Luciana Reif y una serie de poemas feministas que hablan por y para una generación

por Gustavo Yuste

La literatura no puede ser indiferente a lo que sucede a su alrededor y los poemas que integran Un hogar fuera de mí (Visor, 2018), de Luciana Reif, son una demostración aguda y certera de eso. Este libro ganador del Premio Loewe a la Creación Joven posee la potencia de hablar por y para una generación atravesada por la lucha feminista, la deconstrucción de los géneros y roles establecidos dentro de una sociedad y la visibilización del deseo sexual en todas sus variantes. 



¿Cómo dejar rastros en tiempos donde todo parece estar en movimiento continuo? ¿Qué huella puede sobrevivir a los médanos de una sociedad que se derrumban? Esas preguntas parecen estar latentes en el poemario Un hogar fuera de mí (Visor, 2018), de Luciana Reif, quien a través de un tono íntimo, potente y agudo, logra dar voz a una generación e interpelarla al mismo tiempo, escarbando en terrenos tan complejos como la sexualidad, los vínculos familiares y una lucha feminista que habita los distintos espacios cotidianos.

“El amor es como la verdad, esquivo a su centro, escribe la autora en uno de los poemas de este libro ganador del Premio Loewe a la Creación Joven, para después afirmar: “Si me abrieras el corazón ahora,/ si me hicieras la autopsia, descubrirías/ un millón de mentiras dichas en su nombre./ Nadie dice lo imperfecto de lo mucho que nos cuidamos“. Esa intuición que no se conforma con las respuestas habituales, que desconfía de los manuales de estilo que heredamos de las generaciones anteriores, toma la difícil tarea de reflejar una época tan convulsa como la que habitamos, logrando cumplirla sin sobresaltos. 

Un hogar fuera de mí logra dar voz a una generación e interpelarla al mismo tiempo, escarbando en terrenos tan complejos como la sexualidad, los vínculos familiares y una lucha feminista que habita los distintos espacios cotidianos.

Tal como señala Paula Jiménez España en la contratapa de este libro, Reif utiliza “los materiales de la sensualidad y la furia, siguiendo la senda de grandes plumas feministas”. Sin embargo, la gran riqueza de Un hogar fuera de mí es el estar marcado por su temporalidad y contexto sin perder el tono intimista que vuelve a cada poema una suerte de confesión y convicción al mismo tiempo“Alrededor mueren/ y renacen los hombres,/ no es su amor lo que me hace/ valiente,/ es ser quien soy/ a pesar de ellos, conservar/ en mi centro un corazón/ capaz de dar batalla”, puede leerse en esa misma dirección.

(Leer nota relacionada: ¿Qué es la poesía? #24 – Paula Jiménez España: “Hay una posición mas asentada con respecto al género”)


 ¿Sabías que siendo parte de #TribuLPP podés conseguir este y otros libros en La Coop Librería con un 15% de descuentoHacete socix acá


Luciana Reif



Ahora bien, Luciana Reif parece haber elegido cuidadosamente su tono, ya que en sus poemas no se advierten registros cercanos a los discursos políticos o a los panfletos de militancia. La autora prefiere construir su propio camino, que es a su vez el de una generación de mujeres que vivieron a la sombra de un progreso que parecía recibirlas a cuentagotas, de roles secundarios en donde caía la responsabilidad del afecto y la armonía de hogares a punto de explotar. Al respecto, puede leerse: “Estoy cansada de ser la otra del éxito,/ estoy cansada de esos hombres,/ quiero brillar/ no ser la luna que resplandece/ con luz ajena”.

Soy persistente/ le pido un deseo/ a la estrella muerta”, escribe Reif, para remarcar uno de los rasgos del movimiento feminista actual: la prepotencia de ir siempre en búsqueda de más incluso cuando todo parece ser hostil e imposible. Es en esa respuesta negada de antemano donde crece aún más el deseo de lograr el éxito

Soy persistente/ le pido un deseo/ a la estrella muerta”, escribe Reif, para remarcar uno de los rasgos del movimiento feminista actual: la rebeldía de ir siempre en búsqueda de más incluso cuando todo parece ser hostil e imposible. Es en esa respuesta negada de antemano donde crece aún más el deseo de lograr el éxito, aunque la autora se encarga de subrayar la importancia de nunca descuidar la ternura que habita en los detalles del afecto: “Vuelvo la cara contra mi chico,/ él descansa y entredormido me abraza,/ la bruma de mis miedos lo tapa./ Su ternura, como una gema,/ resplandece en el cuarto”.

Luciana Reif en este libro toma una serie de riesgos necesarios y urgentes, como hacer convivir la mirada crítica con el amor, el deseo sexual con el orden familiar -algo que ya podía leerse en Entrada en calor (El ojo del mármol, 2016), las dudas y reflexiones íntimas con las exigencias de una generación de mujeres, esa gran masa violentada que ya dejó bien en claro que no piensa callarse nunca más. 

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Entrada en calor” de Luciana Reif: la ternura y la inocencia como un filo)

Un hogar fuera de mí, en definitiva, le pone voz y nombre a lo que se respira en cada vez más calles y casas: la necesidad de repensar todo eso que nos definía, para poder verlo desde la mirada de las oprimidas hasta en su deseo sexual, puesto en segundo plano ante la maternidad o el goce masculino. Golpeo mi pecho como King Kong,/ se transforma mi corazón en una piedra”, escribe Reif como una advertencia: las cosas empezaron a ser diferentes y es mejor empezar a dejarle terreno a nuevas sensibilidades y perspectivas que ayuden a crear hogares lejos del propio cuerpo; ese mismo territorio que no quiere ser más una cárcel. 



También te puede interesar:

¿Qué es la poesía? #26 – Claudia Masin: “La poesía a nivel social puede hacer cosas muy interesantes”

“Putita Golosa” de Luciana Peker: la revolución del deseo

8 poemas para el #8M: maldecimos tu imperio para poder hacerlo caer

No servís más: 7 poemas de mujeres que se cansaron del patriarcado

La literatura argentina y 5 libros para deconstruir el patriarcado

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario