Argentina abandona Telesur: En busca de un nuevo norte

por Lucía De Dominicis

El Ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, anunció que el Estado argentino abandonará la cadena televisiva Telesur. La señal multiestatal transmite libre y gratuitamente a todo el mundo desde el año 2005 y nació como un espacio mediático que busca respetar y defiender los intereses de los gobiernos latinoamericanos.

“Nuestro norte es el sur”. Bajo ese lema nació en el año 2005 la cadena de noticias Telesur, que se autodefine como “un espacio y una voz para la construcción de un nuevo orden comunicacional”. En sus inicios, el canal fue pensado por intelectuales de izquierda latinoamericanos, entre los que se encontraban el premio Nobel argentino Adolfo Perez Esquivel, el escritor Eduardo Galeano, el historiador Ignacio Ramonet y el cineasta Tristán Bauer, entre otros. La señal no contiene avisos publicitarios y subsiste gracias al aporte monetario de los países de la región. Actualmente, los países que apoyan a Telesur son Venezuela, Cuba, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y, hasta hace algunos días, también Argentina. Las transmisiones se realizan desde la ciudad de Caracas en Venezuela.

En sus inicios, el canal fue pensado por intelectuales de izquierda latinoamericanos, entre los que se encontraban el premio Nobel argentino Adolfo Perez Esquivel, el escritor Eduardo Galeano, el historiador Ignacio Ramonet y el cineasta Tristán Bauer, entre otros. La señal no contiene avisos publicitarios y subsiste gracias al aporte monetario de los países de la región.

El anuncio del ministro Lombardi

Según publicó el domingo el diario La Nación, el Ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, junto con el Secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco, decidieron quitar al país de la lista de países que apoyan a la cadena Telesur y ya habrían presentado los papeles para iniciar el desprendimiento de las acciones. “Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad” afirmó Lombardi, quien ya desde su asunción en lo que llamaba el “ex ministerio del relato” había informado que revisaría la situación de nuestro país con Telesur.

Según publicó el domingo el diario La Nación, el Ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, junto con el Secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco, decidieron quitar al país de la lista de países que apoyan a la cadena Telesur y ya habrían presentado los papeles para iniciar el desprendimiento de las acciones.

Además, el ministro Lombardi confirmó a diferentes medios durante la mañana de ayer que la señal televisiva de Telesur desaparecerá de la grilla de la Televisión Digital Abierta (TDA), a pesar de ser una de las 2 señales internacionales que ofrece la programación. Ya el 4 de Marzo había sido retirada del paquete básico de Cablevisión. La razón que dio Lombardi se basó en que, según sus dichos, los contenidos eran pautados desde Caracas, por lo que Argentina, por su minoría accionaria, no era capaz de tomar decisiones sobre los contenidos periodísticos.

Hernan-Lombardi

La respuesta de Telesur

El día de ayer, Telesur publicó su respuesta en su portal digital de noticias. La nota titulada “No van a desaparecer la verdad, no van a desaparecer Telesur” dejó establecida la postura del canal frente a la decisión del gobierno argentino, y contradijo las afirmaciones del diario La Nación al plantear que “no hubo ninguna comunicación entre el ministro Lombardi y la Presidenta de nuestra cadena, por tanto no hubo ninguna discusión sobre temas editoriales o periodísticos”. A su vez, el medio se definió como “una fuente de información sin precedentes con más de 40 corresponsales en el mundo con la única tarea que más ha molestado a las grandes cadenas mediáticas de la oligarquía: contar lo que los otro medios no cuentan“.

El día de ayer, Telesur publicó su respuesta en su portal digital de noticias. La nota titulada “No van a desaparecer la verdad, no van a desaparecer Telesur” dejó establecida la postura del canal frente a la decisión del gobierno argentino, y contradijo las afirmaciones del diario La Nación al plantear que “no hubo ninguna comunicación entre el ministro Lombardi y la Presidenta de nuestra cadena, por tanto no hubo ninguna discusión sobre temas editoriales o periodísticos”.

Luego, el descargo publicado por Telesur contesta párrafo a párrafo las afirmaciones realizadas por el diario La Nación, ubicando a este como un “medio conservador” y recordando además su polémica editorial titulada “No más venganza”, que fue repudiado por sus trabajadores. La decisión del gobierno argentino, según la emisora, es “una apuesta a la censura en nombre de la pluralidad que pregonan”. El comunicado cierra anunciando que “nuestro equipo en Argentina seguirá trabajado y exigimos para ello las condiciones para el ejercicio libre del periodismo”.

telesur.jpg_1849413107

El ministro Lombardi tiene derecho a tomar decisiones en el ámbito de los medios públicos y eso no es materia de discusión. Pero, como ya había ocurrido con la derogación de la Ley de Medios, parece que cuando se encuentran restos mediáticos del gobierno kirchnerista, la solución es dejarlos de lado, en lugar de trabajar en conjunto para corregir sus errores y avanzar sobre lo ya hecho. No se esperó a tener una Ley de Medios alternativa para derogar la original. Tampoco se ofrece una opción diferente a quienes consumían Telesur como agencia de noticias internacional. El ministro deberá ahora responder a los planteos de Telesur y sostener o rectificar sus declaraciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR