruffa a lavaca:”La Metropolitana fue una experiencia en la que se vieron casos aislados que hoy podemos describir como una antesala de toda una sistematización represiva a nivel nacional”. Algunos de los casos más emblemáticos fueron también la represión en el Parque Indoamericano, en diciembre de 2010, en el Parque Centenario, durante el enrejamiento y en el Hospital Borda, en 2013.

En todos estos episodios, fue notable el respaldo político que asoció la violencia a los manifestantes y deslegitimó el reclamo. En el caso de la represión en Sala Alberdi, luego de un juicio que atravesó numerosas maniobras dilatorias y que fue el primero en el que se juzgó a efectivos de la ya extinta Metropolitana, es preocupante el apoyo del Estado a lo que fue una brutal represión. Al respecto, Mario Fumaroni declaró a lavaca: “La inquietud que deja esta sentencia no es sólo la absolución de quienes apretaron el gatillo, sino qué dice la justicia cuando la policía tiene armas que pueden matar en un contexto de protesta social”.


 También te puede interesar

Represión en la Sala Alberdi: el juicio a la policía de Macri

La represión en el Gobierno de Macri y la construcción mediática del enemigo

El Gobierno de Macri y la represión a los docentes mientras las cámaras no miran

Masacre de Pergamino: estar preso es la segunda causa de muerte en manos del Estado

La represión en el gobierno de Mauricio Macri: un muerto cada 25 horas

La represión del Hospital Borda: tres años y ninguna responsabilidad política

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR