Entrevista a LaQueTeCumbió: “Te aseguro, no te vas a aburrir”

por Alejandra M. Zani

“Hoy, ser músico es saber autogestionarse”, expresan los integrantes de LaQueTeCumbió, la orquesta de música tropical autogestiva integrada por once músicos, sobre la importancia de unirse con otros proyectos independientes. “En el contexto que atravesamos, es clave salir a hacer algo que nosotros generamos”, agregan. Conocé más de esta banda que cada vez está haciendo bailar a más personas con sus canciones, a continuación.  


En una entrevista para La Primera Piedra, los integrantes de LaQueTeCumbió hicieron un recorrido hacia sus orígenes, nos adelantaron cómo vienen viviendo el proceso de creación de su próximo disco y nos contaron cuáles son sus expectativas para vivir junto a nosotros el 3° aniversario de la revista el sábado 29 de abril en Espacio Marechal (Leopoldo Marechal 1160, CABA): “Somos una familia, nos divertimos mucho, y eso aporta mucho a lo musical”.

LaQueTeCumbió son:

Tamara Bregman en voz y güiro; Nadia Puértolas en voz y güiro;  Alejandro Petkevicius en guitarra y coros;  Hugo Delafuente en bajo y coros; Vanesa Ubeira Salim en saxo alto; Eduardo Palmiero en Saxo Tenor; Giulianna Cacace en trompeta; Roberto Sigüeñas en trompeta; Gabriela Yasan en congas; Nicolás Gort en timbales, bombo y campanas; Sabrina Figueroa en bongó y campanas.

— ¿Cómo y cuándo surgió LaQueTeCumbió?

Empezamos a ensayar en el 2014. En principio, éramos un grupo de 5 personas, hasta que fuimos sumando más gente. Algunos de aquellos integrantes ya no forman parte y, esta formación, con los once que somos hoy, está hace un año. El nombre surgió después de un ensayo, comiendo pollo. Tiramos nombres con juegos de palabras y guarangadas, hasta que salió, le tomamos cariño y lo adpotamos.

—  ¿LaQueTeCumbió nació con la idea de ser una banda de cumbia y ritmos latinos?

Desde el principio la decisión fue hacer cumbia y después, con el ingreso de nuevos integrantes, sobre todo cuando se sumaron los chicos de la fila de percu, empezamos a fusionar ritmos bastantes nuevos, como la salsa y la bachata, por ejemplo. Lo que más nos gusta es el hecho de que estás tocando algo y la gente reacciona ante eso y baila. Te motiva distinto y aburrirte, te aseguro, no te vas a aburrir.

— En este último año de formación ya consolidada, ¿cómo ven la evolución de ustedes como banda?

Musicalmente, incorporamos en el último tiempo el animarnos a componer y a tener obras de los integrantes de la banda, y eso está buenísimo. Si bien todavía hacemos covers, cada vez hay más inclusión de temas propios. Además, hay algo en relación a lo grupal que está buenísimo. Esta formación es de equipo, somos una familia, nos divertimos mucho, y eso suma mucho a lo musical.



— A la hora de componer, al ser 11 integrantes, ¿cómo se arreglan?

El repertorio es variado. En general, alguien propone un tema y se van tomando y arreglando. No hay una decisión de juntarnos los 11 a componer juntos. Van apareciendo nuevas cosas, se van incorporando. No hay nada mejor que generar nuevo repertorio y es súper rico encontrarse con composiciones de compañeros.

Hoy, ser músico es saber autogestionarse (…) Y el afán de compartir espacios con otros colectivos de personas que también están en la autogestión es súper interesante y es de lo más enriquecedor. En el contexto que atravesamos, es clave salir a hacer algo que nosotros generamos.

— Y en el escenario, al ser tantos, ¿cómo se llevan con la improvisación?

Y bueno, hay que llevarlo adelante, (risas). Nos divertimos mucho. Hay mucho cabezazo, mucha mirada, mucha complicidad. Y muchos gritos. En el momento es seguir, y después lo hablamos, decimos “¿qué pasó ahí?”,  o en el caso de la percusión, directamente pegamos el grito. Grito, mirada y partes clave donde sabemos que tenemos que estar atentos, paramos la oreja y estamos preparados para lo que viene.

— ¿De qué se trata el ciclo Mortal Cumbiat que están organizando una vez al mes?

La idea de armar un ciclo empezó, además de porque queríamos producir nuestras propias fechas, porque queríamos armar una red con otras bandas. Queríamos conectarnos con otros grupos, acercarnos de otro modo, ver qué están haciendo otros, intercambiar. Siempre que uno invita a una fecha después recibe una invitación, y eso está muy bueno. Lo empezamos a pensar de esa forma: hagamos una red de músicos en donde esté la cumbia pero también los ritmos latinos. Empezamos con cuatro fechas como prueba piloto, y la primera fecha estuvo espectacular, y la idea es que siga. Y el nombre, Mortal Cumbiat, vino por votación de la gente. Ganó por afano. Gracias a eso, empezamos a pensar la estética, pero eso vino después.

— Siendo una banda autogestiva, ¿qué opinan del hecho de aunarse con otros proyectos autogestivos, como es el caso de nuestra revista, para proponer nuevos espacios conjuntos?

Hoy, ser músico es saber autogestionarse. Son pocos los que tienen la posibilidad de ser músicos, ir a tocar y volver a sus casas. Hoy hay que gestionar las fechas, producirlas, hacer la difusión, la prensa de la banda, encargarse con cosas que no tienen que ver con el rol particular del músico, pero es necesario. Y el afán de compartir espacios con otros colectivos de personas que también están en la autogestión es súper interesante y es de lo más enriquecedor. En el contexto que atravesamos, es clave salir a hacer algo que nosotros generamos.



— ¿Se viene el primer disco?

Estamos en proceso de grabación. Está cocinándose y lo estamos produciendo nosotros de manera autogestiva. Le falta un poco, no hay nombre, no hay fecha, pero estamos grabando las voces. Hay ansiedad y muchas ganas. Estamos en el proceso de armado, que es un proceso hermoso, pero es una cuestión de tiempo y monetaria. En el disco incluimos dos temas compuestos por nosotros. Estamos con muchas ganas de que salga.

— ¿Cuál su horizonte más próximo?

El más cercano es el disco. Es un re proyecto. Los discos son como hijos. Y me imagino que después vamos a querer presentar ese disco. El ciclo también fue un objetivo que nos planteamos el año pasado y ahora lo estamos realizando. Después uno siempre va corriendo las expectativas y va corriendo los logros posibles, como la idea de salir de capital, de hacer giras, de ir expandiéndose. Esos son objetivos a más largo plazo. El año pasado fuimos a Rosario y nos dimos cuenta de que cuando alguien que nunca escuchó tu música la escucha y la baila, es todo.

— ¿Cuáles son sus expectativas para el 3° cumpleaños de La Primera Piedra el próximo 29 de abril?

El año pasado tocamos en un festival y nos encantó. Fue una experiencia increíble. Fue una fiesta y un momento bisagra. Tocar en el cumpleaños con la revista nos motiva un montón. Hay algo que está bueno de ir  a tocar a lugares donde te invitan, que es que la gente es toda nueva. Además de los amigos de siempre, está bueno encontrarse con gente distinta y ver qué les pasa con nuestra música. Hacia eso vamos.


Notas relacionadas
CHOCOLATE REMIXNAHUEL BRIONES / PAULA MAFFÍA / BIFE / MIAU TRÍO / LAS TARADAS  / MANA BUGALLO / MAGALÍ TAJES

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR