Un besazo tortazo para terminar con el patriarcado

por Redacción La Primera Piedra

En el día de ayer, una pareja de mujeres estaba besándose en la estación de Constitución, cuando fueron interceptadas por la policía, y una de ellas fue golpeada y detenida. Bajo el argumento de que se encontraba fumando un cigarrillo en un sector no autorizado las fuerzas de seguridad buscaron encubrir un acto de violencia lesbofóbica. A través de la viralización que se logró mediante redes sociales, se logró la libertad de la detenida. Sin embargo, como ha pasado en este último año, los agentes estatales reprimen a las disidencias sexuales que no respetan la moral y las normas sociales patriarcales.



Ayer, Mariana Solange Gómez estaba junto a su esposa Rocio Girat en la estación Constitución, en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras que se besaban y fumaban un cigarrillo, fueron interceptadas por la policía. Un agente se acercó y las increpó diciendo que no se podía fumar en el lugar. Gómez le respondió que era un espacio público y al aire libre y la respuesta que recibió de la fuerza fueron golpes mientras la detenía: “La agarró del cuello violentamente y le lastimó un tobillo”, manifestaron desde la Coordinadora contra la Represión Institucional y Policial (CORREPI).

Luego, la retuvieron tres horas con las esposas apretadas hasta que llegó el patrullero, la llevaron al SAME y después a la Superintendencia de subtes de la Línea E, estación Boedo, donde se encuentra una delegación de la Policía de la Ciudad.  A través de la viralización que se logró mediante redes sociales, se logró el acompañamiento de distintas organizaciones, el apoyo de las personas que se acercaron al lugar y la libertad de la detenida, aunque fue acusada de “resistencia a la autoridad y desacato”.

“Sabemos que no fueron detenidas por fumar en un sector no autorizado, las detuvieron por ser lesbianas”, sentenciaron desde CORREPI. Para repudiar este hecho y la represión policial ejercida a mujeres que solo se estaban besando, se convoca a un “BESAZO TORTAZO” para este viernes 6 de octubre a las 18 horas, en el lugar donde se cometió el acto de violencia policial: la Estación Constitución del subte Línea C.



Cuerpos disidentes del patriarcado

Este hecho, con variaciones, se repite en este último año con bastantes coincidencias. En varios sucesos del 2017, los agentes estatales y las policías locales se acercaron a reprimir las situaciones que “no respetan la moral”. Así se han presentado frente a una madre que estaba amamantando a su hijo en San Isidro o, también, se han acercado 20 policías a un grupo de chicas que hacían topless en las playas de Necochea. Además, varios escenarios se repiten en bares de las grandes ciudades como Córdoba, Mar del Plata y Buenos Aires que echan a parejas del lugar por su preferencia sexual.

Todas las disidencias sexuales, los cuerpos y la sexualidad de mujeres que no son para el consumo o deseo masculino buscan ser eliminadas. En este sentido, los agentes estatales se encuentran dispuestos a reprimir todo aquello que violente las normas sociales (y sagradas) del patriarcado, imponiendo qué cuerpos pueden mostrarse o besarse y cuáles no, y evaluando la “moral” desde un parámetro machista y heterenormativo.



También te puede interesar:
“Exhibicionismo es que un tipo te acose y te muestre la pija en la calle”
‘TORTAZO’ en la Biela

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 Comentarios

#PresaPorBesar: un nuevo besazo contra el patriarcado 5 febrero, 2018 - 16:36

[…] (Leer nota: Un besazo tortazo para terminar con el patriarcado) […]

Responder
Presa por besar: continúa la persecución contra Mariana Gómez 23 abril, 2018 - 00:06

[…] (Leer nota relacionada: Un besazo tortazo para terminar con el patriarcado) […]

Responder

Dejá tu comentario