El G20 y el FMI desembarcaron en Argentina

por Lucía De Dominicis

La cumbre del G20 llegó a la Argentina y entre hoy y mañana se desarrollará la primera ronda de reuniones entre ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales de las principales potencias mundiales en la Ciudad de Buenos Aires. También llegó al país la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien se reunió con el presidente Mauricio Macri y elogió “el gradualismo de sus medidas económicas”.



Luego de haber sido sede de la última Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Argentina vuelve a ser el centro geográfico del debate sobre el rumbo de las políticas económicas internacionales. Durante los próximos dos días se reunirán en la ciudad de Buenos Aires los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales de los países miembros del G20 con el fin de definir los puntos en común entre las potencias y los temas a ser tratados en los próximos encuentros.

Durante los próximos dos días se reunirán en la ciudad de Buenos Aires los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales de los países miembros del G20 para delinear un comunicado oficial que estipule los puntos en común entre las potencias y los temas a ser tratados en los próximos encuentros.

En el marco de esta reunión también visita el país la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, quien fue recibida el  viernes pasado por el presidente de la Nación, Mauricio Macri. En esta reunión Lagarde felicitó al gobierno por sus medidas para reducir el déficit fiscal y elogió el gradualismo de su aplicación. En una conferencia de prensa previa había afirmado que su visita no se relacionaba con la negociación de un préstamo para la Argentina por parte del FMI.


G20

Macri recibió a la directora del FMI


La visión del FMI se opone a las medidas proteccionistas y de cierre de fronteras que están tomando algunos países centrales, como es el caso de Estados Unidos con el gobierno de Donald Trump. Uno de los temores frente a la visita de Lagarde es el posible retorno al endeudamiento con el FMI, ya que el organismo ofrece tasas más convenientes, pero condiciona las economías de los países con quienes negocia para alinearlas a su doctrina. El contenido de la reunión entre Lagarde, Macri y el ministro de Finanzas, Nicolás Dujovne, no fue difundido públicamente.

Uno de los temores frente a la visita de Lagarde es el posible retorno al endeudamiento con el FMI, ya que el organismo ofrece tasas más rentables para sus préstamos, pero condiciona las economías de los países con quienes negocia para alinearlas a su doctrina.

El desarrollo de las reuniones del G20 en Argentina también dio pie a que los funcionarios del gobierno hablen sobre las políticas económicas nacionales y las comparen con las de otros países participantes. Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central argentino, dijo en una entrevista con La Nación que “tenemos un nivel de deuda bajísimo” y el endeudamiento externo no preocupa al gobierno nacional. Sin embargo, según el Observatorio de la Deuda Externa Argentina emitió un total de US$132.969 en los dos años de gobierno de Mauricio Macri, posicionándolo como el país que más emitió deuda soberana en el período 2016-2018 según la agencia especializada Bloomberg.



La inflación continúa siendo un problema para la economía nacional que impacta en la población pero no en el discurso de los visitantes internacionales, quienes parecen priorizar las decisiones favorables a las corporaciones. Según el último informe del Indec la inflación alcanzó un 4,2% en los primeros dos meses del año, lo cual hace difícil creer que vaya a respetarse la meta de inflación del 15% anual e incluso que la inflación pueda ser menor a las cifras de 2017, como planteó el gobierno nacional. Las metas de inflación no son solo un número, ya que son tomadas como parámetro para negociar los aumentos salariales.

La inflación continúa siendo un problema para la economía nacional que impacta en la población pero no en el discurso de los visitantes internacionales, quienes parecen priorizar las decisiones favorables a las corporaciones.

Sturzenegger, al igual que Marcos Peña lo había hecho la semana anterior frente al Congreso de la Nación, le quitó importancia a las empresas offshore de los funcionarios y amigos del poder. Aunque en reuniones anteriores los países miembros del G20 se habían manifestado en contra de los paraísos fiscales, el Jefe de Gabinete Marcos Peña se encargó de aclarar que no constituyen un acto de corrupción. Uno de los debates centrales con respecto al lavado de dinero en esta reunión se centrará en el uso de las criptomonedas y su impacto en el sistema económico internacional.



También te puede interesar:

Marcos Peña en el Congreso: inflación, corrupción y una grieta que no cierra
¿Qué se debatió en la cumbre de la OMC?
Macri y la demagogia del ajuste

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR