Sibilejo, de Valeria Cervero

por Laura Verdile

Los poemas que conforman Sibilejo (Editorial Maravilla, 2018), de Valeria Cervero, cuentan una historia protagonizada por un ser que no llega a vislumbrarse por completo pero que avanza sobre el mundo resignificando el contacto con la naturaleza. Con un tono fresco y acompañado de las ilustraciones de Juan Lima, este libro construye un universo que invita a todas las edades a imaginar lo que hay detrás de las cosas más simples de nuestro entorno. 



Sobre la autora

Valeria Cervero nació en Buenos Aires en 1972. Cursó Licenciatura en Letras en la Universidad de Buenos Aires. Desde hace más de una década realiza tareas de corrección y edición para diversas editoriales. Desde 1999 hasta 2002 integró el grupo de poesía Abriendo la boca y el consejo editorial de la primera época de la revista Boca de sapo. Coordinó talleres de escritura para chicos en centros culturales y en los festivales de Poesía en la Escuela de 2010, 2011 y 2012. Publicó los libros de poesía Cadencias (2011), Equilibristas (Colectivo Semilla, 2014), Escondidas (Ediciones del Eclipse, 213), Sin órbitas (El Ojo del Mármol, 2016) y Madrecitas (Barnacle, 2017).


1-

Sibilejo respira
y así nace
la brisa silenciosa en la noche.

Notas de hojas se quiebran
bajo sus garras.

Cuando la Luna le muestra
su primera cara,
impaciente, detiene sus pasos.

Al borde de los árboles,
solo quiere decir.


 ¿Sabías que siendo parte de #TribuLPP podés conseguir este y otros libros en La Coop Librería con un 15% de descuentoHacete socix acá


2-

Siempre el mismo sueño bajo las ramas.
Una voz que cae
desde su boca
para rozar cada cosa
que quiere un nombre.


3 –

La tormenta arrastra.
La tormenta suena.
La tormenta muestra su voz.

Como el agua o la sombra,
su eco se transforma
en lo que fue o será.



4-

La noche enfrió cada palabra
hasta volverla escarcha.

La mañana mostró sus gotas,
trazos nuevos
sobre antiguas cáscaras.

Sibilejo cree.


5 –

Nueva risa en el bosque de las ranas.

Frente al árbol más alto
insiste
detrás de esa palabra
cajita que presiente.



 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario