Diana Sacayán: una vida de activismo trans a horas de una sentencia histórica

por Lucía De Dominicis

Diana Sacayán fue una de las principales activistas por los derechos humanos y la inclusión del colectivo travesti y trans en Argentina. Impulsó la ley de cupo laboral trans en la provincia de Buenos Aires y formó parte de organizaciones contra la discriminación LGBTIQ a nivel nacional e internacional. En 2015 fue asesinada en lo que se considera un crimen de odio por su identidad sexual. La sentencia del juicio se conocerá hoy y puede convertirse en la primera vez que la justicia determine un caso de travesticidio.



El nombre de Diana Sacayán es sinónimo de lucha y de orgullo. Su historia se convirtió en bandera de los derechos de la comunidad LGBTIQ por las conquistas alcanzadas gracias al incansable impulso de cada una de sus batallas. Diana nació el 31 de diciembre de 1975 en Tucumán y fue criada en la localidad bonaerense de Laferrere junto a sus 15 hermanos y hermanas. Asumió su identidad travesti a los 17 años de edad, en un contexto de persecución policial en la provincia de Buenos Aires, que la llevó a ser detenida en varias oportunidades solo por el hecho de ser travesti.

El nombre de Diana Sacayán es sinónimo de lucha y de orgullo. Su historia se convirtió en bandera de los derechos de la comunidad LGBTIQ por las conquistas alcanzadas gracias al incansable impulso de cada una de sus batallas.

Las situaciones que tuvo que enfrentar en su juventud la llevaron a crear el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L) en el año 2001, una organización no gubernamental de lucha contra la discriminación a la comunidad LGBTIQ. Desde esa organización logró intervenir en políticas públicas a favor de la inclusión de las minorías, articulando sus necesidades con las del Estado. También fue integrante del Programa de Diversidad Sexual del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y fue elegida Secretaria Trans Alterna del Consejo de ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex).



Con su militancia impulsó la ley de cupo laboral trans en la provincia de Buenos Aires, única a nivel mundial, que se impone frente a una de las mayores barreras de la comunidad trans: el prejuicio a la hora de conseguir un empleo digno. También militó las leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género, consiguiendo un DNI que refleja su verdadera identidad en 2012. Participó a su vez como colaboradora del suplemento Soy de Página/12 y fue parte esencial de “El Teje”, el primer periódico travesti de Latinoamérica.

Con su militancia impulsó la ley de cupo laboral trans en la provincia de Buenos Aires, única a nivel mundial, que se impone frente a una de las mayores barreras de la comunidad trans: el prejuicio a la hora de conseguir un empleo digno.

Diana Sacayán fue asesinada de 27 puñaladas en su departamento de Flores en octubre de 2015. Su violenta muerte fue recibida con tristeza y consternación por el colectivo de derechos humanos, pero logró convertirse inmediatamente en motivo de lucha: por primera vez en la historia fue utilizada la figura de “travesticidio” para juzgar a su asesino, planteando como agravante haber “sido ejecutado mediando violencia de género, por odio a la identidad de género y con alevosía”. El juicio comenzó el 12 de marzo de 2018 y hoy se conocerá la sentencia final. Diana Sacayán, a pesar de su injusto final, sigue impulsando el cambio hacia una sociedad más justa.



También te puede interesar:

Justicia por el travesticidio de Diana Sacayán
Entrevista a Joe Lemonge: “Se intenta que regresemos al clóset al que nunca más vamos a volver”
Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia: la resistencia como decisión política

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR