Lejos del mundo de la razón

por Alejandra M. Zani

“ Siempre consideré a la escritura

como la más solitaria de las ocupaciones

de este lado de la muerte”.

Moise y el mundo de la razón es una novela que se desarrolla en un barrio bohemio y sofisticado de los artistas de Nueva York, el Greenwich Village, durante los años ‘60. La novela tiene un gran anclaje en lo real: fue en ese mismo barrio donde se cultivaron artistas como Bob Dylan y transitaron otras grandes figuras del folk-rock, y es donde se llevaron a cabo los “disturbios de Stonewall” que dieron origen al movimiento de liberación gay. Pero la inédita novela (para un tiempo en el que Tennessee Williams escribe a penas y un par de piezas literarias) también introduce varios elementos de la vida del propio autor: es publicada el mismo año en que destapa su homosexualidad a través del libro “Memorias”. El narrador en primera persona de la novela es un joven homosexual, con una madre posesiva, que relata la aventura neoyorkina emprendida por sí mismo; un escritor que en busca del éxito encuentra el amor homosexual y una voz propia como creador. Presenta la certeza de que la escritura es la más solitaria de las creaciones, que transparenta el miedo a la soledad y a la vejez.

La novela –escrita en cuadernos escolares-  narra la vida del protagonista que llega a Nueva York diez años atrás y conoce al que recuerda como el amor de su vida: Lancet, un patinador negro que falleció a causa de las drogas. Esto muestra otro paralelismo con la vida del autor: el libro se publica en 1975, y casi 10 años atrás, en 1961, había fallecido a causa de cáncer su gran amor en la vida real: Frank Merlo. Desde entonces, Tennessee Williams entró en una etapa de depresión agravada por su adicción a las drogas y al alcohol, y esta obra es un producto magistral de esa etapa.

La obra continúa con un narrador encariñado con la mejor amiga de Lancet, Moise, una pintora del Village y la única conexión que aún lo mantendría cerca de él. Diez años más tarde, en el presente literario de la novela, Moise organiza una reunión para avisar a la comunidad de artistas y a sus amigos que había tomado una gran decisión: se retiraría del mundo de la razón. Con esta gran frase, la novela introduce un debate filosófico avanzado para la época: se presenta al mundo de la razón como enemigo del arte y la creación y, por lo tanto, hay que apartarse de ese mundo. Sólo alejados de la razón podremos encontrar el arte puro. Aquí se encuentra otro paralelismo entre el narrador y el autor: la hermana de Tennessee había pasado gran parte de su vida en hospitales mentales y él los detestaba, lo que aparece claramente expuesto en el libro.

La magnífica novela reúne los últimos pensamientos de este gran autor en sus años de soledad, tras la muerte de su compañero y sanador. Muestra la fortaleza y la gran depuración que la literatura puede significar para exteriorizar aquello que más se apresa en el alma: la creación, expuesta como un acto puro de la sensibilidad, no mediado por la razón. Puede observarse en ella a un Tennessee escandalizado a través de nuevas y desordenadas formas de narrar, rompiendo con los verosímiles más arraigados de la época, desnudando ante sus posibles lectores la desolación que había vivido en su vida y las dudas que con los años no han podido convertirse en certezas.

Ficha técnica

Título: Moise y el mundo de la razón

Autor: Tennessee Williams

Editorial: Bruguera

Páginas: 202

Género: Novela

Edición: 2008

Ciudad de edición: Buenos Aires

Traducción de Ana Becciu

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR