Felices fiestas: más despidos en el Estado

por Lucía De Dominicis

El año 2017 se cerrará con una aceleración del plan de despidos en el Estado. Tras la ola de despidos y cesantías desatada en el año 2015 luego de la asunción de Mauricio Macri como presidente, en los últimos días se confirmaron 70 despidos en el Ministerio de Defensa, 10 en el Ministerio de Modernización y más de 100 en las sedes de Fabricaciones Militares alrededor del país. Denuncian el desmantelamiento de la dirección encargada de recopilar información para los juicios de lesa humanidad.



El triunfo electoral de octubre y la falta de oposición de los sindicatos a las reformas laborales y previsionales impulsadas por el oficialismo le dan al gobierno el marco necesario para promover un nuevo plan de “modernización del Estado”. Mauricio Macri afirmó desde los comienzos de su gobierno que veía al Estado “al servicio de la militancia”, que era necesario sacar a los “ñoquis” y dejar de “armar kioskos para los amigos”. En esta línea se produjeron más de 15.000 despidos en el Estado entre diciembre de 2015 y diciembre 2016 en diferentes ministerios y secretarías. Sin embargo, según informa La Nación la estructura del Estado en lugar de reducirse se ha incrementado en un 25% gracias a la creación de nuevas unidades administrativas.

El triunfo electoral de Octubre y la falta de oposición de los sindicatos a las reformas laborales y previsionales impulsadas por el oficialismo le dan al gobierno el marco necesario para promover un nuevo plan de “modernización del Estado”

En los últimos días se han confirmado nuevos despidos que retoman este plan de reforma del trabajo estatal. El Ministerio de Defensa, a cargo del nuevo ministro Oscar Aguad, despidió a 70 trabajadores de las áreas de Dirección de Inmuebles, Coordinación General, de la sede central de Fabricaciones Militares y de la Dirección de Derechos Humanos y Derechos Internacional Humanitaria. Esta última sección es la encargada de documentar, clasificar y sistematizar todos los archivos de las fuerzas militares de la última dictadura para su utilización en los juicios contra los genocidas. El área fue creada en el año 2010 y contaba con 35 empleados, de los cuales 10 fueron despedidos la semana anterior.


Mauricio Macri y Oscar Aguad


Según un comunicado firmado por Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S. Capital, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) “esto significa el desmantelamiento de un área destinada a sostener las políticas de memoria de esa cartera”. Los trabajadores despedidos eran investigadores, digitalizadores y archivistas dedicados a la recopilación de información necesaria para llevar a cabo los juicios de lesa humanidad.

El Ministerio de Defensa, a cargo del nuevo ministro Oscar Aguad, despidió a 70 trabajadores de las áreas de Dirección de Inmuebles, Coordinación General, de la sede central de Fabricaciones Militares y de la Dirección de Derechos Humanos y Derechos Internacional Humanitaria.

Además de los despidos dentro del Ministerio de Defensa, la cartera de Oscar Aguad avanzó con despidos en las dependencias de Fabricaciones Militares en las provincias de Santa Fe y Córdoba. A mediados de este mes se confirmaron 60 despidos en las fábricas de Villa María y Río Tercero (Córdoba), donde los empleados fueron informados al presentarse a sus puestos de trabajo que sus contratos no se renovarían.

El viernes se confirmaron 35 despidos más en la fábrica de Fray Luis Beltrán en la provincia de Santa Fe, donde se utilizó el mismo sistema para comunicar las desvinculaciones. En todo el país hay un total de 2050 trabajadores en Fabricaciones Militares, de los cuales 1634 están en calidad de contratados, por lo que es más fácil para el gobierno ajustar sobre ese sector.




A estos casos se suman otros despidos en el Estado, como lo ocurrido en el Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) donde hubo 115 trabajadores despedidos (algunos con más de 20 años de antigüedad) y en el Ministerio de Modernización, donde hubo 10 trabajadores despedidos en el último mes, con amenazas de despedir a otros 150 antes de fin de año. Un contexto de vulnerabilidad laboral promueve el trabajo precarizado y en tiempos de reformas laborales que apuntan a la flexibilización de los contratos, parece ser un sistema a medida del bolsillo de los empresarios.



También te puede interesar:

Mauricio Macri y su peor semana de gobierno
5 puntos para entender la reforma tributaria
Cacerolazos contra la reforma previsional: el pueblo toma la calle

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR