El aborto será ley: Diputados aprobó el proyecto

por Redacción La Primera Piedra

Después de una jornada histórica en la que por primera vez se votó la legalización y despenalización del aborto en el Congreso, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley consensuado luego de más de dos meses de debate. Afuera del recinto, el color verde cubrió las calles y los cuerpos de miles de personas que desde temprano se hicieron presentes para reclamar el derecho de las personas gestantes a decidir. En la siguiente nota, los detalles de un día clave en la lucha feminista y del recorrido que permitió hacer visible lo que hace un tiempo era tabú. (Foto: Nadia Díaz)



Más de 20 horas de debate en la Cámara de Diputados en las por primera vez el derecho al aborto fue el centro de la cuestión. Una jornada histórica que, fuera del recinto, en las calles que rodean al Congreso se vivieron con ansias y también la alegría de saber que hablar a viva voz sobre la decisión de las mujeres sobre sus cuerpos dejó de ser un tabú. Con 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención, el proyecto de ley consensuado después de quince semanas de exposiciones fue finalmente aprobado por la Cámara de Diputados.

Los resultados se mantuvieron parejos durante toda la madrugada y los pronósticos parecían inciertos hasta que a primeras horas de la mañana, la votación dio un giro con dos diputados de La Pampa que iban a votar en contra pero que anunciaron su voto a favor: Melina Delú y Ariel Rauschenberger, ambos del Bloque Justicialista. A ellos se sumaron los legisladores de Cambiemos, Gastón Roma y Héctor Stefani.

(Leer nota relacionada: ¿Cuáles son los cambios en el proyecto de ley de aborto que se votará en Diputados?)


Foto: Nadia Díaz



El día más esperado

Fueron quince jornadas de debate por donde pasaron 738 expositores para hablar de un tema que hasta hace poco tiempo era un tabú completamente silenciado por el miedo, la moral y una Iglesia que continúa pisando fuerte en las políticas estatales. La discusión por la legalización y despenalización del aborto comenzó en el Congreso el pasado martes 10 de abril, pero el camino recorrido inició mucho antes, con un trabajo intenso por parte de los feminismos que hace años luchan para que la interrupción voluntaria del embarazo sea parte del sistema de salud pública y terminar con el negocio de la clandestinidad que se adueña de los cuerpos de las personas gestantes. 

La discusión por la legalización y despenalización del aborto comenzó en el Congreso el pasado martes 10 de abril, pero el camino recorrido inició mucho antes, con un trabajo intenso por parte de los feminismos que hace años luchan para que la interrupción voluntaria del embarazo sea parte del sistema de salud pública.

Desde que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se consolidó como una alianza federal, el proyecto de ley fue presentado en el Congreso seis veces consecutivas: en todas perdió estado parlamentario. Mientas tanto, la lucha de las mujeres se fue fortaleciendo y superando sus propios límites. Las raíces que plantó décadas atrás y atravesaron las más diversas coyunturas sociales y políticas se expandieron hasta atravesar generaciones en las que se despertó la necesidad de transformar una sociedad que oprime a las mujeres por su sola condición de género.  La deconstrucción de la cultura machista empezó de a poco, pero se mantuvo firme, dejando ver todo lo que alguna vez fue silenciado, oculto tras los mandatos patriarcales.

(Leer nota relacionada: Aborto legal, seguro y gratuito: “Estamos llamadas a transformar la sociedad”)


Foto: Nadia Díaz



Para cuando llegó la séptima presentación del proyecto de ley de la Campaña el pasado mes de marzo de 2018, el reclamo de las mujeres por la libertad sobre sus cuerpos y sus vidas ya había cobrado una potencia superadora. No cabe dudas de que los movimientos feministas constituidos en una fuerza política organizada lograron que ya no se pudiera ignorar una deuda de la democracia: de acuerdo a registros oficiales, desde 1983 hasta 2016 fueron 3040 las mujeres que murieron por aborto en Argentina. Hoy la clandestinidad del aborto es la principal causa de mortalidad materna en el país. Son quienes no tienen recursos para acceder a una práctica segura las que continuarán exponiendo sus vidas mientras el Estado se niegue a ver la realidad.

Para cuando llegó la séptima presentación del proyecto de ley de la Campaña el pasado mes de marzo de 2018, el reclamo de las mujeres por la libertad sobre sus cuerpos y sus vidas ya había cobrado una potencia superadora.

(Leer nota relacionada: Aborto legal: más de 3 mil razones por las que la democracia está en deuda

Pero eso puede cambiar: la lucha por la autonomía, por defender el deseo y entender a la maternidad como una opción – y no un mandato – dio un salto gigante con la jornada de ayer, una conquista que ganó terreno en la sociedad y que ahora se hizo un lugar en la agenda política, de la que ya no podrá ser excluida. Si hay algo que los últimos meses dejaron en claro es que la conciencia acumulada es demasiado grande, que ya no hay lugar para retrocesos y que estamos ante un cambio de época que está rompiendo con lo que muchos creían inamovible: el aborto será ley. 



También te puede interesar

5 mitos en contra del derecho al aborto que se dijeron en el Congreso
Aborto: ¿por qué es necesario hablar de legalización y no solo de despenalización?
¿Por qué el derecho al aborto no es inconstitucional?
El aborto en Uruguay: “Pro vida somos los que reducimos las muertes maternas”
El aborto y la criminalización de las mujeres: los casos que se recordaron en el Congreso

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR