Reseñas Caprichosas – “Vestida, loca y alborotada” de Pico: la vitalidad de lo que fluye

por colaboradores

Llena de libertad, pero también de miedo, va nuestra juventud adulta pasada de 30, a la que todos le piden compromiso aunque nadie nos enseñó cómo alcanzarlo. Por ese camino transita el libro Vestida, loca y alborotada (Modesto Rimba, 2017) de Pico. En estos relatos, especie de diario personal y conversación de chat, caen los estereotipos sociales  y nos pone cara a cara con nuestras dificultades para reinventarnos, para terminar de aceptar lo perdidos que estamos frente al espejo.

Por Daniela Moran*




Sobre la autora

Pico es una escritora de tiempo completo, viajera de tiempo parcial y delirante de profesión. Entrerriana que lleva años en la cuestión de escribir, la locura y la web. Es autora de un blog “El mundo según Pico”, donde despunta historias nacidas de una curiosidad que la hace reír o maravillar con las cosas simples. Se distingue por transitar lo cotidiano como una sostenida aventura intelectual. Le gusta contar historias, muchas historias. Algunas más verídicas que otras, todas de algún modo reales. Vestida, loca y alborotada de editorial Modesto Rimba es su primer libro de casos, crónicas y relatos.


La vitalidad de lo que fluye

Lo bueno de Pico es que parece no hacer esfuerzos para escribir. Solo fluye, disfruta, y en esa práctica invita al lector a sumarse a su viaje que sin duda es libre, coloquial, ágil y profundo a la vez. El mundo según Picó es esa mirilla por la que nos invita a mirar a los que transitamos este tiempo sin definiciones, coptado por la tecnología, de luchas sociales contradictorias, de mandatos que perdieron la batalla, de creencias nuevas con regusto a pasado, de experiencias novedosas, de familias anticuadas que cargamos en el baúl y arrastramos como tantos porque sí.

Llenos de libertad, pero de miedo también. Por ese camino, por el que va nuestra juventud adulta pasada de 30, a la que todos le piden compromiso aunque nadie nos enseñó cómo alcanzarlo, transita Vestida, loca y alborotada (Modesto Rimba, 2017). En los relatos de su libro, especie de diario personal y conversación de chat, caen los estereotipos sociales  y nos pone cara a cara con nuestras dificultades para reinventarnos, para terminar de aceptar lo perdidos que estamos frente al espejo. Pico decidió escribir sobre esos momentos límite, para encontrarse o para que a través de sus reflexiones nos encontráramos con ella y con nosotros mismos. Así es esta voz joven, voz de mujer atrevida, perspicaz y audaz.

Escrito como diario íntimo, sin ningún tapujo de que la vean en su “desoriente”, Vestida, loca y alborotada repasa en crónicas sucesos cotidianos descriptos desde una mirada a veces extrañada, generalmente humorística, muchas otras delirante.  Pico nos invita a atravesar el día a día riendo, llorando y devolviéndonos en su espejo la posibilidad de mirarnos en todos nuestros miedos, nuestros clichés, nuestra absoluta falta de rumbo.


Pico-2


Sin autoayuda, sus historias nos ubican en medio de la vida sin caretas ni recetas. Lisa y llana en sus relatos, Pico construye historias como procesos en su mente, habla de sus amores, sus afectos, el pasado y el futuro, que es suyo y a la vez nuestro. Todo mezclado como un trago sex and the beach con sus ideas de revolución. Con los pies en la tierra mira el cielo, su cielo. El que la salva de lo cotidiano, repetitivo y perverso del mundo. Nos invita a igualarlo con el cielo que nos salva y desde allí ver.

El libro está compuesto de en tres partes o momentos.  En “Vestida”,  atravesamos de su mano historias de personajes conocidos y los vínculos que Pico crea y recrea en su mente con un manejo narrativo frente al que se hace imposible no ponerse algún sacón usado. En “Loca”, intenta convencer al lector que es mejor pasar por loco que por dormido, porque lo que hoy se pone en juego es la fuerza de lo diferente, que sale a la luz y da batalla todos los días ante la supuesta normalidad.

Finalmente en “Alborotada”, nos plantea que sea cual sea el camino que elijamos en nuestro viaje siempre nos cruzaremos con algún alboroto, porque es ley que existe un alboroto exacto para cada uno, de la misma manera que siempre hay un agujero para nuestro zapato de taco.  Para esas circunstancias Pico aconseja: “La vida como movimiento. Alborotados. Y mientras tanto intentar fluir, pero un poco más resueltos”.


Leé otras “Reseñas Caprichosas”, acá

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR