Reseñas Caprichosas – “El camino americano” de Celeste Diéguez: Poemas hasta el final del asfalto y del amor

por Gustavo Yuste

En los poemas de El camino americano (Eloísa Cartonera, 2015) de Celeste Diéguez, la poesía toma la velocidad de un auto que atraviesa las rutas de un país imaginario que no es otro que el amor. Con un profundo conocimiento de las fronteras que ese territorio puede ofrecer, Diéguez se mete de lleno en los sentimientos de un viaje haciendo uso de las clásicas road movies que podíamos ver los fines de semana a la tarde en la televisión. ¿Cómo saber cuando hay que bajarse del auto porque el viaje terminó?


Sobre la autora

dieguezCeleste Diéguez nació en Chascomús, provincia de Buenos Aires, en 1979. Publicó  los poemarios La capital, (Ediciones Vox, Bahía Blanca, 2012),  La enfermedad de las niñas, (Club Hem Editores, La Plata, 2013), El camino americano, (Eloísa Cartonera, Buenos Aires, 2015). También participó de  las antologías: Poesía Manuscrita 2, (Color pastel, Buenos Aires , 2009),  Mangueras rojas y azules, (Los libros del (a) imperdible, Zaragoza, España, 2010), El último día de verano, (Club Hem Editores, La Plata, 2012),  Hijas de diablo Hijas de santo, Muestra de poetas hispanas actuales, (Niñobúho Cartonera, Ecuador, 2014) , Poesía de hoy y de siempre, (Eloísa Cartonera, Buenos Aires, 2014). Actualmente coordina la colección de poesía de Club Hem Editores.


Poemas hasta el final del asfalto y del amor

Como en las viejas películas pochocleras que animaban las tardes en la televisión abierta los fines de semana, El camino americano (Eloísa Cartonera, 2015) de Celeste Diéguez propone un viaje hacia un lugar desconocido. Ese viaje no es otro que  a través del propio amor y que, como todo viaje, tiene un final establecido.

(Leer nota relacionada: Eloísa Cartonera: libros con cartones, libros con colores)

Los protagonistas de los poemas de El camino americano se acercan inconscientemente hacia ese final y prefieren negarlo, al mismo tiempo que caen seducidos por las atracciones y personajes que aparecen al costado de la ruta y los invitan a distraerse de ese horizonte que va a absorberlos en cualquier momento.

camino americano¿Cómo saber cuando hay que bajarse del auto porque el viaje terminó? Celeste Diéguez intenta buscar una respuesta a través de los poemas que componen esta especie de road poem. Para eso, toma recursos de algo que todos conocimos alguna vez: las películas estadounidenses que la globalización y la falta de inversión en producción nacional en los años 90’s nos hicieron ver y que ya conocemos de memoria.

Esos paisajes y personas que se van sucediendo a lo largo del viaje logran su objetivo: hacernos olvidar del obvio final. Si el amor se vive como un viaje, todo termina en algún momento, aunque sea por falta de combustible y las pocas intenciones de ambos pasajeros de volver a llenar el tanque. El camino americano que propone Diéguez no es otro que el de un amor que va hasta su fin pero se empecina en no creerlo.

A fin de cuentas, como dice la propia autora, “No sabemos qué significa esta despedida/Estamos llenos de confusión y hastío./  Nos miramos unos segundos/ queremos decir cosas inolvidables/ que perduren;/ pero como suele ser/ balbuceamos y caemos en lugares comunes./ Se ha depositado sobre nosotros el polvo del camino (…)”

(Leer nota relacionada: ¿Qué es la poesía? #3 Washington Cucurto: “A la poesía no se la puede definir porque está cambiando todo el tiempo”)


¿Querés que tu libro sea parte de Reseñas Caprichosas?

Mandanos un mail a gustavo@laprimerapiedra.com.ar

Mirá otras Reseñas Caprichosas acá


 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR