Entrevista a Anuk Loop: “Los viajes potenciaron un nuevo encuentro con la música”

por Alejandra M. Zani

Anuk Loop es el nombre artístico que eligió Eliana de Piero para su proyecto solista. Estudió música en la EMBA y viajó por Europa llevando sus canciones así como algunas versiones argentinas de tango y folklore. Esos mismos viajes fueron su fuente de inspiración para retomar entre sus influencias, además de los cantautores populares latinoamericanos, la música originaria de los pueblos nativos de América y Europa. A pocos días de su presentación en el próximo Festicultural Elepepé, Anuk nos cuenta de qué se trata este proyecto y cuáles son sus expectativas con respecto al festival: “Buenos Aires es un lugar bastante difícil. Hay tanto de todo que a veces se complica. Pero yo quiero tocar en Buenos Aires y ser feliz acá haciendo lo que amo. Es el lugar que elijo para vivir y me encanta.” (Foto de portada: Natalia Petri)

foto 2

Foto: Zoila Molina

─¿Cuándo arrancaste como solista?

Para graduarme en la EMBA tuve que hacer una tesis y fue Anuk Loop. Quería hacer algo creativo, diferente, que me identifique. Ese mismo año, en 2012, viajé tres meses por Europa tocando con un trío de tango y folklore, sobre todo en el norte de Italia, donde viven unos parientes muy antiguos. Anuk loop surgió, así, como un proyecto en el que quise que se comprendiera la utilización de la repetición como recurso, y donde quise integrar disciplinas artísticas y visuales. También quise relacionarlo con los cuatro elementos, y es por eso que decidí dividir el concierto en cuatro bloques de tensión.

─¿En qué se basó ese primer concierto?

Como era mi proyecto de tesis, fue muy planeado. Fue mi primera gran experiencia en un espacio cultural a fines de 2012. Primero me llamé sólo Anuk, pero como siempre estuvo incluida la loopera, decidí agregárselo.

─¿Por qué el nombre Anuk?

Es una buena anécdota. Mis papás me contaron que, antes de que naciera, mi viejo quería ponerme Anouk y mi mamá se negó a muerte. Le parecía muy exótico, lo que me parece bien, porque es bastante raro. Me gusta el nombre artístico, es parte de mi identidad, y esa historia reapareció cuando pensaba el nombre artístico de este proyecto.

─Martín Buscaglia es una de tus grandes influencias, ¿qué cosas tomás de él?

Es buenísimo que me hables de él porque hace poco fui a verlo. Hace dos años lo vi por primera vez y salí del concierto más fascinada de la idea que tenía de él antes del recital. Salí encantada y quise hacer un cover suyo. También salí inspirada y quise componer mis canciones. Buscaglia genera en el espectador la idea de que es un participante más, incluye muchísimo al público y lo hace consciente de que el concierto se hace entre todos. Yo trato de retomar esa idea. Quiero que el público se integre a la obra, a la creación del momento, porque siempre están integrados, pero desde la escucha o lo visual, y está bueno que su participación sea activa. Se ve mucho en “tiempos líquidos” que es un loop con voz y guitarra en el que la gente tiene que leer en voz alta sus últimos mensajes de WhatsApp, y así se genera el loop.

Muchos de tus temas tienen sonidos originarios o son covers en otros idiomas, alejados del común bilingüe español/inglés. ¿Cómo llegó esa música a vos y por qué la incluís en tu repertorio?

Además de hacer covers más populares como los de Buscaglia y Spinetta, también incluyo muchas músicas originarias de todo el mundo porque me gusta reintegrarlas al 2015 y sumarles una pedalera y mi propia interpretación. Tomo una canción noruega de Mari Boine, una mujer Sami, que es una cultura originaria de allá donde estuve de viaje tocando con Alejo en nuestro formato que por entonces era de dúo y se llama Kanu. Así aprendí el noruego, y me genera un desafío cantar en otros idiomas, presto mucha atención a la transmisión oral. Ahí esta concentrada la intencionalidad y la emocionalidad de eso que están transmitiendo. Investigo mucho, también.

─¿Cómo impactó ese viaje que hiciste por Europa a tu música?

Los viajes potenciaron un nuevo encuentro con la música, algo mucho más originario. Hoy también se puede viajar por Google o por Youtube y contamos con un montón de herramientas que nos permiten acceder y estar al acecho todo el tiempo. En Buenos Aires siempre se pueden encontrar cosas nuevas y distintas de las que sacar algo y aprender. Pero no hay nada como haber estado en contacto directo con esas culturas de allá.

─¿En qué se diferencia Anuk como solista del proyecto Kanu ?

Tengo un espacio libre, sin bordes, para habitar. No los integran otros músicos, salvo los que invito a participar, y eso diferencia a Kanu que son seis integrantes. Es una música hexagonal, mientras que Anuk es más en espiral y vertical. Juego mucho con la repetición, hay un centro claro que lo decido yo, y tengo la libertad para decidir ese centro.

─En “canción de amor” lees una poesía de Pizarnik. ¿Es la poesía una influencia en tu música?

Es una canción muy vieja que me gusta recordar, y elegí la poesía más “alegre” de Pizarnik, dentro de todo. Me encanta investigar, leer, escuchar, ver videos. Lo que recorro en la vida es la mayor influencia. “Canción de amor” no me identifica ahora, porque hoy haría otra canción de amor, es decir, tengo otro concepto de lo que es amar.

─¿Cómo te parece que está hoy la escena porteña para las nuevas bandas que están surgiendo?

Buenos Aires es un lugar bastante difícil. Hay tanto de todo que a veces se complica. Hay tantos lugares pero también hay tantos músicos, y por ahí pedís una fecha y te la dan para el año que viene. De todas maneras, creo que está bueno destacar que proponiendo un proyecto solista y acústico, es más accesible conseguir fechas que con un formato banda. Yo quiero tocar en Buenos Aires y ser feliz acá haciendo lo que amo. Es el lugar que elijo para vivir y me encanta. Los viajes me ampliaron el concepto que tengo sobre los lugares porque, por ejemplo, uno recibe información de Noruega que dice que es un país de bienestar, de índices casi nulos de pobreza, pero los músicos, allá, no ganan nada. A nosotros no nos pagaban por tocar. Eso pasa en todos lados, y me sirvió y me sirve para revaluar que sí, es cierto, lo ideal sería que de entrada pudiéramos vivir de esto, pero esta bueno poder hacerse el espacio y generar el público que tiene ganas de seguirte.

─Jugársela por el arte, hoy, es una apuesta importante. ¿Cuál es tu motor?

Lo disfruto muchísimo. Creo y baso mi vida en que si lo quiero, lo voy a lograr. Si hago algo a medias no va a funcionar. Muchas veces hay que remarla, elijo seguir aunque cueste, pero cuando estás en escenario es buenísimo, me encanta. En el 2000 compré la revista Genios y vino un fascículo que preguntaba “¿cómo te imaginás en el 2010?”. Mi respuesta fue “haciendo música”. Cuando ingresé al secundaria ingresé al coro y estudié guitarra. Siempre lo tuve claro.

─Qué esperás para el próximo Elepepé?

Quiero jugar con mucha gente diferente, encontrarnos con muchos artistas, potenciarnos en una misma fecha y compartir familia y amigos. Es súper enriquecedor porque es muy diferente. Me genera muchas expectativas.

Dónde escuchar Anuk loop:

FB: https://www.facebook.com/AnukLoop?fref=ts

Soundcloud

Entrevistas que quizás le interesen:

Kanu

Lea Camarón

Desiero&Agua

Palta

La Familia de Ukeleles

Nahuel Briones

AvePez

Otro Mambo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR