R.A.Q: Arte en el quirófano

por Lucía De Dominicis

A simple vista, pocas cosas parecen más opuestas que la medicina y el arte. La primera se piensa como fría y calculadora, mientras que el arte resume todo lo descontracturado, libre y siempre en movimiento. El cirujano Marcelo Bernstein se atreve a desafiar los límites del estereotipo en su muestra R.A.Q. (Residuos Artísticos Quirúrgicos), que apunta a generar conciencia sobre la cantidad de residuos que se descartan por día en los distintos ámbitos de trabajo.

En una sala del Centro Cultural Borges, en pleno centro porteño, desde el 21 de Agosto puede visitarse la primera muestra íntegramente realizada con residuos de cirugías estéticas. Tapitas de jeringas, agujas, cajas de implantes y todo tipo de envases vacíos se convierten en esculturas que impactan al visitante tanto por la impresión de saber que fueron parte de una operación real como por saber que, de no haberse convertido en obras de arte, habrían terminado en la basura.

La originalidad de la propuesta llevó a R.A.Q a ser declarada de interés cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación y a obtener el auspicio del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. Es importante destacar que lo recaudado por la venta de las obras será destinado en su totalidad a la cooperadora de un hospital público a elección del comprador. Para conocer más sobre la obra y su creador, hablamos con el Dr. Bernstein para que nos cuente más sobre esta muestra donde los descartes de aquello que sirvió para dar belleza se convierten en arte en sí mismos:

¿Qué lo llevó a imaginar la muestra?

En las vacaciones de este año en Nueva York recorrí varios museos de arte moderno, entre ellos el de arte y diseño que es la meca de los nuevos artistas internacionales, y al no encontrar nada que me asombrara, pensé qué podría hacer yo fuera de lo común que deje una marca y sorprenda por su innovación. Fue así como se me ocurrió la idea de la muestra ¨R.A.Q.¨. Me quise contactar con otros artistas para compartir experiencias y no encontré ninguno a nivel mundial que trabaje con estos elementos quirúrgicos descartados. Ahí me di cuenta que la idea era fantástica. El elemento que me ayudó a producir la belleza quirúrgica (jeringa, aguja, caja de prótesis mamaria, etc.) se recicla, se transforma en parte de una obra de arte.

En la muestra se ve fuertemente la preocupación por lo descartable, ¿esa idea estuvo desde el comienzo?

Me preocupa mucho que se produzca tanta basura innecesaria, y mi aporte es el de mostrar cómo un residuo quirúrgico mío se transforma en arte. Considero que se debe concientizar para que cada uno haga algo similar desde su profesión o trabajo. Decir no a la basura innecesaria y darle un valor agregado al reciclaje.

¿Cómo se combinan la cirugía y el arte en su vida?

Yo antes que cirujano plástico me considero un artista plástico. No todos los cirujanos plásticos son artistas plásticos y eso se observa en malos resultados quirúrgicos, como caras que luego de un lifting pierden sus rasgos, narices muy levantadas que muestran orificios nasales, prótesis mamarias exageradas en cuanto al volumen que no se corresponden al cuerpo de la portadora, etc. Yo cada resultado quirúrgico lo comparo con una obra de arte, en cuanto a la naturalidad del resultado y su armonía. Me aterra cuando veo cirujanos plásticos que no saben dibujar y/o modelar y carecen de sensibilidad artística en sus manos. No cualquier médico puede ser un buen cirujano plástico, es un don manual con el cual se nace y se puede perfeccionar si se lo tiene, pero si no se lo tiene es un técnico operador más.

En varias obras aparecen mencionados sus hijos, ¿colaboraron ellos en la idea de la muestra?

Yo les di sólo los materiales y ellos se inspiraron, realmente me sorprendieron a mí y a todos los visitantes de la muestra.

¿Cómo describiría la muestra para quienes no la conocen?

Es una muestra de arte inédita a nivel mundial y saludable. Se combina el reciclado, la estética, la salud. Es una muestra que gusta a los pequeños porque observan los elementos que les dan temor como las agujas, jeringas, etc. desde otro punto de vista, más didáctico y divertido. Es la primera muestra mundial de un cirujano plástico que está declarada de interés cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación y auspiciada también por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires y el Instituto Cultural Provincial.

R.A.Q puede visitarse todos los días entre las 10 y las 22 hs en el Centro Cultural Borges (Viamonte 500 – Galerías Pacífico). La entrada es libre y gratuita y se mantendrá en exposición hasta el 7 de septiembre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario