160 despidos en TDA: televisión en señal de ajuste

por Lucía De Dominicis

Durante la tarde de ayer se confirmaron 160 despidos en TDA, el servicio de Televisión Digital Abierta que desde el año 2010 genera contenido para la red de televisión satelital. El Ministro de Cultura, Hernán Lombardi, afirmó que el servicio continuará vigente, pero los trabajadores despedidos denuncian que se realizará una completa tercerización de los contenidos a través de productoras privadas. Hace sólo 6 días el Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) aprobó la fusión entre Telecom y el Grupo Clarín, planteando nuevas reglas de juego para el escenario mediático.



“Hoy nos avisaron que en 3 días, nos rajan. Que el 1° cierra la TDA. Que no habrá más BACUA, contenidos, señales, producciones ni servicios audiovisuales bajo esa estructura. Que la plata que se invirtió ahí, va a la basura. Que 160 familias, quedamos sin trabajo” publicó Melina Martínez, una de las trabajadoras despedidas de TDA a través de su cuenta de Facebook. Sus palabras fueron replicadas 17.502 veces dentro de la red social, pero el eco no ayudó a modificar una decisión tomada: la Televisión Digital Abierta dejará de producir sus propios contenidos, generando 160 nuevos despidos en el Estado, entre camarógrafos, guionistas, periodistas y editores.

La Televisión Digital Abierta dejará de producir sus propios contenidos, generando 160 nuevos despidos en el Estado, entre camarógrafos, guionistas, periodistas y editores.

La noticia se conoció en la tarde de ayer, cuando los trabajadores despedidos dieron a conocer la información públicamente y se reunieron en el hall del Centro Cultural Kirchner para exigir una respuesta por parte del Ministro de Cultura, Hernán Lombardi. Todos los trabajadores, incluso aquellos con 7 años de antigüedad, estaban empleados a través de contratos que se renovaban anualmente, una práctica muy promovida en el Estado para facilitar el recorte cuando sea necesario. En este contexto, a los trabajadores despedidos no les corresponde una indemnización por los años trabajados, simplemente un aviso con 3 días de anticipación de que el Estado ya no requerirá de sus servicios.



Frente a los rumores del cierre definitivo de la Televisión Digital Abierta, el ministro Lombardi garantizó a través de su cuenta de Twitter que el sistema de TDA seguirá funcionando normalmente. “Este sistema continuará funcionando normalmente y lo seguirá haciendo en sintonía con la modernización tecnológica en la distribución y acceso a la información”, afirmó.

Más allá de la continuidad del servicio, los contenidos serán profundamente afectados, ya que dejarán de ser producidos por el Estado para ser tercerizados a través de productoras privadas. Lombardi definió al equipo de producción como una “costosa estructura de recursos humanos y técnicos para la producción, posproducción, archivo y emisión de contenido audiovisual”, que no estarían en sintonía con sus “políticas tendientes a optimizar los recursos existentes, a integrar capacidades y a diseñar medios y contenidos con visión de futuro”.



Luego de ocho horas de acampe pacífico en el CCK, los trabajadores se retiraron con la promesa de que hoy recibirían una propuesta por parte de Lombardi. La medida se enmarca en una política de medios públicos que promovió los retiros voluntarios en las señales Encuentro, Paka Paka y DeporTV y que busca reducir los costos de la producción televisiva nacional. Según Página 12, 100 trabajadores de los 240 que hacen funcionar estas emisoras ya firmaron su retiro voluntario en los últimos días por la incertidumbre sobre el futuro de las señales.

Más allá de la continuidad del servicio, los contenidos serán profundamente afectados, ya que dejarán de ser producidos por el Estado para ser tercerizados a través de productoras privadas.

Al mismo tiempo, hace solo 6 días el Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) aprobó la fusión de Telecom y Grupo Clarín, generando el grupo mediático más grande del país. Las señales de cable privadas, como Cablevisión, se ven beneficiadas del deterioro de los contenidos públicos para evitar que sus abonados opten por el servicio de televisión gratuita, que antes garantizaba el acceso al fútbol y a contenidos culturales de alta calidad. La excelencia en la generación de contenidos fue alcanzada gracias al trabajo de un equipo empleado a tiempo completo en esa tarea, no a través de contratos esporádicos con diferentes productoras. Los despidos en TDA dejan en claro las prioridades del gobierno a la hora del ajuste.



También te puede interesar:

Las 10 fotos de 2017: un año de descontento en Argentina
Felices fiestas: más despidos en el Estado
Reprimidos por comunicar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR