La literatura de Patti Smith: escribir por que no podemos limitarnos a vivir

por Gustavo Yuste

A partir de un relato sórdido y provocador, Patti Smith demuestra con Devoción (Lumen, 2018) la riqueza de su universo artístico. Mostrando la cocina de la escritura y lo hondo que se puede escavar dentro de uno mismo a la hora de la escritura, la música y escritora estadounidense propone en este libro la historia de una patinadora que, al igual que millones de mujeres al rededor del mundo, experimentaron el momento crucial de tomar las riendas de sus vidas. 



Cómo se manifiesta la genialidad según Patti Smith

Música, dibujante y fotógrafa, Patti Smith declaró recientemente a el diario español El País que si tuviera que elegir una sola disciplina, sería la literatura. La reciente publicación de Devoción (Lumen, 2018) lo comprueba: a partir del nacimiento de un relato sórdido y atrapante, la cantautora estadounidense demuestra que su pasión por la escritura y la lectura pueden llevarla a vivir una vida avocada a la creación de nuevas historias y el recuerdo de las obras maestras del pasado, con fronteras entre ambos estadíos no del todo claras.

Me maravillo de cómo se manifiesta la genialidad, tanto en un plato de huevos fritos como en el centro de una pista de patinaje”, apunta Smith en la primera parte del libro, titulada “Cómo funciona la mente”. En esta especie de bitácora, la autora muestra la cocina de su propia escritura, donde los estímulos pueden ser totalmente aleatorios y, a la vez, desembocan en una historia donde los recursos narrativos y los poéticos conviven a la perfección. De esta manera, la filósofa francesa Simone Weil y una patinadora rusa encontrada por azar en el zapping televisivo, se funden en la cabeza de Smith.

“Trepo por el lateral de un volcán tallado en el hielo, con el calor que emana del pozo de devoción que es el corazón femenino”, describe la autora a esos momentos de sensibilidad intensa.

“Trepo por el lateral de un volcán tallado en el hielo, con el calor que emana del pozo de devoción que es el corazón femenino”, describe la autora a esos momentos de sensibilidad intensa, donde una historia empieza a cobrar fuerzas. A partir de una especie de gira por Francia, donde debe resolver asuntos editoriales, dar entrevistas y visitar a su editor en Gallimard, Smith logra vincular sus sensaciones presentes con la historia de grande de la literatura del siglo XX, donde autores como Albert Camus aparecen no solo como influencias, sino como guías espirituales.


 ¿Sabías que siendo parte de #TribuLPP podés conseguir este y otros libros en La Coop Librería con un 15% de descuentoHacete socix acá


patti smith



Estamos a salvo y somos la nueva era

La segunda parte del libro es el relato Devoción propiamente dicho, en donde Patti Smith sorprende a propios y extraños con la construcción de un relato sólido y atrapante, donde la voluntad de las mujeres, la ausencia familiar y el deseo artístico confluyen en una historia sorprendente. Todas las cosas parecían escritas en un cristal roto. Eugenia no poseía el brillo del amor, sino la cara de un pájaro consumido”, escribe la autora sobre la protagonista: una joven que fue separada de su familia y que lo único que le interesa en la vida es patinar. 

Patti Smith sorprende a propios y extraños con la construcción de un relato sólido y atrapante, donde la voluntad de las mujeres, la ausencia familiar y el deseo artístico confluyen en una historia sorprendente.

En el camino se va a encontrar con Alexander, un millonario que primero se fascina por su arte, ofreciéndole todos los recursos necesarios para profesionalizarse y vivir de manera holgada. Sin embargo, en esa falsa bondad anidaba la posesión y la joven Eugenia, de 16 años, empieza a descubrir que hay algo que no está bien en esa relación cada vez más envolvente y enfermiza. Ese sentimiento la va a llevar a tomar decisiones extremas para sentir que, por primera vez, nadie decide por ella. 

“Solo quiero ser yo misma. Trabajo vendiendo perfumes en una tienda bonita. Tengo vestidos preciosos que podré volver a ponerme una vez que haya nacido el bebé. Estamos a salvo y somos la nueva era”, escribe Smith a través de Irina, la joven tía de Eugenia que tuvo que hacerse cargo de ella durante el avance de las tropas de Stalin sobre Estonia. En esa simple y directa confesión, parece esconderse la clave de este relato: mujeres que sobrevivieron a pesar de que todo indicaba lo contrario y que, con su vida, marcan una nueva era tan preciosa y tan arriesgada como el patinaje sobre hielo.




Presa de las palabras

De esta manera, la autora que conmovió a lectores alrededor de todo el mundo con Just Kids M Train, que acerca a la poesía a un público masivo, demuestra que también puede conmover a partir de la narrativa y la ficción. Sin embargo, consciente de su estilo personal y su búsqueda constante, Patti Smith no puede evitar reflexionar acerca de ese hecho. Así, en la tercera parte del libro, titulada “Un sueño no es un sueño”, reflexiona sobre el arte de la escritura mientras visita la casa de Albert Camus y revisa sus manuscritos.

“¿Por qué escribo Mi dedo, como un lápiz óptico, traza la pregunta en el aire vacío. Un acertijo familiar que me he planteado desde la juventud, algo que me privaba del juego, de los amigos y del valle del amor, presa de las palabras, siempre un poco desplazada”, escribe Smith al final del libro, como si la escritura de Deovoción y el contacto con la historia de la literatura en Europa hubieran removido las preguntas más esenciales dentro de ella.  ¿Por qué escribimos?, se pregunta, pero ella misma responde: “Porque no podemos limitarnos a vivir”. Este libro en su conjunto, es la mejor demostración de eso. 



También te puede interesar:

Leonard Cohen y el Libro del anhelo: la poesía en su expresión más íntima

La poesía de Spinetta: versos con la precisión de besos

Entrevista a Mariana Enríquez: “Los escritores más famosos del mundo son mujeres”

La vuelta a Diana Bellessi en 80 citas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario