Reseñas Caprichosas – “Criaturas” de Anahí Flores: la vida íntima y fantástica

por Gustavo Yuste

Los cuentos que componen Critaturas (Alto Pogo, 2018) de Anahí Flores muestran un trabajo fino con lo fantástico, donde el lugar para lo inesperado es la intimidad de los personajes femeninos que integran cada uno de los relatos. Con un registro elástico, donde se permite usar distintos recursos, el estilo de la autora logra convencer al lector del poder amenazante que anida en cada criatura, sobre todo en los seres humanos. 



Sobre la autora

Anahí FloresAnahí Flores nació en Buenos Aires en 1977. Se dedica a escribir y dar talleres literarios. Publicó los libros Se durmió y otros poemas (Bajo la Luna, 2015), libro que mereció el Tercer premio del Fondo Nacional de las Artes; Todo lo que Roberta quiere (Textos Intrusos, 2013); Catalinas Sur (Eloísa Cartonera, 2012) y Limericks cariocas (Caki Books Editora, Río de Janeiro 2012). Participó de distintas antologías de cuentos y poesía.


La vida íntima y fantástica

La literatura argentina tiene una rica historia dentro de la literatura fantástica, sobreviviendo incluso a las últimas tendencias que inclinaban la brújula hacia el realismo. En esa dirección, en los últimos años hubo una nueva camada de escritores y escritoras que revitalizaron el género, logrando una fusión entre la vida cotidiana y la aparición de elementos fantásticos, algo que Julio Cortázar supo hacer a la perfección. Un claro ejemplo de este fenómeno es el libro Criaturas (Alto Pogo, 2018) de Anahí Flores.

Los 15 cuentos que integran este libro muestran la eficacia narrativa de Flores, al mismo tiempo que dejan en evidencia su talento para ocultar información a medida que se cuenta una historia, dejando al lector preso de esa especie de canto de sirena que se guarda parte de la verdad. No es casualidad, entonces, que una historia abra la puerta a múltiples interpretaciones o cambie el rumbo que uno imaginaba de antemano.



anahí flores


La autora se hace fuerte en la brevedad, como si cada cuento también pudiera ser al mismo tiempo esos relatos o anécdotas que son contadas un poco al pasar y luego quedan de forma insistente en la cabeza de quien las escuchó. Desde seres de forma indefinida, insectos y hasta bebés humanos, las vidas desbordadas que se cuentan en Criaturas tienen ese don de iluminar aspectos del día a día que se suelen pasar por alto a simple vista. Libro que dialoga con su época, la particularidad de contener relatos donde las protagonistas son mujeres, enriquece al libro, logrando tocar temáticas como el aborto sin correrse del plano literario.

El aires está quieto y pesado, a Rita le da la sensación de que el mundo siempre fue así. No puede imaginar cómo se sentiría el viento en la piel”, escribe la autora en el cuento “Espejismo”, y sirve como una descripción general de lo que sucede al leer Criaturas. El lector no puede pensar la realidad fuera de la lógica propuesta en cada uno de los relatos, como si fuera imposible creer que al cerrar este libro, nada sobrenatural pueda estar esperándonos. Quizás, de alguna forma, realmente sea así y los cuentos de Anahí Flores lo único que hacen es prepararnos para ese impacto.

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Ciertas horas de la primavera” de Anahí Flores: un reloj desordenado)


 


Leé otras “Reseñas Caprichosas”, acá


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR