Casi leyendas: algo del pasado… quedará

por Laura Gómez

Hoy se estrena en una gran cantidad de salas argentinas Casi leyendas, la segunda película dirigida por Gabriel Nesci (la primera fue Días de vinilo) y protagonizada por una tríada de alto voltaje tanto en los dominios de la comedia como del drama: Diego Peretti, Santiago Segura y Diego Torres. El film narra el reencuentro de tres amantes de la música que en los ochenta habían compartido una banda de pop-rock llamada Auto Reverse. A Javier, Axel y Lucas los une la música, un pasado en común, algunas groupies y… no mucho más que eso. Pero esta reunión después de 25 años le servirá a cada uno para resolver aspectos inconclusos de su presente.



La película de Nesci es, ciertamente, una comedia (y de las buenas). Al verla, uno inevitablemente suelta la carcajada (y con ganas) a medida que la historia avanza y los personajes desenmascaran sus miserias. Axel (Santiago Segura) es un empleado que se ocupa del mantenimiento informático en una gran empresa española y dedica su tiempo libre a visitar a su padre en el geriátrico. Pero el rasgo más distintivo de este personaje quizás sea el que se muestra ya en los primeros minutos de metraje: él festeja su cumpleaños completamente solo, luciendo un bonete en su cabeza y apagando la tradicional velita en la soledad de su departamento. La razón de esta escena deprimente es que este personaje padece el síndrome de Asperger, que le impone varios obstáculos a la hora de la interacción social y la comunicación con otros seres humanos: básicamente desconoce las pautas sociales para establecer los vínculos más corrientes. Este personaje constituye de algún modo la pieza clave en la estructura del guión, y Nesci ha sabido capitalizarla al momento de canalizar buena parte del humor de la película: en boca de Segura nada resulta ofensivo ni denigrante, aunque sí disparatado.

Javier (Diego Peretti) es un hombre ojeroso y descuidado que ha caído en una profunda depresión a causa de la muerte de su esposa, y no es capaz de superar ese duelo ni de comunicarse con su hijo adolescente. El destino lo ha llevado a terminar confinado en un aula repleta de alumnos desinteresados a quienes debe impartir conocimientos de biología para ganarse el pan. Lucas (Diego Torres), por su parte, es un ambicioso abogado que también está atravesando momentos difíciles: él se encuentra en medio de un divorcio y se ha quedado sin empleo a causa de un juicio en donde se lo acusa por malversación de fondos en la empresa para la que trabaja.

En boca de Segura nada resulta ofensivo ni denigrante, aunque sí disparatado



Axel descubre en un programa de radio argentino dedicado a la nostalgia ochentosa, un concurso en el que participarán algunas bandas de esa época para revivir un concierto junto a sus fans. Y he aquí la epifanía: ¿acaso puede haber un mejor momento para el reencuentro?, piensa Axel y comienza a organizar cada detalle. Él viaja a Argentina con el objetivo de reunir a Auto Reverse, ganar el concurso y tocar frente a su público como en los viejos tiempos. Pero inmediatamente después de su llegada, aparece la primera de las cuestiones a resolver: estos tres personajes, ¿acaso fueron amigos en esa época, o sólo se limitaron a compartir una banda?

No son únicamente nuestras propias decisiones las que definen nuestros destinos y marcan el rumbo de nuestras vidas; las decisiones de quienes nos rodean y comparten algunos de esos espacios vitales, también tienen su peso a la hora de mirar a través del espejo retrovisor

Casi leyendas 2

Lo indudable es que cada uno de ellos se ha visto en mayor o menor medida influenciado por las decisiones de los otros. Y esto es quizás lo más interesante que Nesci nos propone en su película: no son únicamente nuestras propias decisiones las que definen nuestros destinos y marcan el rumbo de nuestras vidas; las decisiones de quienes nos rodean y comparten algunos de esos espacios vitales, también tienen su peso a la hora de mirar a través del espejo retrovisor: nos abandonan, nos cortan, nos reconocen, no nos reconocen, nos despiden, nos contratan, nos estimulan, nos disuaden.

Las actuaciones de los protagonistas son excelentes a los efectos del film, porque supieron darle el tono justo bordeando la comicidad y el drama

Así, Javier en el bajo y la voz, Axel en la guitarra y Lucas en la batería, se reúnen nuevamente y después de 25 años para darle vida (o resucitar de las cenizas) a aquella banda épica -al menos para ellos- llamada Auto Reverse, que supo tener sus fans y sus propias groupies. En este punto ingresan en la historia las mujeres del elenco: Abril (Claudia Fontán) y Sol (Florencia Bertotti) como las hermanas guardianas del material de archivo de la banda: casettes, pósters, remeras, fotos, autógrafos y toda clase de merchandising rockero.

Otro de los puntos fuertes del film es la música (muchos pedirán el soundtrack con desesperación)



Las actuaciones de los protagonistas son excelentes a los efectos del film, porque supieron darle el tono justo bordeando la comicidad y el drama (un componente que también está presente en Casi leyendas). En los papeles secundarios aparecen destacadas figuras, de la talla de Arturo Bonín, Julieta Cardinali o Rafael Spregelburd (interpretando a un policía en pleno operativo rutero en una de las escenas más desopilantes del film, que recuerda inevitablemente a la anécdota de Keith Richards con las cenizas de su madre: plagada de humor negro). El guión de Nesci es efectivo, y en la dirección ha logrado una buena coordinación entre los estilos bien diferenciados de estos intérpretes. Otro de los puntos fuertes del film es la música (muchos pedirán el soundtrack con desesperación al salir del cine): las letras y la música han sido compuestas por el mismo director que, según expresaron los actores en la conferencia de prensa que tuvo lugar el pasado viernes en el Hotel Intercontinental, tiene un alto grado de obsesión con su trabajo y en todo lo que respecta al mundo musical, al punto de recomendarles que tomaran algunas lecciones de bajo o guitarra para poder interpretar mejor sus personajes. Si estos niveles de obsesión conducen a obtener como resultado el estallido de sanas risas en la sala y el tarareo posterior de unas canciones que realmente son muy buenas, entonces… ¡larga vida a la obsesión!


FICHA TÉCNICA
Título original: Casi leyendas
País: Argentina
Año: 2017
Dirección/Guión: Gabriel Nesci
Intérpretes: Diego Peretti, Santiago Segura, Diego Torres, Claudia Fontán, Florencia Bertotti, Rafael Spregelburd, Arturo Bonín, Julieta Cardinali

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR