Abel Albino contra el aborto y la educación sexual

por Redacción La Primera Piedra

En la anteúltima audiencia informativa en el Senado por la legalización del aborto, el médico y presidente de la fundación Conin, Abel Albino, realizó una serie de retrógradas afirmaciones contra la educación sexual y la interrupción voluntaria del embarazo. ¿Quién es Albino y cuáles son sus vínculos con las políticas de Cambiemos?



Se dijeron muchas cosas a lo largo de las jornadas de debate sobre el aborto en el Congreso, pero hoy, en la anteúltima audiencia informativa en el Senado, se escuchó uno de los discursos más retrógrados. El asesor de Cambiemos, médico y fundador de la Cooperadora para la Nutrición Infantil (CONIN), no solo dejó en clara su posición contra la legalización, sino que hizo graves afirmaciones respecto a la educación sexual que desinforman y muestran un alto nivel de desconocimiento. “Tenemos que educar para el amor a los chicos. Tiene que entender que el profiláctico no la protege de nada. El virus del SIDA atraviesa la porcelana  entonces el profiláctico no sirve porque falla en un 30 por ciento”. 

“Tenemos que educar para el amor a los chicos. Tiene que entender que el profiláctico no la protege de nada. El virus del SIDA atraviesa la porcelana  entonces el profiláctico no sirve porque falla en un 30 por ciento”, dijo en el Senado Abel Albino.

No hay nada que una tanto al hombre como el sexo, pero el hombre no se ve realizado hasta cuando el sexo es asumido por el amor. Es el espíritu el que se penetra. Hay que educar a los jóvenes para el amor no para el sexo animal”, agregó para reafirmar su posición.  Además, Albino aseguró que una mujer que aborta “no está en su sano juicio” y que por lo tanto debería ser responsabilizada penalmente, tener algún tipo de cargo como hacer trabajo social o “ir a cuidar niñitos ciegos”.  “Los espartanos mataban a todos los chicos con problemas. ¿Qué quedó de Esparta? Nada (…) Ustedes van a tener las manos manchadas de sangre de esas criaturas por este réquiem satánico”, dijo además de minimizar las muertes de mujeres por abortos clandestinos.

Los dichos de Albino respecto a la educación sexual fueron rápidamente repudiados por varios exponentes y organizaciones de la sociedad civil, como la Fundación Huésped. “Reafirmamos que el preservativo es la mejor forma de prevenir el VIH, otras infecciones de transmisión sexual y embarazos no planificados. Está probado científicamente que el tamaño del virus no traspasa el látex, y diferentes estudios señalan la eficiencia del uso correcto y consistente del condón. Cientos de miles de parejas sero-discordantes (cuando uno de los integrantes de la pareja vive con VIH y el otro no) en todo el mundo corroboran la eficacia del uso del preservativo”, remarcaron desde la organización y rechazaron la abstinencia como una herramienta de prevención.

(Leer nota relacionada: Frases absurdas sobre el aborto que dejó el debate en el Congreso)


Foto: Invencible.com



Albino y Cambiemos

Cabe destacar que Albino, que ya en varias declaraciones ha sostenido argumentos en contra de los derechos y la sexualidad, tiene estrechos vínculos con Cambiemos. Albino, ligado al Opus Dei, fue recibido en el gobierno de Macri  tras firmar un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social a través de su ONG Conin en 2016 e incluso había sido presentado por Cambiemos en noviembre de 2015 como una de sus principales figuras en materia de políticas destinadas a la infancia. De acuerdo al informe de Jefatura de Gabinete presentado en el mes de marzo en el Congreso, los convenios firmados entre el Gobierno y la Fundación CONIN fueron por un valor de 9.520.720 de pesos en 2016, 52.656.187 en 2017 y de unos 121.288.683 para el año en curso.

Albino, ligado al Opus Dei, fue recibido en el gobierno de Macri  tras firmar un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social a través de su ONG Conin en 2016 e incluso había sido presentado por Cambiemos en noviembre de 2015 como una de sus principales figuras en materia de políticas destinadas a la infancia.

A fines de 2017, y tal como se puede leer en Página/12, el ministro de educación, Alejandro Finocchiaro acordó que Albino colabore para “mejorar las condiciones de educabilidad” de los niños de 3 a 5 años “con el objetivo de garantizar una mejora de su desempeño en sus trayectorias escolares”. Ya en su libro “Gobernar es poblar ¿Paternidad responsable o fornicación asistida?”, el médico se había posicionado fuertemente en contra de la anticoncepción, atacado la diversidad sexual al afirmar estar en contra de “uniones contra natura”, y asociado la malnutrición con la “promiscuidad”. “Para erradicar la desnutrición hay que capacitar a los ciudadanos marginados para que, si no quieren ser padres, se abstengan de mantener relaciones sexuales”, dice en el libro. 



Allí mismo habla de “conductas que deben ser combatidas” como “impudor, promiscuidad, pornografía, autoerotismo, incesto, sexo contra natura, violación, pedofilia, anticoncepción, aborto, infidelidad y concubinato”. También, critica las políticas públicas de anticoncepción, y recomienda una educación sexual basada en “virtudes, conductas dignas, fomento del dominio y señorío sobre el propio cuerpo, castidad”. “La desnutrición infantil es una enfermedad cultural propia de sitios en los que el acto sexual (…) se lo suele llevar a cabo compulsivamente, bajo los efectos de una vehemencia descontrolada e irracional que pretende la mera satisfacción de un placer instintivo por parte del varón”, afirma sobre la relación entre la sexualidad y desnutrición.

Las declaraciones de Albino respecto a los profilácticos y el VIH no solo va a contramano de todos los estudios y evidencia científica, sino que alimentan la desinformación en la sociedad que ya existe por falta de políticas públicas adecuadas.

Las declaraciones de Albino respecto a los profilácticos y el VIH no solo va a contramano de todos los estudios y evidencia científica, sino que alimentan la desinformación en la sociedad que ya existe por falta de políticas públicas adecuadas. Además, y tal como apoya la Iglesia Católica, niega la educación sexual integral, desde un abordaje de género y laico, tal como establece la Ley ESI en 2006. De este modo, frases como “educar para el amor” refuerza una concepción reproductiva de la sexualidad que anula el placer y toda clase de libertad. Que sus afirmaciones sean parte de un debate sobre un derecho esencial y que, además, esté involucrado en la educación de los más chicos es, por lo menos, peligroso.

(Leer nota relacionada: ¿Qué otros derechos negó la Iglesia Católica además del aborto?)



 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario