Yegua y groncha: “Provocar genera que la gente quede expuesta y repita discursos sin decir nada”

por Gustavo Yuste

Desde las redes sociales surgió el boom de “Yegua y Groncha”: un movimiento colectivo que apunta al arte y a la política al mismo tiempo, montando escenas que patean el tablero y provocan tanto a los que están a favor como a los que están en contra del kirchnerismo/peronismo. “Lo central, sobre todo, es entender la ironía”, sostiene la cara visible de esta expresión, quien prefiere mantener el anonimato como una forma de juego íntimo con sus seguidores y a la vez para evitar las personalizaciones. El rol de la ironía, lo absurdo, las redes sociales, la militancia virtual, el arte y la política en una charla imperdible.

10390958_589513244480116_7557948840678039365_n

-¿Cómo surgió esta idea de Yegua y Groncha?

– La estética con la que hacemos Yegua y Groncha la veníamos trabajando hace tiempo ya. Yo como actriz, a pesar de haber producido un par de campañas de fotos, ponía el cuerpo y siempre fui muy jugada. Si tengo que mostrar el cuerpo lo muestro, nada de desnudo cuidado como decía antes. ¿Es porno o no es porno eso?, ¿qué es porno en definitiva? El personaje en sí salió porque queríamos mezclar lo político también y, casualmente, la estética peronista combinaba perfectamente con la estética “groncha”. En fotos viejas laburábamos mucho con lo popular, con todo lo relacionado al ambiente del conurbano bonaerense. En muchas fotos no aparezco yo, solamente son familiares o amigos nuestros, son personas reales y eso nos interesaba.

-Venían trabajando sobre el peronismo sin darse cuenta prácticamente.

-Claro, sin darnos cuenta. Y a eso sumarle lo central de la ironía. Nuestra primera producción se llamó “Divas con choripan” y fuimos a la casa de mi vieja que vive en Quilmes Oeste, osea un lugar muy popular, y se armó algo mezclando el glamour con lo popular, lo “groncho” propiamente dicho.

-¿Algo así como el menemismo con su “Pizza con Champagne”?

-Nosotros en realidad quisimos reivindicar que la gente pobre también pudiera tener ese glamour, pero no desde ese lugar menemista de no reconocer los orígenes y sentirse como un habitante de Miami. El groncho que nosotros proponemos dice “Sí, estoy en Quilmes Oeste, me compro un choripán, pero también me puedo vestir de diva”. De hecho mi vieja tiene dos perros bien callejeros y los vestimos con correas y moños del tipo chic. Justamente lo que nosotros quisimos fue darle una vuelta a esa idea menemista y de los noventa de que todos teníamos posibilidad de progreso y de ser del “primer mundo”. Fue una reivindicación propia del peronismo en el que sí hay un progreso pero que conserva siempre una fuente propia popular. Te puede ir mejor con este gobierno para los que pensamos así, pero no nos vamos a ir a Miami, reivindicamos nuestro país. En definitiva, está bueno que haya distintos entendimientos. La ironía genera muchas veces eso y es genial que pase.

10457822_602613783170062_2680963061790103704_n

– Claro, Internet facilita la producción de contenidos en general, pero a la vez puede generar que no se entienda del todo lo que hacen y se vea más profundamente.

– Seguro, de hecho algunos critican pero porque sólo ven una foto. Si se sigue la secuencia en facebook y otras páginas, hay mucho más para ver: flyers y fotos coyunturales, textos, campañas. El trabajo es un conjunto, no es una sola foto. Si vos ves por arriba una foto sí puede quedar medio perdido, ver la cosificación, una mina en pelotas…si vos sólo mirás una foto vas a decir que exponemos a las mujeres, las cosificamos, que es un producto de chicos de arte “bien” porque hoy el nac&pop vende muchísimo, entonces parece una postura sobre el modernismo, lo erótico y lo político Lo central, sobre todo, es entender la ironía. Si bien es un juego con el erotismo, es una gran ironía, porque en realidad lo que hacemos es criticar la cosificación del desnudo y, a su vez, la pelotudez del desnudo cuidado. Porque si vas a mostrar un desnudo, mostralo bien, sin velarte la cara porque vas a mostrar las tetas y el culo.

– Sería cosificar aún más hacer un desnudo cuidado.

­-Sí, claramente. Queremos ir al límite de lo que pueda resultar chocante, porque hoy en día el cuerpo de la mujer sigue siendo un tema tabú. A mí mostrar el culo no es lo que me interesa, pero lo hago y me divierte. Una vez en una entrevista me dijeron “lo que vos querés es laburar con Tinelli” y no, nada que ver, mi lema no es mostrar el culo. No todos lo entienden. Nosotros decimos siempre que las redes sociales hacen que muchas veces se pierda el mensaje, aunque todos caigamos y las usemos igual. Nos gustaría alguna vez recibir una crítica fundamentada y no superficial, decirnos “no me parece bien lo que hacen por tal motivo” y no simplemente estar en contra porque sí, sin ninguna profundidad.

-¿Desde sectores feministas recibieron críticas también?

-Uh…sí. Además porque yo también critico cierto tipo de lucha de las feministas que creo que le hace muy mal al movimiento. Así como me encontré con muchas mujeres que tienen una mirada más corrida de lugar, no tan generalizadora, porque así se pierden de vista las individualidades. Decir “las mujeres son esto y los hombres son esto” no va, estamos hablando de seres humanos, puede ser así como no, habrá muchos que sí y también muchos que no. Por suerte hay muchas minas que laburan desde el feminismo que tienen una mirada mucho más amplia, no tan cerrada, tan obtusa, y creo que esa lucha es la que está buena. Porque contradictorios somos todos, para eso no nos depilemos, no consumamos. ¿Nadie miró una porno y se calentó?, y ese es el lugar de mayor cosificación. Lo mismo con el tema de Lavezzi, conozco feministas a ultranza y después ponían fotos de sus abdominales, transformándolo en una cosa.

-Todo el tema Lavezzi justamente puso un poco en peligro todo el terreno que se había ganado sobre el tema de los piropos y la campaña “Acción Respeto”

Yo no creo que estén en la misma lucha el lugar de la mujer o el lugar del hombre como objeto de deseo. Fue casi como una revancha de las mujeres diciendo “nosotras también podemos hacerlo”, pero culturalmente no vamos a comparar lo que le pasa a una mujer con su cuerpo, cómo está expuesto, con lo que pasa con un pibe que está buenísimo y vamos a hacer un tópico con eso. Pero bueno, viva la contradicción. Nadie es totalmente coherente en su vida.

– Se definieron como “Piqueteros de la Comunicación”, ¿a qué se refieren específicamente con eso?

– Eso surgió en una entrevista que nos hablaron de la “Guerrilla de la Comunicación” que es un movimiento que trabaja con romper, cortar ciertas estructuras. Pero nosotros nunca nos pusimos en ese lugar, por eso lo dijimos como ironizando esa postura. Al surgir de las redes sociales uno nunca sabe qué puede pasar. Es un juego interno que podría haber quedado en 200 amigos nomás, pero por suerte se llegó a mucha más gente. Nunca nos pusimos una meta ni una academia atrás. Se fue dando solo. Además, en las redes sociales el público te puede ir proponiendo y modificando cosas. Por ejemplo, el no decir mi nombre nació por parte de la gente que, en un principio, quería saber tanto mi nombre que terminamos jodiendo con no decir mi nombre. Como eso, muchas otras cosas se fueron generando. Igual compartimos un montón de cosas con los movimientos contraculturales, pero al abogar por un movimiento político como el kirchnerismo a la vez, no podemos ser tan contraculturales, porque deberíamos estar en contra de eso también. Nos interesa hacer algunas críticas, como a los grandes monopolios como Clarín. También están las contradicciones, como hablábamos antes. Puede venir alguien diciendo “¿Porqué no hablan de Monsanto?” “¿Por qué no hablan de la represión de Berni?” Tampoco somos defensores a ultranza de todo, ni una agencia de noticias que sigue la información minuto a minuto. Además se puede mezclar mucho, como con el Mundial que pasó, no nos parece pasar a referirnos a información seria cuando estamos hablando de taradeces de fútbol.

NINGUNCHORROBUITRE2

– Muchas veces los compararon con los famosos “bloggeros K” y hubo una especie de cruce con ellos, ¿en qué se diferencian?

­– Nosotros no nos consideramos “militantes”. De hecho descreemos bastante de la militancia virtual, porque conocemos gente que milita de verdad, que pone el cuerpo. Sentarte a escribir una computadora está bueno, pero no sé hasta qué punto suma eso en una militancia, y como no creemos que lo nuestro sume, no lo hacemos para que sume. Puede hacerlo o no, pero nuestro objetivo es generar un hecho artístico que lo pueden ver uno, veinte o mil y puede servir o no. Esa militancia virtual cree que está haciendo un gran trabajo de comunicación para que gane el kirchnerismo y claramente no gana por eso, aunque algunos crean que sí. Tampoco va a ganar por mirar una foto nuestra. Creo que ahí radica la diferencia fundamental con los “bloggeros K”, nosotros nunca nos pusimos en el lugar “estamos ayudando para tal campaña…”. No, lo hacemos porque es un proyecto personal y casualmente bancamos una ideología política y nos hacemos cargo. No hay un fin de ayuda, así que no me gusta que se defina lo que hacemos como militancia, porque entonces qué queda para León Ferrari, Santoro, quienes, salvando las enormes distancias, yo creo que son artistas. Después que su temática esté ligada a una cuestión política, me parece secundario.

-Mencionaron anteriormente el rol que tiene lo irónico en lo que hacen. Particularmente me recuerda a la estética de Cha-cha-cha y el humor de principios de los 90’, donde lo bizarro tenía un lugar importante. Igual me imagino que a Alfredo Casero actualmente no le debe simpatizar mucho lo que hacen.

– Claro, hay un poco de eso. Sacando a Casero obviamente…si Casero viviera le gustaría “Yegua y Groncha”.

-Lo absurdo entonces se puede pensar como una forma de llegar a la gente desde otro lado, ya sea al kirchnerista como hablábamos antes o al anti-kirchnerista, que si bien no se va a volver pro-gobierno, con él se puede buscar una reacción alejada de las formas tradicionales.

– Empezamos con esto para que nos putearan. No te digo solo los anti-kirchneristas, que obviamente no se iban a bancar este trabajo, sino que a muchos kirchneristas tampoco les gusta. Igualmente hay mucha gente que nos escribe y dicen “Yo no soy peronista ni nada pero me encanta lo que hacen”, porque puede mirar otro costado que no sea sólo el político. También está aprovechar la ironía de un texto frente a un discurso, porque eso provoca a los dos lados. Cuando nos hicieron una nota en el diario Perfil fue buenísimo, porque había como 2000 comentarios puteándonos sin decir nada. Al provocar generás que la gente quede expuesta y repita discursos sin decir nada en concreto. Nosotros después podemos apropiarnos eso y resignificarlo a favor nuestro.

– En estos días se empezó a correr el dato que el “Abuelo Quique” de las publicidades de Futbol Para Todos fue actor porno. ¿Lo toman como un guiño del gobierno hacia Yegua y Groncha?

– Jajaja, absolutamente, salieron a bancarnos. Igual el tipo es actor y hace castings, capaz el tipo tenía cara de abuelo y quedaba bien, no tiene que ver una cosa con la otra. Además si es una porno argentina, sin desmerecer a nadie, no debe tener muchas copias ni público. Me parece una pelotudez haberla levantado del aire y eso. Obvio que todos los anti-k encontraron una excusa para hablar y atacar. A nosotros lo erótico y lo porno no nos interesa mucho, nos gusta tratar el tema de la libertad, la verdad del cuerpo, sea gordo, flaco, feo, lo que sea. Porque en definitiva no hay nada más mentiroso que una película porno, calentarse con eso es puramente cultural. Justamente nosotros abogamos por un cuerpo real, sin tabú.

-Para cerrar, ¿cuál sería el candidato más “groncho” para el 2015?

¿Groncho? Y… no sé. Estamos graves ahí.

-¿Debería ser Cristina nuevamente?

-Ojalá. Igual seguro va a terminar siendo el que mida más. Personalmente, a mí me gusta Aníbal Fernández, pero no sé cuántos más los van a votar: la mamá, yo… También me gustaba Guillermo Moreno. En definitiva, los que hacen un poco de quilombo. Igualmente no creo que Cristina sea tonta, debe tener una carta bajo la manga para definir nada más y nada menos que el futuro del país.

-¿Cómo sigue “Yegua y Groncha” sin Cristina?

Va a ser un cambio directo sobre nuestra vida. Para este personaje también, si gana Massa, por ejemplo, este personaje va a seguir existiendo desde la contra. O si se viene el “manquito”…

 

Más información:

Sitio web: http://www.yeguaygroncha.com
Facebook: Yegua y Groncha (https://www.facebook.com/YeguaYGroncha)
Twitter: @yeguaygroncha

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR