Entrevista a Migue, de “La ola que quería ser chau”: “Pronto el Imperio caerá porque el pueblo nos elige naturalmente”

por Gustavo Yuste

“Desgraciadamente no disponemos de un presupuesto como para montar todo el circo que soñamos por las noches cuando nos dormimos abrazando la botella”, sostiene José Miguel Del Pópolo (Migue), guitarra y voz, entre otros instrumentos, de una de las bandas con más fuerza propia de la cada vez más fértil escena independiente de la música nacional. Cómo definen su estilo, el rol de lo visual, sus próximos proyectos y más de un grupo en el que se ven “re lindos todos juntos y cada uno es súper especial y hermosx”. (Foto de Jimena Gala Fotografía)

 

-¿Cómo definirían su propia música? ¿Cuáles son sus influencias nacionales e internacionales?

Pop Villero – Rock Travesti – Punk Careta – FolkieCuija – Pop Gatosonico – Satanic Lovers. Nuestra mayor Influencia es La Libertad (Nacional e Internacional)

-¿Los sorprendió el buen recibimiento por parte de la gente para con su música?

Si tengo que ser 100% sincero, te digo: No. Siempre sentí que mis canciones podían llamar la atención y gustar, por eso lo hago. Si no fuese así, estaría en McDonalds limpiando el piso y rasqueteando papas olvidadas de las bandejas que la gente desestima o lustrando zapatos en el microcentro. Esa seguridad, sumada al amor y la convicción que siento por y con mi música, son los ‘motores’ para seguir adelante. Después, por suerte, nos vemos re lindos todos juntos y cada uno de nosotros es súper especial y hermosx

-¿Cuáles son sus próximos proyectos y sus próximas fechas?

Estamos tratando hace bastante de terminar de pulir 12 canciones ‘nuevas’ para grabarlas y editar nuestro segundo LP que, en realidad, funcionará más como una suerte de Incesticide (N. del E: compilado de rarezas, lados b y grabaciones de Nirvana) que como un ‘disco nuevo’. Son canciones que venimos ensayando y tocando hace tiempo y queremos ‘sacarnos de encima’ para después pasar a trabajar de lleno en material 100% nuevo en el que todos y cada uno aporte desde cero a hacer crecer cada canción. La próxima fecha es el sábado 24 de mayo en ‘Mi Casa’ junto a los grandes amigos de Abril y Los Pajaritos Zombies, con quienes compartimos un proyecto llamado ‘Discos Dojo’ (pueden visitar el sitio: http://discosdojo.com.ar ). La entrada va a estar $15 y eso es súper genial.

– ¿Cómo ven la escena de música independiente en la argentina? ¿Existen lugares para difusión dentro de los grandes medios?

No tengo ni idea sinceramente, no la entiendo, pero hay muchos grupos y algunos están buenos. Existir, existe de todo, lo que pasa es que los que cortan el queso son las productoras que ‘eligen’ lo que la gente va a escuchar como siempre pasó y, encima, gran parte de la humanidad se está volviendo cada vez más pajera, entonces muchos se quedan en su casa chateando (nosotros también) en lugar de salir a caminar la noche y descubrir alguna cosa.

Por otro lado las herramientas de nuestro querido futuro permiten el fácil acceso a diversidad de conocimientos y proyectos. Por suerte hay quienes aún conservan la voluntad e iniciativa,  entonces llegan a descubrir y amar calurosamente alguna cosita linda y escondida. A mí por ahora no me importan los grandes medios pero seguramente por cansancio algún día aparezcamos por ahí hinchando las pelotas. Yo creo en la decantación natural y bueno, será lo que tenga que ser mientras la energía esté viva y corra. No van a poder contra nosotros, ¡y ni siquiera nos organizamos! Pronto el Imperio caerá porque el pueblo nos elige naturalmente.

– ¿Cómo se llevan con las herramientas tecnológicas musicales? ¿Creen que facilitan el surgimiento de nuevas bandas?

Por suerte nos llevamos bien. Yo desde el 2006 que empecé a grabarme en casa y de a poco eso se convirtió naturalmente también en una especie de ‘producción’. Desarrollé mi propia identidad sonora y esas cosas más sofisticadas de los análisis profundos de cada situación: eso es muy bueno porque estoy canchero y tengo más o menos en claro hacia donde ir o la búsqueda concreta en cada disco. Joaquín también se graba desde hace varios años y fue puliendo sus técnicas y su sonido. Todo nuestro material cuenta con producción personal. La Fuerza del Cariño y Más Copado (Simple) los grabamos en estudios más profesionales pero aún así interferimos en la mezcla y la producción.

Con respecto a lo segundo creo que, obviamente, esta situación facilita el surgimiento o la difusión de muchos proyectos y está buenísimo. Por otro lado, también quizás sea un poco contraproducente al nivel difusivo que haya tanta información y alguna sea tan mala, porque los oyentes se aburren, se cansan o pierden el interés. Un poco se desvirtúa todo. Pero bueno, lo que brilla, brilla igual, filtrado por el elemento que sea, la esencia no se vende. El oro lo llevamos dentro.

– ¿Qué rol juega lo visual en “La ola que quería ser chau”?

La verdad es que juega un rol importante. Desde hace más o menos un año nos volvimos particularmente visuales, algunos de nosotros comenzamos a experimentar con objetos plásticos y coloridos casi sectaria y religiosamente. Hoy el grupo cambió bastante, estamos súper llenos de giladas, tiramos glitter y alta fiesta. Es importante, pero no fue planeado. Nos gustan mucho los Flaming Lips, debe ser por eso. Desgraciadamente no disponemos de un presupuesto como para montar todo el circo que soñamos por las noches cuando nos dormimos abrazando la botella.

– Y la última: ¿qué banda/artista no se puede dejar de escuchar antes de morir? Flema

Para escuchar: http://laolaquequeriaserchau.bandcamp.com/

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR