Esto no es una fiesta: 4 ciclos literarios poco comunes para ver en Buenos Aires

por colaboradores

Más allá de bares, boliches y fiestas, la ciudad de Buenos Aires ofrece todos los días de la semana una oferta variada de espectáculos culturales para ver. Muchos de ellos tienen lugar en espacios alternativos y además la entrada es gratuita o poco costosa. Los ciclos de poesía y ciclos literarios en general forman parte de esa oferta, y en los últimos años se multiplicaron hasta el punto de que todas las semanas podemos encontrar varios de ellos para ir. Estos cuatro son ciclos literarios particulares, que le dan una vuelta al formato convencional en el que varios autores leen sobre el escenario y el público aplaude.  (Foto de portada: Mili Morsella)

*Por Tamara Grosso 


1.  PAR – Antología de Poesía y Rap

PAR es un ciclo relativamente nuevo, que por ahora tuvo dos fechas, ambas en el Centro Cultural Matienzo. El ciclo reúne a poetas y raperos buscando el punto común entre la poesía oral y el rap, además de abrir la puerta a las nuevas creaciones que surgen de ese cruce. Cada fecha está acompañada por la edición de una antología conformada por poemas y letras de canciones, editada por Merodeo Ediciones que puede conseguirse en el evento. También, en cada fecha, hay feria editorial y de plaquetas. Para leer la plaqueta de manera online, podés hacer clic acá.

En este ciclo curado por Rolando Curten, Pierre Froidevaux, Andy Quinteros y Marcos Pérez Quinteros, la poesía y la música van de la mano al mismo nivel: no hay una banda que cierra luego de varias lecturas, como en otros ciclos con un formato más tradicional, sino que los poetas y los raperos se intercalan, y el público puede bailar para luego volver a escuchar en silencio y, después, bailar una vez más.


Ciclos literarios

Foto: Tamara Grosso


2. Las sobras vs. las obras

Este ciclo rompe con lo que la mayor parte de los ciclos literarios tienen en común: no se anuncia a los escritores, no se leen obras ya publicadas, y el público no es simplemente espectador, sino que participa. Las obras vs. las obras puede definirse como una mezcla de ciclo literario con taller, ya que hay un escenario y unas lecturas pactadas para cada encuentro, pero la convocatoria para leer es abierta, las obras que se leen están en proceso de escritura y lo que distingue al ciclo es que, ordenadamente, los asistentes dan su opinión sobre el texto una vez que finaliza la lectura.

Sin embargo, tampoco se trata de un taller porque no hay maestro ni coordinador, sino que la organización es horizontal y todas las opiniones tienen el mismo peso. El clima que se genera es de mucha atención y compromiso con las devoluciones. El ciclo se realiza los viernes y la sede cambia. Las sobras vs. las obras surgió como un encuentro privado que se realizaba en una casa para hablar de literatura, pero desde este año se realiza de forma pública, contando un un público fiel que acude a cada encuentro pero siempre abierto a nuevas incorporaciones, tanto para escuchar y opinar como para leer. Más información, acá.


Ciclos literarios

Foto: Tamara Grosso



3. Alta paja – Poesía erótica

Subiendo un poco la temperatura y apuntando a la sexualidad y la diversidad que puede tener el placer, lo que distingue a Alta paja de otros ciclos de poesía y ciclos literarios en general no es tanto el formato, sino el hecho de ser un ciclo temático. La consigna para los poetas invitados, claro, es leer textos eróticos. Sin embargo, es esa propia temática la que marca que se produzcan distintas performances que acompañan a los textos.

En esa misma dirección, la selección de los curadores Germán Amato, Juliana Planas y Javier Martínez ayuda el intercambio de distintas disciplinas y estilos. Alta Paja tiene la particularidad de ir cambiando de sede, y actualmente hay una convocatoria de textos abierta para un número especial de la revista literaria 27, que será realizado en conjunto con el ciclo de lecturas y tendrá, por supuesto, el erotismo como eje. Más información, acá.


Ciclos literarios

Foto: Mili Morsella


4. Ciclo incógnito – Danza, teatro y literatura

Ciclo incógnito, por su parte, propone la fusión entre diferentes artes como la danza, el teatro, la literatura y la música. El ciclo se caracteriza por la improvisación, que los artistas de diferentes disciplinas realizan basándose en los textos de los escritores invitados. La curaduría está cargo del también poeta Nicolás Igolnikov. “Incógnito es la búsqueda de un espacio donde el encuentro sea posible en función de la escena colectiva siendo que esta surge en el encuentro entre trabajos más allá, y a través, de sus soportes”, puede leerse en la descripción del propio ciclo.

De la mano con esa definición, los autores no leen los textos propios sino que se entrecruzan leyendo a otros artistas, por lo que el ciclo tiene la particularidad de correr al escritor y su ego del centro de la escena, dejando que los textos se valgan por si mismo, ya sea en la voz de otro artista o en la interpretación que realizan los bailarines, actores y músicos, poniéndole el cuerpo a las obras. Se realiza en el Centro Cultural Matienzo cada dos mesesMás información, acá.


ciclos literarios

Foto: Juli Ortíz


También te puede interesar

La vida no es nada fácil: 5 poemas sobre la amistad de autores argentinos

La literatura argentina y 5 libros para deconstruir el patriarcado

La estúpida reincidencia del amor: 5 poemas de desamor argentinos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 Comentario

Entrevista a Patricia González López: "La felicidad puede ser vista como una amenaza" 9 octubre, 2018 - 00:48

[…] (Leer nota relacionada: Esto no es una fiesta: 4 ciclos literarios poco comunes para ver en Buenos Aires) […]

Responder

Dejá tu comentario