Entrevista a Tabaré Cardozo: “El arte siempre persigue la utopía”

por Laura Gómez

El cantautor y compositor uruguayo Tabaré Cardozo, (director de la reconocida murga Agarrate Catalina), vuelve a la Argentina para presentarse con su quinteto de siempre, pero en un formato acústico algo más desenchufado. La Primera Piedra pudo charlar con el músico días antes de su llegada al país: Tabaré habló sobre esta propuesta y sobre las expectativas que le genera reencontrarse con el público argentino. Además, contó que está atravesando una fase creativa en la preparación de un nuevo disco y describió cuál es su relación con las organizaciones de derechos humanos en las dos orillas. Leé la entrevista para enterarte de los detalles de su próxima presentación.



— «La horca tiene su cordel y hasta que sueñes prohibirán» ¿Qué te dicen esos versos hoy? ¿Cuál es tu vínculo actual con la música popular uruguaya?
— Esos versos pertenecen a una canción que se llama “Filadelfia Real”, con música de Héctor Numa Moraes y letra de Washington Benavides. Ellos son dos grandes referentes de la música en nuestro país. Washington, por ejemplo, es un maestro y no en un sentido figurado: a sus 90 años sigue dando clases en la universidad. Son nuestros grandes poetas; las canciones de Benavides fueron interpretadas por artistas de la talla de Alfredo Zitarrosa, Daniel Viglieti o Eduardo Darnauchans.

— ¿Y qué creés que dice esa canción de nosotros, del hoy, del presente?
— “Filadelfia real” es una canción que habla de la utopía. Y eso siempre se puede leer en clave política o desde un costado más bien filosófico, que es la parte que a mí, como artista, me interesa más. Porque el arte siempre persigue la utopía, pero es algo que nunca se alcanza, ¿no?

El público argentino nunca deja de sorprenderme

— En Malandra, tu último disco, hay un claro registro narrativo. Uno puede escucharlo casi como si fuese un compendio de relatos, ¿coincidís? ¿Cómo lo trabajaste?
— Sí, es lo que trato de hacer en todos mis discos y no sólo con Malandra. Suelo pensar mis canciones como si fuesen cuentos, y siempre aparecen personajes que son inventados, ficticios o que pertenecen a la vida real. Lo mismo pasa con mis canciones autobiográficas: a veces cuento cosas que verdaderamente me pasaron a mí, pero no como algo anecdótico, sino para poder establecer cierta empatía y hablar de algo que, me imagino, también le pasa al que lo escucha.

Pablo de Santis LSF

— Con respecto a eso, ¿cómo imaginás que es el hombre o la mujer que compra un disco tuyo o que va a verte a un recital?
— Creo que si escuchan mis canciones o van a mis recitales es porque deben estar en la misma frecuencia que yo y, de alguna manera, en una sintonía emocional parecida. Imagino que conectaron con algunas de las cosas que fui desplegando a lo largo de mi trayectoria y en toda mi obra. Por eso trato de ser muy cuidadoso en cada una de las presentaciones. Los recitales son los espacios de encuentro entre el artista y su público, y si alguien se tomó la molestia de viajar en auto o tomarse un subte hasta el teatro para escucharme cantar, tengo que ser muy respetuoso de ese espacio. Me gusta pensar que esa persona dedicó dos horas de su vida para escuchar mis canciones, y eso siempre es una responsabilidad.


Tabaré 03


— Imagino que en la vida de un artista siempre está presente el momento creativo. ¿Cómo es esa etapa en donde te surgen las ideas y cuál es el estado actual de tu obra?
— Bueno, ahora justamente estoy en esa etapa creativa porque estoy grabando un nuevo disco. El tema es que ya debería haber cerrado esa fase para pasar a la grabación y la mezcla, pero se me siguen ocurriendo temas nuevos entonces voy agregándolos a lo que ya tengo, así que probablemente este sea un disco doble.

Es muy lindo tener esta ciudadanía artística

— Es una buena noticia entonces. Pero la banda y los sonidistas deben volverse un poco locos, ¿no?

— Sí, por suerte tengo una barra que me banca y me sigue la cabeza, porque es algo que me pasa a mí y también tengo que darle espacio, ¿viste?

— Seguro. Y considerando esta nueva fase creativa, ¿cómo es tu rutina actualmente? ¿Cómo es un día en la vida de Tabaré Cardozo?
— Y, mirá, por empezar estos no son días muy normales para mí porque se superpone todo. Ahora, por ejemplo, al mismo tiempo que grabo y compongo estoy haciendo una especie de rueda de prensa con los periodistas antes de estas fechas en Argentina, y como estoy en otro país tengo que hacerlo telefónicamente. Así que estuve toda la mañana haciendo notas.

— ¡Pobre! Te debemos estar exprimiendo, ya no debes querer saber más nada con nosotros…
— No, al contrario. A mí me gusta mucho hacer notas porque, además de ser una instancia de comunicación que necesito porque no tengo Facebook ni Twitter, me sirve mucho para conocerme a mí mismo, para reflexionar sobre lo que hago, para pensar en cosas nuevas o para cambiar otras que quizás no estaban del todo bien. A veces me preguntan cosas que nunca me hubiese imaginado y que no podría haber pensado de otra manera, y eso me obliga a encontrar una respuesta. Son instancias que me enriquecen. Claro que sería bueno separar los distintos momentos y dedicarse sólo a crear, o a grabar, o a difundir, o a tocar. Pero no siempre sale de esa manera.


Tabaré 01


— Bueno, hay muchos artistas que hacen una especie de retiro para poder encarar mejor ese momento creativo, ¿no?
— Es verdad. Nosotros con mi hermano Yamandú hicimos algo parecido cuando nos pusimos a escribir el último espectáculo de Agarrate Catalina, Un día de julio. Nos fuimos a la playa para poder dedicarnos solamente a eso: escribir y componer. Es una buena estrategia pero, claro, no siempre se puede.

Los recitales son los espacios de encuentro entre el artista y su público, y si alguien se tomó la molestia de viajar en auto o tomarse un subte hasta el teatro para escucharme cantar, tengo que ser muy respetuoso de ese espacio

— Ya que mencionaste a tu hermano Yamandú, con él escribieron la canción “Soy” que habla sobre la identidad, y hace poco le cedieron los derechos a la Fundación Abuelas de Plaza de Mayo. ¿Cómo es tu relación con estas organizaciones de derechos humanos?
— Por todo lo que se vivió en nuestro país Tabaré 04durante la última dictadura militar, y también a partir de nuestra propia historia familiar [el padre de Tabaré fue uno de los presos políticos en Uruguay durante los años ´70, por su rol comunitario al frente de la Iglesia Metodista], nosotros siempre tratamos de estar lo más cerca posible de todas las organizaciones de derechos humanos pero, al mismo tiempo, también intentamos posicionarnos lo más lejos posible de la política partidaria. Pero por supuesto que estamos en contacto con este tipo de organizaciones, y no sólo en Argentina sino también en Uruguay, donde solemos participar de la Marcha del Silencio por ejemplo.

— Esta vez vas a presentarte en formato acústico, con la banda de siempre pero sin el multitudinario coro de murga que suele acompañarte. ¿Cómo va a ser eso?
— Sí, esta propuesta es con la misma banda de siempre, pero en un formato acústico mucho más desenchufado. Voy a ir con un coro de tres personas y no con la barra más numerosa que siempre me acompaña. La gran diferencia con otras presentaciones es que voy a hacer temas del disco nuevo, pero también otros más viejos que no suelo tocar, y además va a haber un espacio para la presentación de cada tema en un formato más íntimo. Las últimas veces no pude hacer esto porque eran salas con gente de pie, entonces no había mucho espacio para la tertulia. Esta vez sí. Además van a participar mis hermanos y con ellos vamos a interpretar esa canción de la que estuvimos hablando: “Soy”.

A mí me gusta mucho hacer notas porque me sirve mucho para conocerme a mí mismo, para reflexionar sobre lo que hago, para pensar en cosas nuevas o para cambiar otras que quizás no estaban del todo bien

— ¿Y qué expectativas tenés para estas tres fechas? ¿Cómo es tu relación con el público argentino?
— El público argentino nunca deja de sorprenderme. Está buenísimo el ida y vuelta: siempre estoy con un pie acá y un pie allá, y me siento muy bien recibido. Es muy lindo tener esta ciudadanía artística: por un lado somos un poco argentinos y, al mismo tiempo, tenemos el privilegio de sentirnos extranjeros cuando nos reciben con la alfombra roja; una alfombra que no tiene nada que ver con el glamour, sino con la hospitalidad.



FECHAS DE SUS PRESENTACIONES EN ARGENTINA:
  • JUEVES 6 DE JULIO (21 hs): NICETO CLUB [Niceto Vega 5510, Palermo] – Entradas en boletería o Ticketek
  • VIERNES 7 DE JULIO (21 hs): TEATRO BAR [Calle 43°632 E/ 7 Y 8, La Plata] – Entradas en boletería o Génesis Discos
  • SÁBADO 8 DE JULIO (20 hs): AUDITORIO OESTE [Av. Rivadavia 17.230, Haedo] – Entradas en boletería o Ticket Virtual

Notas relacionadas:
Entrevista a Tabaré Cardozo: canciones, solidaridad y cooperativismo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR