La respiración: el amor es el otro

por Laura Gómez

La respiración es una comedia romántica escrita por el dramaturgo español Alfredo Sanzol, que llega a nuestro país de la mano del director, autor, actor y co-fundador de TIMBRe4, Lautaro Perotti. Además, la puesta cuenta con un elenco de primera línea: Julieta Vallina, María Fiorentino, Federico Liss, María de Pablo, Juan Guilera y Mario Bódega. Puede verse los viernes a las 20 hs. y los domingos a las 17 hs. en TIMBRe4 (México 3554).


El texto de Alfredo Sanzol habla del amor en sus múltiples formas y a través de distintas etapas de la vida. Según su testimonio, el dramaturgo escribió esta pieza tras haberse separado de la mujer con quien tuvo un hijo y convivió durante quince años: “Quería que fuese una comedia romántica para, con humor, curar el duelo de mi separación. Ese fue el desencadenante de querer contar esta historia”. Y, efectivamente, su texto está plagado de amor y humor (quizás dos caras de la misma moneda, porque el amor a veces puede ser cómicamente trágico).

La estructura dramática está sostenida en tres parejas de distintas generaciones, pero el centro de la trama está situado en Nagore (Julieta Vallina), una mujer de cuarenta años recientemente separada del hombre con quien convivió durante quince años. Para atravesar el duelo recurre a su madre, Maite (María Fiorentino), quien la llevará a sus clases de yoga para presentarla ante un peculiar grupo de amigos: el profesor, Andoni (Mario Bódega); su hijo Mikel (Juan Guilera), personal trainer; la novia, Leire (María de Pablo); e Iñigo (Federico Liss), un fisioterapeuta recién divorciado.

La respiración nos habla con ternura y humor de la necesidad imperiosa de tener aire, espacio y un ritmo propio. Como contrapunto, la asfixia podría ser el desencanto de la protagonista ante sus castillos derrumbados: el amor eterno, la pareja feliz, la fidelidad incondicional, los príncipes azules.

Nagore llega vencida, sin esperanzas ni ganas de rehacer su vida, desahuciada e insomne. Pero a medida que interactúa con los distintos miembros del grupo encuentra que todos están unidos por lazos que se alejan considerablemente de los modos de vinculación tradicional: la monogamia parece haberles quedado demasiado chica. Sin spoilear mucho más, sólo diremos que este grupo se aventura hacia los límites del amor libre y el hedonismo. Pero, ¿lograrán quedarse ahí mucho tiempo?

La solidez de Julieta Vallina en la composición de su Nagore es descollante, y el coro griego comandado por su madre —una gran interpretación de Fiorentino— no se queda atrás: a su tiempo, cada uno tiene espacio suficiente para desplegar las alas de su criatura y exponerla ante los ojos de Nagore, irritados de tanto llorar. La respiración nos habla con ternura y humor de la necesidad imperiosa de tener aire, espacio y un ritmo propio. Como contrapunto, la asfixia podría ser el desencanto de la protagonista ante sus castillos derrumbados: el amor eterno, la pareja feliz, la fidelidad incondicional, los príncipes azules.

Hace poco, en una entrevista Darío Sztajnszrajber explicaba el amor en términos filosóficos y decía lo siguiente: “El amor no es una ganancia; el amor es pérdida, porque amar es retirarte para que el otro pueda desplegarse. Esa renuncia a uno mismo es una forma de amor tan incomprendida que la maquillamos y hacemos del amor un acto profundamente egoísta. Pero el amor es básicamente el encuentro con un otro y, para que el otro aparezca uno tiene que disolverse a sí mismo. El amor no sólo tiene que ver con el otro; el amor es el otro. La pieza de Sanzol hace honor a este principio y, lejos de cualquier atisbo individualista, se sumerge en el descubrimiento de esa otredad.

En la misma sintonía, Perotti expresó: “Lo primero que me enamoró de esta obra fue la manera de entender la vida: poder reírse, no tomarse tan en serio a uno mismo y pensar en el otro. Ayudar al otro”. Su sensible dirección, la magia que logra crear con los cuerpos y los elementos en escena (el significativo desplazamiento de los sillones para representar las dinámicas que adoptan los lazos entre sus personajes), las interpretaciones de este sexteto y el aporte de todo el equipo dan con la nota justa para recrear esta comedia romántica con la que, sin dudas, muchos podrán sentirse identificados.


 FUNCIONES: Viernes 20 h // Domingos 17 h en TIMBRe4 (México 3554)
LOCALIDADES: Web de TIMBRe4 o en boletería

FICHA TÉCNICA
Dramaturgia: Alfredo Sanzol,
Actúan: Mario Bodega, María De Pablo, María Fiorentino, Juan Guilera, Federico Liss, Julieta Vallina,
Vestuario: Cinthia Guerra,
Escenografía: Lautaro Perotti,
Diseño de luces: Ricardo Sica,
Asistencia de dirección: María García De Oteyza,
Prensa: Marisol Cambre,
Producción: Maxime Seugé, Jonathan Zak,
Dirección: Lautaro Perotti,

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR