Reseñas Caprichosas – “Adoro” de Osvaldo Bossi: el girar infinito del amor

por Gustavo Yuste

La reedición de la novela Adoro (Modesto Rimba, 2017), de Osvaldo Bossi, propone un relato donde el conflicto y el tema principal son el mismo: el amor. Con un tono sincero, cargado con el estilo lírico que caracteriza a la obra del autor, el protagonista narra en primera persona un acercamiento sexual entre dos hombres que termina yendo aún más allá, dando lugar a la ternura de sentir que el tiempo es una abstracción que gira sobre sí misma.


Sobre el autor

Osvaldo Bossi 3Osvaldo Bossi nació en Ciudadela, provincia de Buenos Aires, en 1963. Es poeta y narrador. Entre sus libros publicados se encuentran: Tres (Bajo la luna,1997), Fiel a una sombra (Siesta, 2001), El muchacho de los helados y otros poemas (Bajo la luna, 2006), Adoro (Bajo la luna, 2009), Esto no puede seguir así (Letras y Bibliotecas de Córdoba, 2010), Casa de viento, antología personal (Nudista, 2011), (Editorial Conejos, 2012), Como si yo fuera su novia (Editorial Mágicas Naranjas, 2013), A donde vas con este frío (El Ojo del Mármol, 2016), entre otros. Organiza, junto con los alumnos y alumnas de su taller literario, el ciclo de lectura “El rayo verde”.


El girar infinito del amor

¿Cómo relatar un amor? Esa pregunta se repite una y otra vez en la historia de la literatura, porque como suele pasar en todo lo relacionado con esta última, no hay una respuesta única. Además, el amor es uno de los grandes temas -sino el más grande- del que muy pocos pueden huir. La reciente reedición de Adoro (Modesto Rimba, 2017) de Osvaldo Bossi ensaya una respuesta cargada de frescura y ternura.

Dos hombres que cada vez se acercan más sexual y afectivamente son el eje central y, al mismo tiempo, el conflicto de esta novela, que no necesita de nudos o escenas impactantes para mantener su relato. La cotidianidad de lo que se cuenta en voz del propio protagonista, deja que el tiempo pase a un segundo plano, imitando la somnolencia que generan los primeros momentos del amor en la percepción.

(Leer nota relacionada: Entrevista a Osvaldo Bossi: “La realidad me permite ficcionar mejor”)


osvaldo-bossi-2


En esa dirección, la novela comienza señalando: “El tiempo, después de todo, es la cosa más rara del mundo y no tiene explicación. Como la historia del muchacho y mía, o cualquier otra historia”. Todas las noches pueden ser la misma noche, más cuando el escenario y los cuerpos se repiten. Sin embargo, hay algo subterráneo latiendo y que desnuda a los protagonistas: un amor que crece en intensidad a pesar de que todo alrededor parezca aconsejar que no es la mejor idea enredarse en ese tipo de asuntos.

En un momento, el propio protagonista-narrador confiesa uno de los trucos de Adoro: la similitud del tiempo y del amor en su infinito girar sobre sí mismo. Puede leerse: “La historia, en realidad, no avanza: o si lo hace es de manera imperceptible, como si girara en círculos; o como si tomara impulso y se agarrara de un hecho remoto y fortuito para seguir”. Consciente de esa hermandad, el autor hace que la historia fluya de manera natural, casi como una anécdota muy bien relatada. Las apariciones esporádicas de un narrador omnisciente sirven, quizás, para recordar que después de todo, hay un libro de ficción frente a nosotros y no una historia tan real como nuestros recuerdos.

Osvaldo Bossi logra en este libro, como a lo largo de su obra, comprobar que la poesía y la narrativa suelen tener muchos puntos de conexión. El tono lírico que caracteriza al autor convive a la perfección con la velocidad de las acciones que se narran o las descripciones que encauzan esta historia. Si siempre es la misma noche, y el tiempo y el amor continúan girando sobre sí mismos, ¿qué mejor que intentar relatar esa experiencia? Después de todo, la literatura tuvo que haber nacido de un intento parecido.


Leé otras “Reseñas Caprichosas”, acá


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario