Preludios del rock: Nahuel Briones y Paula Maffía

por Alejandra M. Zani

El jueves 20 de octubre, Nahuel Briones dará su primer concierto en la sala ND Ateneo junto a la Orquesta Pera Reflexiva. El show será prececedido por Paula Maffía, cantautora y fundadora de Las Taradas y de La Cosa Mostra, y además contará con la participación de numerosos músicos amigos:  BIFE, Lucy Patané, Miau Trío y muchxs otrxs. 

En una conversación íntima entre mates y cervezas, Nahuel Briones y Paula Maffía discutieron sobre el rol del periodismo contemporáneo, remarcaron la importancia de la lucha por la legalización del aborto y su deseo de que esa lucha quede prontamente obsoleta, y nos adelantaron un poco de lo que se estará viviendo el próximo jueves 20 de octubre en el ND Ateneo. A sólo unos días del show, conocé todos los preludios del rock.


─¿Cómo se conocieron ustedes dos?

─Paula: En 2011 nos invitaron a tocar con Las Taradas en Ciudad Emergente y antes abría Nahuel. Tenía una guitarra celeste y a mí me partió la cabeza. No tengo el mejor recuerdo del show, nos costó conseguir agua para el camarín, pero ahí fue cuando nos conocimos. Después nos reencontramos en el SUCEDE, y ese día pensamos en hacer algo juntos. Después empezaron un sinfín de fechas.

─Nahuel: Nos hicimos amigos. Nos juntamos a comer y hemos llorado juntos. Después de eso, no hay vuelta atrás.

─¿Qué es lo que más les gusta de compartir proyectos?

─Paula: Con Nahuel siento que tengo tanto resto de mancharme y desbordarme, y que igual voy a estar tan contenida, que me da muchísima tranquilidad. Él es un derroche de talento. Se prende en todas, canta bárbaro, toca bárbaro, tiene mucho sentido del humor, y es un gran showman.

─Nahuel: Es una locura decidir vivir de ésto. Hay que moverse un montón. Uno tiene la idea de que el músico al que le fue bien es el que llena “algo” y que tiene una “cosa” toda armada, pero en general no. Es moverte en un montón de situaciones incómodas que uno tiene que revertir, y queno siempre puede. Y en Paula veo eso, movimiento… Además, me parece que tiene una voz increíble y tiene una manera de componer muy distinta a la mía. La vi cantando en vivo aún estando mal de la garganta, y eso me hizo admirarla más. Un día se levantó con anginas, pero salió y dio el show, y me encantó ver todos los recursos que tiene además de su voz para hacer que la gente lo disfrute.

Es una locura decidir vivir de esto. Hay que moverse un montón. Uno tiene la idea de que el músico al que le fue bien es el que llena “algo” y que tiene una “cosa” toda armada, pero en general no. Es moverte en un montón de situaciones incómodas que uno tiene que revertir, y que no siempre puede.

─¿Cuál fue la mejor fecha que compartieron juntos?

─Nahuel: Este año empezamos a tocar con Lucy Patané. Con ella me siento muy identificado como instrumentista. Podemos resolver temas en muy poco tiempo, y está buenísimo ese vértigo de pensar que una canción tiene poco ensayo y que después, en vivo, salga mejor que nunca. Yo empiezo a tocar algo, la miro a Lucy, ella empieza a tocar otra cosa e inmediatamente yo la sigo, y estamos todo el tiempo conectados. Y no es muy fácil encontrar músicos que estén escuchándose. Por más buenos y talentosos que sean, a veces les cuesta mucho relacionarse.

─Paula: Totalmente, solidaridad y sincronización. Lucy te salva las papas. Es hábil, es virtuosa, pero no en un sentido de derroche. Las últimas tres fechas que hicimos juntos fueron muy buenas. Nunca me pasó con una banda eso de ensayar tan poco y que saliera tan bien.

Me parece que la problemática de la deconstrucción del género tiene que, necesariamente, incluir al hombre, porque no se puede hacer unilateralmente.

─El año pasado presentaste El Cruce de los Unders dos veces en el Caras y Caretas, ¿qué es lo novedoso de la fecha de este año?

─Nahuel: Si bien el repertorio va a ser muy diferente al del Caras y Caretas, siento que la diferencia fundamental es que la banda, hoy, suena mucho mejor. Todos los músicos tienen otros proyectos que fueron creciendo un montón, y cada vez que nos volvemos a juntar, todos tocan mejor que la última vez. Entre la última presentación del disco, que fue en diciembre, y la del jueves que viene, yo toqué un montón. Toqué en Rosario, en Salta, en Tucumán, en Córdoba, en Jujuy, en Madrid, en Barcelona, en París… y llevé esas canciones solo. Entonces, cuando volvemos a ensayar, yo ya tengo un montón de ideas nuevas sobre esas canciones, y toda la banda tiene un crecimiento enorme de cada uno individualmente, y eso se nota grupalmente.

─¿Qué sentís cuando hablan de que sos un hombre feminista?

─Nahuel: A mí me pasa que tengo una gran dicotomía. Me invitan a tocar en alguna concentración feminista, y me siento un desubicado si tengo que cantar “No todo es color de rosa”. Entonces, agradezco que me hayan invitado, pero no toco. Creo que todos podemos empatizar con que te cuenten lo que es ser mujer, con que te cuenten que todos los días en la calle te abusan o te maltratan por ser mujer, pero de ahí a comprenderlo y sentirlo realmente, es muy difícil. Yo entiendo cuando algunos dicen que los hombres no pueden ser feministas. Podemos acompañar, generar debates, y debemos.

─Paula: Yo no estoy muy de acuerdo con que los hombres no puedan participar de la lucha de las mujeres. Me genera contradicción. Entiendo que haya lugares donde son problemáticas estrictamente ligadas a la mujer, y me parece bien que esos lugares se respeten, pero con el tiempo, si las cosas cambian, debería poder abrirse hacia los hombres también. Me parece que la problemática de la deconstrucción del género tiene que, necesariamente, incluir al hombre, porque no se puede hacer unilateralmente.

¿Por qué tenemos que exigir a los periodistas que sean superhéroes? Lo que sí podemos exigirles es que tengan moral, que no escriban cosas en las que no creen, y que dejen en claro la marca de lo que hacen. El periodista no es un observador omnisciente que tiene las palabras de todas las personas. Por eso, para mí, el periodismo tiene que estar bien firmado.

─En ese sentido, los dos tienen una composición muy marcada por la crítica a la teoría binaria del género…

─Nahuel: Si nacés varón, una vez me dijo Paula, es comos si te entregaran una llave para acceder a muchos lugares donde las mujeres no tienen acceso. Y la mayor parte de las personas no quieren perder esa llave. ¿Por qué querrían perderla? Nadie quiere perder un privilegio.

─Paula: Pasa, también, con la cuestión de clase. Nadie quiere resignar sus privilegios de clase. Pienso en tanta gente del norte de Europa que viene a Latinoamérica a “vivir la experiencia Latina”, donde “la gente es de verdad”. Esa gente está resignando un montón de privilegios de clase, pero también está manteniendo otros. No se entregan de verdad a una vida en la favela, y es muy difícil cortar con todo un bagaje de fondo que viene de siglos atrás. Los medios, ahí, tienen mucha responsabilidad.

─¿Qué opinan de los canales de comunicación independiente?

─Paula: Es el futuro de la comunicación. Es gente que no tiene que rendirle tributo genuflexo a una editorial. De a poco, medios reconocidos están empezando a tener esa estructura, como pasó con Tiempo Argentino que fue diezmado por los dos extremos de la grieta, por así decirlo, y ahora se autosustenta. ¿Es necesario que un grupo de periodistas tenga que pasar por todo eso? Es complejo, porque no deja de ser una empresa, y no dejan de ser empleados, personas con deberes, con familias… ¿Por qué tenemos que exigir a los periodistas que sean superhéroes? Lo que sí podemos exigirles es que tengan moral, que no escriban cosas en las que no creen, y que dejen en claro la marca de lo que hacen. El periodista no es un observador omnisciente que tiene las palabras de todas las personas. Por eso, para mí, el periodismo tiene que estar bien firmado.

─Hay canciones que a veces funcionan como editoriales, como manifiestos de qué va el cantautor y de qué va la música que hace…

─Nahuel: Estoy con vos. Rinocerontes, por ejemplo, es una canción que escribí hace un montón. Ya venía pensando en que había que legalizar el aborto. No lo siento un manifiesto, porque me pasa que creo que debe ser así, para mi no hay duda. Lo que más quiero es que la canción quede obsoleta. Cantarla y que ya no tenga sentido porque el aborto es legal hace años y porque hace años, también, estamos separados de la iglesia. No me parece simpático invitar a gente a que piense lo que yo pienso cuando hay un femicidio todos los días, sino que trato de alejar a los que piensan de otra manera. Rinocerontes a veces parece muy agresiva, pero no sé de qué otra manera escribir una canción a la Iglesia.

Creo que todos podemos empatizar con que te cuenten lo que es ser mujer, con que te cuenten que todos los días en la calle te abusan o te maltratan por ser mujer, pero de ahí a comprenderlo y sentirlo realmente, es muy difícil. Yo entiendo cuando algunos dicen que los hombres no pueden ser feministas. Podemos acompañar, generar debates, y debemos.

─¿Cómo se preparan para la fecha del jueves en el ND ATENEO?

─Paula: Yo voy a tocar sola, así que mucho no tengo que ensayar. Sé que voy con el cuatro y con la guitarra. Voy a participar de una canción con Nahuel, y hasta donde sé, el muchacho está ensayando furiosamente con su banda y con sus invitados.

─Nahuel: Hace tiempo que no ensayábamos tanto. La lista de temas se armó entre mucha gente, nos unió mucho a todos, técnicos y músicos, y es la primera vez que estamos ensayando como cooperativa. Ahora siento que realmente estamos muy bien. Sabemos que vamos a llegar muy tranquilos al show, y eso nos da una gran soltura para interpretar. Creo que vamos a dar un show muy bueno. Y me encanta que Paula lo abra. Siempre fue una persona muy generosa conmigo, y me parecía que estaba bueno invitarla, poner su nombre en los carteles en la calle, y compartir con ella otra fecha.

Foto de portada: Amalia Fischbein

EVENTO: Entradas a la venta en Plateanet y en las boleterías del teatro.


ENTREVISTAS QUE PUEDEN INTERESARTE:
NAHUEL BRIONES
PAULA MAFFÍA
BIFE
MIAU TRÍO
LAS TARADAS
CHOCOLATE REMIX
MANA BUGALLO
MAGALÍ TAJES

TAMBIÉN LEE:
PARO NACIONAL DE MUJERES

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario