Los 10 mejores libros del 2017 que salieron de editoriales independientes

por Gustavo Yuste

En un año particular y complejo para el sector editorial en Argentina, los sellos independientes mostraron profesionalismo, diversidad y creatividad para llegar al público lector. En La Primera Piedra te mostramos una selección de los 10 mejores libros del 2017 que recorren todos los géneros: cuentos, novela, poesía, ensayo y crónicas. Además, algunos bonus tracks para que también tengas en consideración y conozcas a las editoriales que buscan disputarle terreno a los grandes grupos. 



1 – Sombras rusas – Liliana Villanueva

¿Cómo relatar un país tan particular e inmenso como Rusia? ¿En qué proporción aparece la mirada de quien escribe y su experiencia personal? Sombras rusas (Blatt & Ríos, 2017), de Liliana Villanueva, ofrece una aproximación personal a un país tan diferente a la Argentina en un momento clave de la historia moderna: el fin de  la U.R.S.S. y la llegada del capitalismo al gigante euroasiático. Con registros narrativos, poéticos y periodísticos, este libro oscila entre distintos géneros gracias a la variedad que ofrece la crónica.

Publicado en  febrero de este año, este libro muestra la vigencia de la crónica en la literatura argentina, dando lugar a descripciones y detalles que el periodismo o la narrativa podrían pasar por alto. Este género híbrido ofrece toda su potencia para ver a una Rusia post comunista a través de sus habitantes, sus paisajes y no simplemente con la política. El agregado de que la narradora sea una mujer argentina, a miles de kilómetros de su país y que también atraviesa momentos claves en su historia personal, hace al libro una de las joyas de este 2017.

(Leer nota relacionada: Entrevista a Liliana Villanueva: el frío de Rusia bajo el calor de la crónica)


2 – El oficio – Sergei Dovlátov

Siguiendo con el gigante euroasiático, una de las joyas traducidas de este año y rescatadas del olvido: El oficio (añosluz, 2017) de Sergei Dovlátov. Este libro compone un verdadero diario personal y de escritor, quitándole a la literatura su misticismo y mostrando los costados más cotidianos que componen la vida de un escritor.  Mezclando el humor y el horror adentro del mismo libro -que en realidad son dos, uno escrito en la Unión Soviétiva y otro ya en el exilio del escritor ruso en Estados Unidos-, no solo hay consejos para una buena literatura, también hay claves para ver las cosas de otra forma.

Con un tono descontracturado, a veces rozando el desparpajo que tienen los amigos después del segundo vaso de vodka, tal como sostiene Fulvio Franchi en la contratapa, El oficio le quita cualquier tipo de purpurina que algunos autores todavía quieren depositar sobre la escritura. Dovlátov es contundente por momentos al respecto. ¿Qué lugar ocupa la literatura en un mundo cada vez más caótico? ¿Alguien todavía lee lo que un autor tiene para decir? La respuesta no es sencilla, y este libro lo muestra a la perfección: un escritor puede ser un artista, pero primero tiene que curtirse de oficio.


3 – Gaijin – Maximiliano Matayoshi

El siglo XX, sobre todo en países como la Argentina, es una época de migraciones e historias que se mezclan constantemente. Un nación joven -pero no moderna- abre sus puertas a miles y miles de extranjeros que escapan de zonas convulsas. Gaijin (Odelia editora, 2017) -reeditado este año tras ganar en el 2002 el premio UNAM – Alfaguara- de Maximiliano Matayoshi se encarga de dar cuenta de esa momento histórico, centrándose en el caso de la llegada de un joven japonés a un país tan lejano como diferente, donde el único lenguaje en común van a ser los sentimientos.

Sin caer en lugares comunes sobre el viaje y el abandono de la tierra natal, Gaijin -que en japonés significa “extranjero”, “de afuera”- propone una historia sencilla, que en los detalles encuentra el motor necesario para avanzar y seducir al lector. A través de Kitaro, el protagonista del relato, se puede ingresar a un mundo donde todo es nuevo, todo se conoce por primera vez y todo necesita ser traducido constantemente para llegar a comprenderlo de manera cabal. Con un ritmo sostenido a lo largo de esta extensa novela, Matayoshi crea un escenario tan incierto como reconfortante, logrando que quien agarre este libro sea en parte también un gaijin.

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Gaijin” de Maximiliano Matayoshi: la identidad a través de los sentimientos)

mejores libros del 2017 Gaijin



4 – Tarda en apagarse – Silvina Giaganti

Tarda en apagarse de Silvina Giaganti (Caleta Olivia, 2017) es un libro que habla de la vida sin rodeos: de la vida en particular o en general, como hacen los libros que están escritos en los límites de lo autobiográfico -y si decimos en los límites, y no autobiográfico del todo, es simplemente porque es un libro de poesía. En esa dirección, puede verse como un recorrido que abarca la infancia, los amores y todo lo que hace a la identidad de una persona. Eso puede leerse a lo largo de Tarda en apagarse en una pregunta que aparece de forma explícita: “No se muy bien quién soy / la sexualidad es fluida / pero no me refiero solo a eso”.

En poemas directos y concretos, Giaganti habla de la vergüenza que en algún momento sintió por la ropa de trabajo de su padre, de la que sintió más tarde por cobrar más que la jubilación de su padre y su madre juntos, de cómo fue su viaje con amigas a un Encuentro Nacional de Mujeres, de la primera vez que encendió un fuego, y de otras cosas que aisladas pueden parecer detalles, pero en el conjunto son una respuesta a esa eterna pregunta.

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Tarda en apagarse” de Silvina Giaganti: de lo que hay, necesito poco)

mejores libros del 2017


5-  Shunga – Martín Sancia Kamawichi

Una de las novelas del año que demuestra el poder de fuego que tienen las editoriales independientes en la actualidad. Shunga (Evaristo Editorial, 2017) de Martín Sancia Kamawichi propone un combo más que seductor: la cultura japonesa, con su aparente tranquilidad y ritmo propio, mezclada con los recursos de la novela negra y el registro cercano a lo cinematográfico que caracteriza a muchos escritores de su generación.

Una historia atrapante y un estilo fresco y fluido, sin por eso perder el zoom en los detalles y las descripciones, marcan las coordenadas de Shunga. En esa dirección, el trabajo entre lo fantástico y lo real está excelentemente logrado por parte de Kamawichi. Las aventuras sexuales, escritas con una precisión muy difícil de lograr para dicha temáticas, se entremezclan a su vez con una poética del horror, la belleza y la incertidumbre que el destino lleva contenido en su interior.


6 – Nací en una generación – Walter Lezcano

¿Qué puede aportar el periodismo en los tiempos de sobreinformación en los que vivimos? Entre otras cosas, un recorte y un orden, sobre todo dentro del ámbito cultural. En ese sentido, el libro Nací en una generación. Periodismo, monotributo y cultura (milena caserola, 2017) de Walter Lezcano es una clara muestra de eso: 49 artículos periodísticos entre entrevistas, biografías y notas sobre música, literatura, cine y hasta una crónica con Luis Ventura, el periodista de espectáculos, de protagonista.

Algo similar a lo que ocurre cuando se lee la obra de literatura de Lezcano, Nací en una generación muestra el estilo fluido, cercano que caracteriza al autor, que trata al lector como a un igual, como si muchas de estas notas pudieran haber sido contadas de forma oral en un bar. Lejos de ser algo negativo, es lo que explica que este libro capte el interés de una editorial para ser publicado y del lector de leerlo, por que en definitiva acá hay alguien hablándote de igual a igual y, encima, te ofrece una cantidad de información de forma didáctica y entretenida. Eso, en los tiempos que corren, no es poca cosa.

(Leer nota relacionada: ¿Qué es la poesía? #11 Walter Lezcano: “La poesía tiene algo difuso, nebuloso, un poco caótico”)

mejores libros del 2017



7 – Esta noche toca Charly – Roque Di Pietro

¿Qué se puede decir sobre Charly García que todavía no se haya dicho? Gourmet musical vuelve a dar una respuesta después del interesante y exitoso trabajo Charly en el país de las alegorías (Gourmet musical, 2013) de Mara Favetto. El minucioso trabajo de Roque Di Pietro en Esta noche toca Charly permite acercarse a la obra del músico más emblemático del rock nacional a través de sus presentaciones desde el conservatorio de música clásica hasta su último show en 1993 antes de su etapa Say No More que empezó en 1994 con La hija de la lágrima.

Mezclando datos biográficos, datos periodísticos y fuentes de primera pano buceando dentro del inmenso archivo que generó Charly a lo largo de sus recitales, la obra del músico puede ser vista desde un nuevo perfil. En ese sentido, cabe destacar que el registro en el que este libro está narrado lo vuelve un imán para el lector. Como frutilla del postre, además, hay datos concretos sobre etapas claves de la carrera musical de Charly y su muchas veces pésima relación con los medios que no pudieron opacar su talento. Por ejemplo:, si te preguntabas por qué no prosperó el mítico proyecto García/Spinetta,  Esta noche toca Charly tiene esa respuesta.


8 – El mal amor – José Sbarra

Pocos escritores ganaron terreno de forma tan rápida e inesperada al mismo tiempo como José Sbarra. El autor, nacido en 1950 y fallecido en 1995, formó una obra sólida a pesar de su corta vida y el mito que amenazó con dejar en las sombras a sus libros. Sin embargo, la reciente edición de El mal amor (Dagas del sur, 2017), libro inédito de poemas de Sbarra, rescata la obra por sobre la figura de un escritor que aprovechó la polémica para apuntalar su literatura.

Poemas que ya habían circulado por la web y otros que permanecían ocultos, forman parte de este libro clave para entender a la poesía contemporánea. Una mirada salvaje sobre el amor se enciende en los versos de Sbarra: si bien existe cierta idealización, también hay un reconocimiento de lo imposible. Lo ideal es igual que un horizonte: lo vemos, pero nunca nos acercamos del todo. Estos poemas dan cuenta de eso de una forma cruel y dulce al mismo tiempo.

(Leer nota relacionada: El mal amor, de José Sbarra: escribir lo que otros no se animaban a decir)


9 – La lectura: una vida… – Daniel Link

Pocas voces más autorizadas hay que la de Daniel Link en lo que al ámbito de las letras contemporáneas en Argentina. ¿Qué mejor que conocer a fondo sus lecturas? El libro La lectura: una vida… (Ampersand, 2017) propone un acercamiento en detalle de los autores, corrientes y teorías que fueron apareciendo en la vida de Link y nutrieron tanto su obra literaria, sus críticas periodísticas y su bagaje universitario. En ese sentido el recorrido abarca desde la primera infancia hasta la actualidad del autor.

En tiempos de lecturas veloces con Internet, este libro de Ampersand y la Colección Lector&s invitan a una pausa delicada para meterse de lleno en universos particulares de lectura, logrando que uno se acerque no solo a la biblioteca de un autor, académico o ensayista, sino también a sus sensaciones. Desde Sloterdijk a Walsh, pasando por clásicos de Cortázar, Neruda o García Márquez, hay un gran material para entender el mapa analítico de Link, así como tomar prestadas sus recomendaciones e intentar seguir -aunque resulte imposible, vale la pena al menos intentarlo- su mismo camino de lector.  Las apreciaciones de Link sobre cada libro que figura en este recorrido bibliográfico, además, enriquecen aún más a quien se tome el trabajo de seguir sus huellas.


10 – Confluencia – Inés Kreplak

¿Qué se puede hacer cuanto todo se vuelve repentinamente inestable? Similar a ciertos colectivos de línea, los problemas parecen no venir nunca o pasar todos juntos, sin darnos tiempo de reacción. A partir de esos momentos claves, Confluencia (Alto Pogo, 2017) de Inés Kreplak empieza una historia que va a navegar por las corrientes turbulentas del río, el principal protagonista de esta novela.

El descubrimiento de una enfermedad crónica y los deseos de ser madre ponen en jaque a la narradora de este libro que a priori busca una salida dentro de sí misma hasta darse cuenta que tomó el camino a contramano. A partir de su curiosidad por la vida en el Delta de Tigre y revivir una relación con Malena, una conocida que eligió cambiar su forma de vida para vivir ahí, la fluidez del relato empieza a tomar un ritmo donde confluyen y se difurcan distintas historias personales con la historia de un país que tiene una relación un tanto compleja con los ríos que la atraviesa.

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Confluencia” de Inés Kreplak: el río como frontera)

mejores libros del 2017



5 Bonus tracks:

11-  Los silencios – Mauricio Koch

La costumbre y la rutina dan el placebo del confort al mismo tiempo que quitan el poder de reacción ante cualquier cambio abrupto, dejando a la deriva a alguien que apenas conoce un entorno diferente. ¿Y qué pasa cuando las cosas se transforman lentamente y aún así no podemos evitarlo? En la novela Los silencios (Conejos, 2017) de Mauricio Koch, los giros inesperados, como las mutaciones en cámara lenta en la vida de un protagonista llano y mundano, van a provocar también modificaciones en su personalidad, tan paulatinas como un atardecer primaveral en el campo o un tren que se pierde en la vía recta de la estación.

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Los silencios” de Mauricio Koch: el tiempo que todo lo descompone)


12 – In Memoriam – Raúl Zurita

Nos permitimos hacer un poco de trampa: In Memoriam (Audisea, 2017) tuvo una primera edición en el 2016, pero este año se reeditó una versión revisada y adaptada por el autor, lo que nos habilita a ponerlo en la lista. La memoria como piedra fundamental en la poesía de Zurita, los sentidos como un filo político capaz de cortar nuestra existencia y la poesía como un arma de denuncia: denuncia de que estamos vivos y podemos contar lo que sucede para cambiar el orden de las cosas.


13- Europa – Carlos Godoy

¿El Estado seguirá siendo aquello que regula a la sociedad en el futuro? ¿Lo es en el presente? ¿Qué vamos a encontrar cuando miremos nuestro cuerpo dentro de 20 años? ¿La economía evolucionará más rápido que los humanos hasta aliarse con las máquinas y dejarnos de lado? ¿El peronismo va a ser siempre la única salvación y el único problema de la Argentina? ¿Sabemos todo sobre los colores que ordenan nuestra vida Muchas de esas preguntas (y sus respectivas respuestas tentativas) pueden encontrarse en Europa (Triana, 2017) de Carlos Godoy. Con un tono cercano al periodístico, ya que de ahí surgieron mayoritariamente los ensayos que integran este libro, el autor no es condescendiente con el lector, pero tampoco cae en el lugar común de querer demostrar una superioridad en cuanto conocimientos o lecturas previas.

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Europa” de Carlos Godoy: ensayar una respuesta ante lo impredecible)


14 –  Fotocopia – Facu Soto

Luca Prodan ya decía que el tiempo pasa y nos vamos volviendo tecknos, pero en el medio todavía quedan los mismos sentimientos tratando de reacomodarse a los cambios que la sociedad y las nuevas formas de pensar van acometiendo. En ese sentido, Fotocopia (Paisanita, 2017) de Facu Soto se encarga de hacer foco en la relación entre un padre homosexual y una hija que empieza a transitar la turbulenta adolescencia. Este dúo disparejo, que toma recursos de la ficción y la autobiografía, seduce al lector de entrada.

(Leer nota relacionada: ¿Qué es la poesía? #12 Facu Soto: “La clave de la poesía es poder verla o encontrarla”)


15 – Touching from a distance – Deborah Curtis

mejores libros del 2017La música en general, y el rock en particular, es una máquina de generar sus propios dioses. Las muertes precipitadas de figuras consolidadas o jóvenes promesas no hacen más que acelerar ese mecanismo. Ian Curtis es un claro ejemplo de eso: una enfermedad como la epilepsia, que alteraba sus presentaciones en vivo, una carrera musical en franco ascenso y un suicidio que deja un cadáver joven son los ingredientes perfectos para crear un mito alrededor de su figura. Sin embargo, la reciente edición de Touching from a distance. Ian Curtis y Joy Division (Dobra Robota, 2017) de Deborah Curtis, viuda del músico, ayuda a ver todo lo ocurrido de manera completa.


También te puede interesar:
No servís más: 7 poemas de mujeres que se cansaron del patriarcado
La literatura argentina y 5 libros para deconstruir el patriarcado
Leer la diversidad: 10 libros LGBTIQ argentinos
Usá tu odio para el bien común: 5 poemas argentinos para pensar una revolución

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejá tu comentario