Reseñas Caprichosas – “Procesos técnicos” de Ariel Bermani: Diarios de escritura vía web y el infierno lúdico de ser escritor

por Gustavo Yuste

¿Por qué escribimos? ¿Para qué? ¿Sobre qué? ¿Cuál es la frontera que divide la vida personal con la literatura, si es que existe esa frontera? Esas y muchas otras preguntas son las que componen el libro Procesos técnicos (Paisanita Editora, 2016) de Ariel Bermani. Con un estilo fresco, directo y breve, esta especie de diario de escritor tiene la particularidad de estar compuesto por estados de Facebook que el autor recolectó durante cinco años. ¿Cómo juega Bermani con la literatura? Enterate a continuación.


Sobre el autor

Bermani perfil

Foto: Gabriela Luzzi

Ariel Bermani nació en el Gran Buenos Aires, en 1967.  Desde hace varios años coordina talleres de lectura y escritura. Publicó cuentos, artículos y poemas en numerosas revistas y participó de distintas antologías de cuentos. Es autor de seis novelas: Leer y escribir (Interzona, 2006), Veneno (Emecé, 2006), El amor es la más barata de las religiones (Hum, 2009), Quedarme acá (Eloísa Cartonera, 2014), Furgón (Paisanita Editora, 2014) y Agua (Zona Borde, 2015). También publicó el libro de cuentos Ciertas chicas (Editorial Conejos, 2011) y un libro de crónicas Inoci wa takara – La vida es un tesoro (Postales japonesas, 2010). Recibió el premio Emecé en 2006 y la segunda mención en el premio Clarín en 2003 y parte de su obra fue traducida al hebreo y francés. Es parte de la editorial Conejos.

(Leer nota relacionada: Editoriales Independientes #7 – Conejos: “Lo que puede ser una queja al mismo tiempo es un beneficio”)


Diarios de escritura vía web y el infierno lúdico de ser escritor

Los diarios de escritura parecen volver a retomar fuerza dentro de la corriente literaria actual. Sin embargo, el caso de Procesos técnicos (Paisanita Editora, 2016) de Ariel Bermani propone una variable más que particular a tener en cuenta: ¿es acaso Facebook el nuevo lugar donde los autores se permiten reflexionar sobre la escritura en general y su propia obra en particular? Bermani con este libro pareciera responder que sí.

La escritura no termina cuando se escribe o teclea el último punto en la hoja, es un estado permanente de vida que puede llevar a una reflexión continua sobre la literatura. ¿Cómo?, ¿qué?, ¿para qué? Todas son preguntas que desfilan en la cabeza del escritor al mismo tiempo que puede realizar otras tareas: desde empleos que nada tienen que ver con escribir hasta quehaceres domésticos, la literatura siempre permite una nueva pregunta. Procesos técnicos es un claro ejemplo de ello, solo que el autor decidió hacerlo público por vía doble: primero en la red social Facebook y luego, para comodidad y placer de los lectores, recolectándolos en formato libro.

(Leer nota relacionada: Reseñas Caprichosas – “Diarios de la edad del pavo” de Fabián Casas: La juventud al poder)

Dentro de la sucesión de pequeños fragmentos que componen este diario de escritura vía web, se puede observar un fenómeno doble: cada hoja es independiente de la otra, cerrando su propio sentido; sin embargo, y al mismo tiempo, el libro parece haber sido escrito adrede, con un plan previo que garantiza la cohesión entre cada una de sus partes. Bermani demuestra en Procesos técnicos su versión personal del infierno lúdico que propone la escritura.

Bermani2Al decir “infierno lúdico” no se pretende ser tremendista ni efectista: ese es el sabor que deja Bermani en Procesos técnicos sobre el oficio de la escritura . Para el autor, dar vida a una historia de ficción puede atraer más complejidades que vivirla. Sobre todo si se tiene en cuenta que, muchas veces, los límites entre literatura y realidad son tan difusos que es muy fácil perderse.  Bermani propone la solución para ambas cosas: encontrar la voz y el ritmo propios, recortando a su vez hasta dejar lo indispensable.

Procesos técnicos de Ariel Bermani puede ser leído en distintas claves y eso es una de sus mayores riquezas. Para los seguidores de su obra, este libro acerca de manera privilegiada al universo literario de Bermani como si fueran unos diarios personales. Para los escritores que aún sienten que están dando sus primeros pasos, Procesos técnicos funciona como un libro de consejos y claves para no morir en el intento. Para los amantes de la literatura en general, este libro muestra el detrás de escena de la vida de un escritor, donde los sueños, la realidad y la ficción literaria conviven en un mismo ámbito, condimentadas muchas veces por citas de otros grandes autores.

“El ejercicio de la libertad absoluta. El puro placer. Avanzar, a la deriva, con rigor, con espontaneidad: sin plazos, sin prejuicios. Todo eso es escribir”, escribe Bermani sobre la literatura, pero pareciera que habla de su propio libro. Procesos técnicos, en definitiva, propone dos variantes: la libertad del lector a la hora de recorrer sus páginas o un tour turístico para conocer cómo el inferno lúdico de la escritura puede ser mejor que cualquier paraíso de confort.

(Leer nota relacionada: Editoriales Independientes #1 Paisanita Editora: “Todas las editoriales independientes hacen un trabajo que merece ser festejado”)


Mirá otras Reseñas Caprichosas acá


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR