Volvimos al mundo: deportados por pensar diferente

por Redacción La Primera Piedra

Durante los últimos días, el gobierno de Mauricio Macri se encontró en la mira de la prensa internacional ante la decisión de revocar la acreditación a la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio al menos a 60 representantes de la sociedad civil. Esta medida sin precedentes fue ampliamente repudiada por varios países que se pronunciaron contra la grave falta a la democracia y el pluralismo. 



Ayer comenzó la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se extenderá en la Ciudad de Buenos Aires hasta el próximo miércoles. Previo al inicio del evento, Argentina estuvo en boca de la prensa internacional ante la polémica que generó el blindaje del gobierno encabezado por Mauricio Macri: se revocó la acreditación a la cumbre al menos a 60 representantes de la sociedad civil. Dos de los casos que más resonaron fueron los del noruego Petter Titland, presidente de la ONG Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana (Attac), y Sally Burch, periodista británica residente en Ecuador y directora de ejecutiva de la Agencia Latinoamericana de Información (ALAI).

Argentina estuvo en boca de la prensa internacional ante la polémica que generó el blindaje del gobierno encabezado por Mauricio Macri: se revocó la acreditación de la cumbre al menos a 60 representantes de la sociedad civil.

Petter Titland, enemigo declarado de las sociedades offshore, cuya organización logró repatriar millones de dólares fugados de Noruega a paraísos fiscales y reclama la transparencia del mercado internacional, fue detenido en el aeropuerto de Ezeiza y luego deportado a Brasil. La decisión generó fuertes críticas de la ONU y la Unión Europea. Según Página 12/, Titland se quejó ante la embajada noruega, cuyo reclamo al Palacio San Martín no fue atendido y, pese a tener abogado, no permitieron que un juez dictase si podía ingresar o no a la Argentina. El Ministerio de Relaciones Exteriores y de Culto, liderado por Jorge Faurie, justificó la medida aludiendo a la existencia de “explícitos llamamientos a manifestaciones de violencia a través de las redes sociales, expresando su vocación de generar esquemas de intimidación y caos”.


Foto: Misionescuatro


Luego del amplio repudio y de una protesta formal introducida por el gobierno noruego, Titland fue finalmente autorizado para ingresar a Argentina. “Creemos que el diálogo con la sociedad civil es una parte importante de la cooperación internacional también en la OMC. La decisión de Argentina es desafortunada y envía una señal equivocada”, comunicó a ABC News el asesor de comunicación del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega, Guri Solberg. Ante la polémica, el gobierno de Macri informó que revisarán individualmente los casos y que permitirá el acceso a las personas cuyos países den “garantía de su comportamiento”.

Luego del amplio repudio y de una protesta formal introducida por el gobierno noruego, Titland fue finalmente autorizado para ingresar a Argentina.

Por su parte, el activista añadió en varias declaraciones radiales: “Como dijimos en todos los canales de redes sociales y también en los medios de Noruega, no somos parte de las manifestaciones violentas y nosotros no soportamos la violencia como método de expresarse. Creo que esto muestra la seriedad o la falta de seriedad por parte de la inteligencia argentina. Para mí esto es una prueba de la democracia ahora en América Latina. Es una manera de mostrar para la sociedad internacional que la democracia en Argentina está amenazada“, añadió Titland.

La periodista británica Sally Burch, que iba a participar de actividades paralelas a la OMC, también estuvo demorada varias horas en el aeropuerto. A pesar de que la defensora pública del juzgado federal con jurisdicción en Ezeiza presentó un Habeas Corpus, fue finalmente trasladada de vuelta a Ecuador, bajo el argumento de infringir el artículo 35 de la Ley Migratoria. Le prohibieron la entrada por haber dicho que ingresaría como turista y por no haber contado con boleto de retorno a su destino de origen.


Foto: Captura/ Perfil


“Sabíamos que el rechazo era para cubrir el evento de la OMC pero no para realizar actividades paralelas al evento. Yo tenía comprado el pasaje y quise aprovecharlo. Llegué a migración y dije que iba a entrar como turista. Ahí me encontraron en una lista, comenzaron las preguntas, dije que también soy periodista y que iba a realizar actividades paralelas a la OMC en el país”, declaró Burch al programa “La vuelta de Zloto”, en Radio 10. “La razón por la que me mandan de regreso no es algo que yo haya dicho sino que quieren restringir la participación de voces críticas en la cumbre y las actividades paralelas a la cumbre. Pienso que es una actitud poco democrática del Gobierno”, agregó.

Burch tiene una postura abiertamente crítica haca la OMC. El pasado 23 de julio, Página 12/ publicó un de sus artículos, en los que habla del comercio electrónico como una nueva forma de colonización de los países en desarrollo, quienes de aceptar la apertura que plantea la OMC, cederán soberanía en numerosas áreas.

Lejos de aquel “perfil violento” con el que el gobierno y el equipo de seguridad de la OMC se excusaron, Sally Burch es una reconocida periodista a nivel regional e internacional. Reside en Ecuador hace veinte años y publica regularmente notas e investigaciones sobre el derecho a la información y los movimientos sociales. Burch tiene una postura abiertamente crítica haca la OMC. El pasado 23 de julio, Página 12/ publicó un de sus artículos, en los que habla del comercio electrónico (uno de los temas principales la cumbre ministerial) como una nueva forma de colonización de los países en desarrollo, quienes de aceptar la apertura que plantea la OMC, cederán soberanía en numerosas áreas.

En la nota publicada, Burch destaca: “el problema radica justamente en el hecho de que el comercio electrónico es controlado en un alto porcentaje por un puñado de empresas transnacionales (principalmente 4 ó 5 de Silicon Valley, Estados Unidos), y son estas empresas las que están empujando para que se establezcan reglas vinculantes en la OMC que les favorezcan y les permitan aumentar aún más su control monopólico del mercado”.


Foto: El Intransigente


Según explica Página/12, cuando desde el gobierno se denegaron permisos de acreditación para los activistas locales e internacionales, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) hizo un pedido formal para entender cómo fue que se obtuvo la información a partir de la cual se los consideró peligrosos y se les revocó el acceso, ya que la Ley de inteligencia prohíbe juntar datos políticos de las personas. El organismo también presentó un Habeas Data para quienes forman parte de aquella lista negra, con el objetivo de que el Estado informe los datos que tienen de cada persona. El CELS no sólo no obtuvo respuesta a ninguno de los dos pedidos, sino que su pedido de Hábeas Corpus fue rechazado. El recurso había sido introducido para que la decisión sobre el acceso de periodistas y activistas radicara en la Justicia Federal y no en Migraciones.

Luego de una campaña presidencial basada en eslóganes que prometían “volver al mundo” y terminar con la amenaza inexistente de que Argentina se convertiría en Venezuela, el gobierno de Mauricio Macri sigue sumando puntos que efectivamente colocan al país en primera plana de la prensa internacional.

Luego de una campaña presidencial basada en eslóganes que prometían “volver al mundo” y terminar con la amenaza inexistente de que Argentina se convertiría en Venezuela, el gobierno de Mauricio Macri sigue sumando puntos que efectivamente colocan al país en la primera plana de la prensa internacional. A las violaciones a los derechos humanos ampliamente repudiadas por organismos internacionales como la detención arbitaria Milagro Sala y el caso de Santiago Maldonado, se agrega ahora un nuevo atropello a la libertad de expresión y al pluralismo que generó fricciones diplomáticas sin precedentes sobre la base de argumentos falsos.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 Comentarios

¿Qué se está debatiendo en la conferencia de la OMC? - La Primera Piedra 12 diciembre, 2017 - 12:47

[…] de Malena Saito: las… “El mejor equipo de los últimos 50 años”:… Volvimos al mundo: deportados por pensar diferente Reseñas Caprichosas – “Al mar” de Miguel Briante:… 10 promesas incumplidas […]

Responder
Campaña antiargentina: la lógica para negar las denuncias internacionales - La Primera Piedra 29 diciembre, 2017 - 00:05

[…] (Leer nota relacionada: Volvimos al mundo: deportados por pensar diferente) […]

Responder

Dejá tu comentario