Reseñas Caprichosas – “Limonada” de Caterina Scicchitano: una acidez descontracturada

por Gustavo Yuste

Los poemas que integran Limonada (Eloísa cartonera, 2017) de Caterina Scicchitano componen una seguidilla de historias, sensaciones e imágenes potentes que impactan al lector por dos vías diferentes: por la crudeza que cargan en su interior o por la forma de exponerla de la autora. Con un estilo ácido y descontracturado, la poesía de este libro no busca complacer, sino exponer determinadas cuestiones e invitar a la pregunta. 


Sobre la autora

caterina scicchitanoCaterina Scicchitano nació en Mar del Plata en 1992. Realizó la traducción al español de Noah Cicero, Gaucho Bipolar (editorial Gigante). Ha sido incluida en las antologías, Mil novecientos violeta, editada por el Gaviero en España, Pasarás de Moda, por la Editorial Montea, en México, 1.000 Millones de Poesía, antología del festival de Rosario, Argentina, y también Las olas y el viento editada por Letra Svdaca. Be a body (editorial Gigante, 2014) y Limonada (Eloísa Cartonera, 2017) son sus dos libros publicados.


Una acidez descontracturada

¿Hasta cuánto se puede experimentar con las formas y los géneros para que sigan siendo reconocibles? Esa podría ser una pregunta que guíe a Limonada (Eloísa cartonera, 2017) de Caterina Scicchitano, donde el uso del verso libre va a permitir a la autora incursionar por distintos estilos al mismo tiempo que la acidez va a teñir gran parte de lo dicho en el poemario. Lejos de significar un gesto rebelde sin contenido, esa decisión va a estructurar al libro de forma positiva.

Desde el primer poema hasta el último, el lector puede encontrar en Limonada una provocación amigable por parte de la autora, que invita a ver por ese mismo filtro ácido -digno de una limonada en verano- todo lo que puede suceder en un día, un cuerpo, una habitación. Gracias al tono descontracturado de Scicchitano, pueden leerse cosas como la siguiente: “Las independencias dichas/ con un gesto/ y el uso autorizado por uno mismo/ de sus manos por sobre todas las cosas que/ nacen/ se desarrollan/ crecen/ no reproducen/ y mueren/ siendo/ libres/ libres/ libres”.

(Leer nota relacionada: ¿Qué es la poesía? #3 Washington Cucurto: “A la poesía no se la puede definir porque está cambiando todo el tiempo”)


limonada-2


El recurso del humor para nombrar lo trágico, y viceversa, es otra de las características de este poemario que coquetea con el tono juvenil de la poesía contemporánea para luego dejarla plantada y seguir su propio camino.  Por ejemplo, en el poema “los sesentas y hoy”, se lee: “tengo que tener cuidado/ no?/ tengo que tener cuidado/ entre muchas de mis posibles muertes/ en por lo menos una/ hay un hombre introduciéndome cosas/ ideas raras”. O también: “el poema no está adentro de la persona/ está como esparcido/ en pequeños pucheritos/ por el mundo/ en las letras/ los autos/ el pasto y el aire”.

Con una atinada sucesión de poemas largos y cortos, Limonada es justamente lo que su nombre indica: una sensación refrescante que deja un gusto extraño en la boca que obliga a decidirse por seguir por la vía ácida o caer en los lugares comunes de la dulzura. Scicchitano logra convencernos de ver lo que hacemos mediante la primera opción. Así, al menos, no hace falta echarle la culpa a nadie, porque duerme cómoda en nuestros brazos.


 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR