Linda de día: mucho más que un cuerpo

por Laura Gómez

El viernes pasado se realizó la función de prensa de Linda de día, pieza escrita y dirigida por David Paez. La Primera Piedra dijo presente en Tromvarte (Pasaje Santa Rosa 5164), un espacio que —contra viento, marea y políticas culturales deficientes por parte del actual gobierno— acaba de abrir sus puertas en el barrio de Palermo. La obra gira en torno a la mujer en el mundo de los castings, la tiranía de la imagen y la obsesión sobre los cuerpos. Necesaria y disfrutable, sobre todo en tiempos de cambio vertiginoso y lucha feminista.


Linda de día es el título de esta obra y también una de las frases más escuchadas entre las aspirantes a protagonizar un “bolo” en TV o la próxima “publi” de Activia. A las actrices y modelos se les exige estar “lindas de día”: ese es el canon en el que deben entrar si quieren vivir de lo que les gusta. “¿Por qué no ‘fea de tarde’, que es como estoy después de salir del laburo?”, retruca una de las protagonistas de la obra escrita y dirigida por David Paez.

La situación: cuatro actrices (Virginia Flammini, Camila Hierro, Maria Victoria Pierre, Agustina Pons) en un gimnasio se preparan para un casting. Todas tienen buenas aptitudes y sueñan con ganar un Oscar, con ser reconocidas por la calle, con salir en la tapa de Gente o sencillamente con vivir de lo que aman. Pero nada es tan sencillo. La primera lucha, quizás, consiste en enfrentarse a sus familias al decidirse por el arte. “Te vas a cagar de hambre”, advierten padres y tías. El siguiente paso es enfrentar las imposiciones del sistema y sus propias inseguridades.

Con buenas actuaciones y una saludable cuota de humor, Linda de día ayuda a reflexionar sobre los cambios sociales que ya están ocurriendo y aquellos que pronto llegarán. Si para lograr el anhelado bolo en la tira prime time o una aparición efímera en alguna publicidad, las actrices deben poner en juego su psiquis o incluso su salud física, es porque las reglas del juego están mal.

Internación en el gimnasio, depilación definitiva, cremas de noche, ropa de marca, make-up las 24 horas; atención full-time a la superficie, a la apariencia, a la cáscara. Obsesión sobre el cuerpo. La actuación, el canto y el baile no parecen ser suficientes para las demandas del mercado. Estas actrices son perfectamente capaces de cantar “Aprendizaje” de Charly García con una ajustada afinación o recitar pasajes de “La gaviota” de Chejov con oficio. Pero eso, al parecer, no alcanza.

Esta obra se sumerge con gran compromiso en las problemáticas que enfrentan a diario las mujeres (en este caso particular, las actrices). Cuestiona los estereotipos construidos por el mercado y avalados por un sistema históricamente patriarcal; los pone en tensión y mete el dedo en la llaga. ¿Cuántas veces por día vemos las publicidades que restringen la figura femenina a meras consumidoras compulsivas, amas de casa pasivas o  princesas salvadas por el muchacho Mister Músculo?

Con buenas actuaciones y una saludable cuota de humor, Linda de día ayuda a reflexionar sobre los cambios sociales que ya están ocurriendo y aquellos que pronto llegarán. Si para lograr el anhelado bolo en la tira prime time o una aparición efímera en alguna publicidad, las actrices deben poner en juego su psiquis o incluso su salud física, es porque las reglas del juego están mal. Caras frescas; cuerpos perfectos; medidas 90-60-90; pieles eternamente jóvenes, sin granos, arrugas ni pelos. Eso no puede ser todo. De cambiar esas reglas se trata, y obras como Linda de día sin dudas aportan su grano de arena.


Funciones: Viernes a las 21 hs. en Tromvarte (Pasaje Santa Rosa 5164 – Palermo)
Localidades: $200 / $150 por Alternativa Teatral

FICHA ARTÍSTICO-TÉCNICA
Dramaturgia: David Paez
Actúan: Virginia Flammini, Camila Hierro, Maria Victoria Pierre, Agustina Pons
Diseño de vestuario: Paula Picciani
Diseño de escenografía: Paula Picciani
Diseño de luces: David Paez
Fotografía: Paula Picciani
Diseño gráfico: Luciano Insolia
Asistencia de dirección: Jazmín Gamalero
Prensa: Simkin & Franco
Producción: Linda De Día
Coreografía: Agustina Pons
Puesta en escena: David Paez
Colaboración en dirección: María Viau
Dirección: David Paez
Agradecimientos: Maximiliano Méndez, Julieta Moras, Ariel Perez De Maria, Quique Pierre, Espacio Tromvarte

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario