Entrevista a Federizo Bezenzette, Director de Suplentes: “Los protagonistas tenían que ser carismáticos y así llegamos a Lopilato y Mogordoy”.

por Alejandra M. Zani

“Hay muchas series que surgieron en formato web por la imposibilidad de tener un espacio en el aire, pero determinadas todavía por el formato televisivo, con duración de 30 minutos, porque nuestro referente era la tele”, cuenta Federico Bezenzette, Director de la serie Simple, nominada a la “Mejor ficción en internet” en los premios Martín Fierro del 2015. “Lo que tuvo bueno la aparición de UN3 es que transformó todo eso”, agregó sobre Suplentes, su última serie web protagonizada por Darío Lopilato y Sebastián Mogordoy, que se puede ver en el portal de UN3 TV. Lee más sobre el futuro de las series web en la siguiente entrevista.


Federico Bezenzette es Director graduado en la ENERC y cofundador de la productora Soleado Films. En su trayectoria, encabezó y dirigió el video institucional de Abuelas de Plaza de Mayo en el año 2016. También dirigió un episodio de la serie Ranchera para la televisión mendocina, protagonizado por María Abadi y Diego Alonso, y su mayor pasión es la ficción. De ésta nace Suplentes, la nueva serie web de UN3.TV, escrita junto a su socio Ramiro Villani, que narra la vida desde el banco de suplentes de dos tipos que esperan su oportunidad para entrar a la cancha. Mientras aguardan, Pato (Lopilato) y Marcos (Mogordoy) hablan de sus temores, sus desventuras, la convivencia y otros demonios de la vida cotidiana mientras siguen el pulso de cada partido, de esta liga amateur, que los hunde o los aleja del descenso.

─¿Siempre supiste que querías trabajar con audiovisuales?

Terminé el secundario creyendo que quería ser periodista. Había hecho un taller extracurricular en el colegio, con Ramiro Villani, que ahora es mi socio, y empezamos la carrera de Comunicación Social en la UBA. Por esos años hacía teatro, trabajaba en una revista de poesías haciendo entrevistas, laburé en radio también, hasta que hice una materia que se llama Taller II, que es de producción audiovisual. Elegí ficción, y me tocó dirigir por primera vez. Cuando agarré una cámara en un set para dirigir y me vibró el cuerpo de una manera que nunca antes me había pasado, entendí que tenía que hacer eso. Al año siguiente hice el ingreso al ENERC y entré para hacer Realización.


Portada Suplentes


─¿Cuándo arrancaste a trabajar con series web?

Por el 2008, el formato de Internet no había explotado todavía como hoy. Una noche, dos amigas vinieron a comer a casa, y cerca de la medianoche dijimos: “che, ¿y si grabamos algo?”. Así surgió Trashnoche, una primera serie web con capítulos de corta duración que subíamos a un blog. Lo empezamos a sacar una vez por semana, y fue creciendo. Ahí se sumó Ramiro. Él siempre fue cinéfilo, le copó lo que hacíamos, me tiró palos también, y de ese encuentro salió juntarnos a escribir juntos los capítulos de Trashnoche: chicas superpoderosas, logias secretas, cero presupuesto. Lo que estuvo bueno es que, después, empecé a sumar amigos de teatro a esa serie, y así apareció Peco (Esteban Pecoche), que después sería el protagonista de Simple. Fue una primera experiencia. Tuve que resolver muchas cosas con una camarita, y fue como un intensivo entre puesta en escena y actuación, y obviamente fue limitado. Pero, para mí, fue como una prehistoria de las series web.

─¿Cómo surgió la idea de hacer Simple?

Tenía ganas de hacer una especie de comedia romántica, con un poco de drama también, con un personaje que hablara a cámara. Allá por el 2011-2012 empecé a pensarla y la empezamos a laburar con Ramiro. Dejamos la oficina, nos tomamos 6 meses para escribirla, yo tenía ganas de que fuera algo chiquito, también, pero ya con una mejor producción que Trashnoche. Empezamos a escribir los guiones, hablamos con Ezequiel Tronconi (actor, director y dramaturgo argentino), y empezamos a armar el equipo. Así se sumaron María Duplaa, Andrea Quattrocchi, que es muy conocida en Paraguay y en ese momento estaba acá cursando en la escuela de Julio Bocca, y con ese elenco tremendo la produjimos. Finalmente la serie llegó a UN3, les gustó y la compraron.

Simple siempre nos dio más satisfacciones de las que esperábamos. Empezamos a pensar que saldría en Youtube y terminó en UN3. Es como cuando una araña elige tejer una tela en cualquier rincón de la casa, y por algún motivo, la mosca siempre va a terminar justo ahí.

─¿Cómo fue la experiencia de haber sido nominados al Martín Fierro?

La nominaron al Martín Fierra por “Mejor ficción en Internet” compitiendo con Aliados en la web y con Yo soy virgen, también con algunos ex Cris Morena, y por supuesto, nos ganó Aliados. Pero Simple siempre nos dio más satisfacciones de las que esperábamos. Empezamos a pensar que saldría en Youtube y terminó en UN3. Es como cuando una araña elige tejer una tela en cualquier rincón de la casa, y por algún motivo, la mosca siempre va a terminar justo ahí. Esto fue un poco así.

─¿Por qué pensás que la serie web es un género cada vez más utilizado?

Cuando Internet no era un fenómeno como hoy, estas primeras series, como Tashnoche o Simple, también como Plan V o Vagoneta, surgen como una necesidad de expresión de hablar de esos temas y contar esas historias. Hay muchas series que surgieron en formato web por la imposibilidad de tener un espacio en el aire, pero determinados todavía por el formato televisivo, con duración de media hora o 20 minutos, porque nuestro referente era la tele. Lo que tuvo bueno la aparición de UN3 es que transformó todo eso. En Internet no podés estar media hora. Como formato, te pide que sea corto. Internet es el futuro en general, en un punto todo va a pasar por ahí, lo que no sé es si las series como tales van a virar todo a lo que hoy es el formato web.

─¿Qué es lo que más te gusta de Suplentes, tu última producción ficcional?

Se trata de dos personajes que son suplentes en un banco, y mientras sucede un partido de fútbol que nunca se ve, ellos van hablando de sus vidas. Escribimos la serie junto a Rami, entendíamos que los dos protagonistas tenían que ser muy carismáticos, y así llegaron Darío Lopilato y Sebastián Mogordoy. Darío es un gran actor de comedia, hace teatro, está formado, y tiene un montón para dar. Incluso me sorprendió porque le agregó un costado un poco tierno a Pato, que es un personaje que se las sabe todas, pero también es un suplente. Seba me gusta mucho como actor, me había encantado en el teatro, y me contacté con él, le mandé el guión y empezamos a trabajar juntos.

Cuando Internet no era un fenómeno como hoy, estas primeras series, como Tashnoche o Simple, también como Plan V o Vagoneta, surgen como una necesidad de expresión de hablar de esos temas y contar esas historias. (…) Lo que tuvo bueno la aparición de UN3 es que transformó todo eso. En Internet no podés estar media hora. Como formato, te pide que sea corto.

─¿Son capítulos unitarios?

Podríamos decir que son pequeños capítulos unitarios que duran alrededor de 4 minutos cada uno, algunos un poco más como uno en donde todo el capítulo es un plano secuencia de 7 minutos, pero cuando ves todos y los unís, se va formando una historia. Están todos los capítulos subidos a UN3.

─¿Cómo se financia hoy una serie web?

Canal UN3 se maneja con presupuestos, uno puede sumar presupuesto de afuera o no, y hay que hacerlo por esa plata. Es una co-producción. Nosotros gestionamos otros recursos por afuera: luces, camisetas de fútbol, etc. que provienen de gente que te apoya dándote especias. Tenemos una buena productora que viene de la TV y se animó a pedir canjes o a buscarle la vuelta. También conseguimos locaciones apoyados y con presupuestos bajos. Si la pregunta es si es rentable, no sé si es la mejor opción.



Notas relacionadas:

ENTREVISTA A FERNANDO SALEM: “EL ‘CASI’ ES ESO QUE NO TIENE RESPUESTA”

Tiempo muerto: entrevista con el Director Víctor Postiglione

Lord, el Musical

Entrevista a Las Taradas

Martín Hodara y Xavier Dolán: los dramas familiares en escena

Entrevista a Tabaré Cardozo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR